La diferencia entre el TOC y el TOCP

La diferencia entre el TOC y el TOCPEl conocido TOC  (trastorno obsesivo compulsivo) es una patología bastante común, la cual forma parte de los trastornos de ansiedad. Se caracteriza por las obsesiones y las compulsiones. Las obsesiones toman la forma de pensamientos, imágenes o impulsos que se sienten ajenos a la persona, que inundan la mente y son experimentados como desagradables e incoherentes.  Las compulsiones, por su parte, se tratan de conductas repetitivas, estereotipadas. La persona siente que tiene llevar a cabo esa compulsión, a veces intenta resistirse a ella, muchas veces simplemente las lleva a cabo. 

Dentro de las obsesiones más usuales que encontramos en las personas con TOC vemos el temor a contaminarse, miedo a dañar a otros, ideas cargadas de agresividad y sexualidad, religiosidad exagerada, miedo a que algo malo ocurra en su familia.

Entre las compulsiones encontramos lavarse las manos repetidas veces, hacer una acción una y otra vez hasta que se pueda realizar de la manera correcta (de acuerdo a sus parámetros), asegurarse de que la puerta esté bien cerrada, tocar cosas, ordenar, acumular objetos, rezar intensamente.

Dentro del TOC podemos diferenciar distintas manifestaciones.

1)       Verificadores: inspeccionan de manera exagerada intentando evitar catástrofes.

2)    Sexuales: tienen pensamientos sexuales recurrentes, que incluyen mayoritariamente un temor abrumador a ser homosexual.

3)       Lavadores y limpiadores: obsesionados con la contaminación y las maneras de evitarla.

4)       Repetidores: ejecutan acciones repetitivas.

5)       Acumuladores: coleccionan todo tipo de objetos y no pueden desprenderse de ellos.

6)   Obsesivos puros: experimentan pensamientos negativos de forma reiterada, éstos resultan incontrolables y bastante perturbadores.

7)   Ritualizadores mentales: apelan a pensamientos o imágenes repetitivas con el objeto de contrarrestar la ansiedad generada por ideas o imágenes que conforman las obsesiones.

8)    Ordenadores: las cosas tienen que estar ordenadas de una manera particular y de acuerdo a determinadas reglas rígidas.

El TOC puede comenzar en la infancia, de los siete a diez años de edad aproximadamente. El niño se avergüenza de sus compulsiones al percatarse de que carecen de lógica, pero no las puede evitar ya que considera que si no las lleva a cabo algo terrible sucederá.

Por su parte, el trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad (TOCP) es también frecuente, sobre todo en hombres. Sus aptitudes emocionales e interpersonales son pobres, evitan la intimidad por miedo a que los conozcan en realidad.

En algunos casos se comprobó que quienes padecen este trastorno vivieron con padres controladores, muy exigentes, sin demasiada empatía ni afecto, donde existían señales contradictorias de amor (“te golpeo, pero me duele más a mi que a ti”)

Son personas que casi continuamente están atentos y concentrados. Su autocontrol es distorsionado, ya que quieren controlar absolutamente todo, desde sus emociones y actitudes hasta las emociones de los demás. Se rigen por una estricta moral y lógica, reglas firmes que los hace ser inflexibles.

Amantes del perfeccionismo, necesitan tener una absoluta certeza en cada paso que dan y consideran que siempre hay una respuesta correcta para todo. Este tipo de creencias conlleva a que sean muy dubitativos, en busca de esa perfección inalcanzable muchas veces se ven estancados y no pueden hacer nada por temor a equivocarse. La perspectiva de llegar a ser imperfectos en el futuro genera ansiedad y angustia. Ya que el fracaso es considerado como el peor de los castigos, muchas situaciones vitales comunes serán vistas como verdaderas catástrofes.

Son excesivamente autocríticos, creen que si se censuran lo suficiente, si se sienten exageradamente culpables, lograran acercarse más a su ideal de perfección. Si son más indulgentes con ellos mismos, seguramente se están dando permiso para equivocarse y eso es imperdonable.

Tienen un pensamiento dicotómico, la tendencia a ver las cosas en términos de “todo o nada”/ “blanco o negro”.

Se preocupan desmedidamente por los detalles, las normas, la organización. El trabajo los absorbe desmedidamente, consideran que solamente valen la pena las experiencias productivas y no el ocio ni pasar tiempo con amigos, sino hay producción es tiempo perdido.

En algunas ocasiones les cuesta desprenderse de objetos inútiles, pueden llegar a ser acumuladores. Se niegan a delegar tareas, a menos que alguien siga al pie de la letra los procedimientos que ellos prolijamente ejecutan.

En cuanto al dinero son excesivamente cuidadosos, consideran que siempre tienen que tener ahorros ya que no saben qué puede suceder en un futuro y deben estar preparados.

Si biel el TOC y el TOCP  tienen elementos en común, lo más relevante a la hora de diagnosticarlos diferencialmente es que en el TOCP hay ausencia de obsesiones y compulsiones, aunque ambos trastornos pueden existir en una persona al mismo tiempo. 

El tratamiento recomendando para ambos casos es la terapia cognitivo conductual y en ciertas situaciones la medicación psiquiátrica.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Programa: El club de los Optimistas (para compartir)


Hola mis queridos lectores. Como ya saben comenzamos el programa el 15 de agosto, todos los miércoles a las 4 pm de Uruguay junto a Viviana García por www.montevideonight.com.uy

Y para quienes estén interesados en escuchar algunos audios aquí les dejo los links. Pueden suscribirse a mi canal en youtube para poder tener acceso a más material que iré subiendo.

Este es el programa donde hablamos sobre histeria femenina y masculina, así como también sobre el trastorno histriónico de la personalidad y los rasgos histéricos de la personalidad:

http://www.youtube.com/watch?v=UlxEKopVFu0

http://www.youtube.com/watch?v=0V7GWfa13jo&feature=plcp

http://www.youtube.com/watch?v=Fb7u3QCpVPg&feature=plcp

Esta es una entrevista que realizamos a Gabriel Moreno,  cuando hablamos de una de las 24 fortalezas de la Psicología Positiva, la creatividad: http://www.youtube.com/watch?v=OSwnss3nnSI&feature=plcp

El amor desde la Psicología Positiva: http://soundcloud.com/marpositiva/el-amor-desde-la-psico

Y por último amor y dependencia emocional: http://soundcloud.com/marpositiva/amor-y-dependencia-emocional

¡¡¡Que los disfruten!!

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Cultivando fortalezas en los niños

En el 2006 se realizó un estudio de la mano de Park y Peterson donde se trabajó con las fortalezas personales en niños de tres a nueveCultivando fortalezas en los niños años. Llegaron a la conclusión de que en los niños más pequeños el amor, el entusiasmo y la esperanza son las fortalezas que más utilizan, mientras que los más grandes demuestran sentir mucha gratitud. En todos los niños parece ser común encontrar bondad, creatividad y humor. En algunas ocasiones los niños demuestran las mismas fortalezas que sus padres poseen.

Es importante tomarse el tiempo para ayudar a los más pequeños a descubrir sus fortalezas personales, lo que les va a permitir jugar con ellas y poder aprovecharlas al máximo. Conocerlas, identificarlas y sobre todo cultivarlas es lo que importa, ya que esto posibilitará un efecto positivo en su bienestar tanto físico como emocional, bajará sus niveles de ansiedad en un futuro y podrá protegerlos de la depresión.

Para los padres es una experiencia muy emocionante poder comprender en qué se destaca su hijo, cuáles son las características que lo hacen único y especial como ser humano. Podemos educar niños optimistas y con saludable autoestima si los motivamos a comprender y explotar sus fortalezas.

Todos tenemos un potencial maravilloso, y solemos destacarnos más en algunas áreas que en otras. Por eso es importante conocernos. Si no somos buenos en matemáticas pero sí en literatura, tendríamos que ser aún mejores en literatura. Enfocarnos en lo que sí nos agrada y dónde sí tenemos potencial nos entusiasma, nos empuja a ir más allá, a dedicarnos a crecer en esa área. Todos tenemos distintos tipos de inteligencia y distintas habilidades, por eso no sería justo juzgar a alguien por su capacidad manual cuando de repente es muy bueno a nivel reflexivo, o viceversa. Comprendernos nos hace valorarnos en lo que sí somos buenos y nos acerca a ser aún mejores en nuestra área de interés.

Para identificar las fortalezas en los niños podemos utilizar diversas estrategias como por ejemplo observarlos jugar, ¿qué actitudes tienen con sus compañeritos, que fortalezas crees que está utilizando, creatividad, curiosidad? También puedes preguntarle a la maestra en qué crees que se destaca, en qué cosas se entretiene más. Es necesario exponer al niño a una amplia gama de actividades, como la danza, la música, los deportes, para ir descubriendo juntos en qué se sienten más a gusto.

Escuchemos a nuestros hijos cuando nos cuentan qué más les ha llamado la atención durante el día, o las historias que a veces crean, en estos diálogos podemos acercarnos a descubrir sus fortalezas.

Para cultivar las fortalezas en los pequeños podemos alentarlos a que utilicen las fortalezas que reconocen en sí mismos de distintas y nuevas maneras. Pueden darle a los niños cajas de madera para que vayan recolectando recuerdos asociados al uso de sus fortalezas. Podemos contarles historias donde el niño pueda verse identificado.

Descubrir y cultivar las fortalezas en los niños los inspira y los hace verse más seguros, confiados y llenos de potencialidad. Niños felices se convierten en adultos felices y productivos para la sociedad en general. Creemos felicidad en los corazones de quienes más amamos.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

La vital diferencia entre orgullo y soberbia

La vital diferencia entre orgullo y soberbia

En nuestro programa de radio (todos los miércoles a las 4 pm por www.montevideonight.com.uy) hablamos de la diferencia entre soberbia y orgullo, las cuales parecen ser sinónimos pero para los autores de Psicología Positiva existe una diferencia importante y vamos a reflexionar sobre eso en este artículo.

La soberbia es el concederse más méritos de los que uno tiene, excesiva idolatría, estimarse a sí mismo demasiado por encima de nuestro valor real. Suele ser origen de muchos males de la conducta y entre sus características encontramos la prepotencia, la presunción,  y quizás el que resulta más chocante, situarse por encima de todos lo que le rodean.

La persona soberbia es incapaz de asumir sus defectos, por lo tanto estos sujetos son en extremo reacios a las críticas constructivas. Muestran altanería y se creen suficientes, no necesitan de nada ni nadie. Siempre intentan llamar la atención y quieren hablar sobre sí mismos, si no se encuentran siendo el tema central del dialogo se aburren.

Por supuesto que una persona soberbia presenta varias dificultades en sus vínculos. Al tener un amor exagerado y distorsionado hacia sí mismos les cuesta tener empatía, entregarse y sobre todo siempre van a tratar de que el otro les muestre adoración y sumisión. Ser soberbio es ser exagerado, intenso e incapaz de poder ver más allá de sus propias narices, lo que inevitablemente va a traer demasiados problemas con las personas de su entorno.

Es indudable que el exceso de amor propio es tan dañino como la ausencia del mismo, no podemos vivir una vida enteramente dedicada a nuestros caprichos, así como tampoco es saludable siempre poner a los demás por encima de nuestras necesidades. El sano equilibrio es a lo que siempre deberíamos intentar acercarnos.

Por su parte, el orgullo, a diferencia de la creencia popular, es algo muy positivo cuando nos posicionamos desde su perspectiva más optimista. Barbara Fredickson, lo considera una de las emociones positivas, ya que el orgullo nos permite valorarnos a nosotros, a lo que somos capaces de construir, a nuestras acciones y experiencias, a nuestros propios logros así como también los logros y acciones de los demás.

Nada de negativo recae en compartir nuestros éxitos y esfuerzos con las personas que queremos. Merecemos “darnos la palmadita en la espalda” cuando hicimos las cosas bien o pusimos todo nuestro empeño en lograrlo. El no darnos permiso para ser orgullosos es arrebatarnos la oportunidad de valorarnos.

Pensar en uno mismo es necesario, cuidarse a uno mismo y a veces también decidir anteponer nuestros deseos al de los otros es importante en ciertos contextos, como cuando estamos enfermos o estamos pasando por un momento muy delicado de nuestra vida.

Definitivamente el orgullo no es sinónimo de soberbia cuando analizamos los términos, intentemos no volver a confundir los conceptos, ya que cuando los equivocamos, nos estamos quitando la oportunidad para celebrarnos. Recibir halagos por nuestra labor o por cualquier otra característica positiva que poseemos es algo hermoso, debemos recibir con brazos abiertos a las personas que nos valoran y también aprender a valorarnos a nosotros. Siéntete orgulloso de ti y de los demás y no temas aventurarte en la hermosa experiencia de amarte saludablemente a ti mismo.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Psicología Positiva: Humildad

Psicología Positiva: HumildadDentro de las 24 fortalezas de la Psicología Positiva tenemos la humildad. Quienes la poseen no necesitan llamar la atención, simplemente dejan que sus hechos hablen por ellos. No se creen especiales ni son pretenciosos, los demás valoran esto. Las personas humildes consideran sus propias aspiraciones, sus victorias y derrotas como situaciones sobre las cuales no hay que alardear. Estos sujetos se caracterizan por la ausencia de preocupación propia, una sensación de que nadie es mejor ni peor y que ninguna persona es el centro de atención.

Entre sus características también encontramos  que la persona humilde es capaz de tener una perspectiva que busca el beneficio de todas las partes involucradas en una situación, mejora las relaciones interpersonales, y quien es humilde siente un grado de conexión muy importante con todos.

La humildad nos permite evaluar nuestras fortalezas y defectos de manera apropiada, son personas con mentalidad abierta hacia quienes piensan de un modo distinto, no intentan imponer su punto de vista.

La humildad surgiría de un sentimiento interno de seguridad, de un ser concientes de su valor como ser humano, sentimientos que aparecerían gracias a relaciones estables donde se sintió muchísimo amor, contención y seguridad. Los niños aprenden la humildad observando a sus modelos a seguir, como padres, maestros, héroes.

Christopher Peterson y Martin Seligman, nos dicen que las personas humildes no les importa dominar a los otros ni impresionarlos, ni tampoco sacar beneficio de ellos. 

La humildad como toda fortaleza es algo que se puede aprender  o potenciar, podemos ponerla en práctica cuando dejamos de lado la necesidad de siempre tener la razón y nos mostramos receptivos a los argumentos de nuestros interlocutores, cuando no tratamos de sobresalir a costa del trabajo de los demás, cuando aprendemos a valorar la ayuda que otras personas nos dan. Cuando en vez de hablar demasiado nos ponemos a hacer cosas. Cuando aprendemos a evaluarnos de manera justa, sin menospreciarnos ni tampoco exagerando nuestras virtudes.

Seamos agradecidos, aprendamos a admitir cuando nos equivocamos y no tengamos miedo de pedir perdón. La humildad es una fortaleza interesante, ¿cuál crees que es la tuya?

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Creencias

Cuando nos convencemos a nosotros mismos que somos capaces de lograr determinada cosa, nuestra mente se siente más motivada aCreencias intentar realizar las acciones necesarias para concretar nuestra intención. La creencia absoluta en nosotros es el motor fundamental para que nos movamos hacia el cambio.

Como les había mencionado en un artículo anterior, el poder de la sugestión y la mente es muy poderoso. Si creemos que no podemos llevar a cabo determinada tarea entonces vamos a tener razón, porque inconscientemente vamos a conspirar contra nosotros mismos.

¿Y de donde surge este creer en nosotros? Algunas personas son ingenuas, ni por un segundo se pusieron a pensar que de repente la meta que habían deseado era demasiado alocada para lograrla, y quizás, por no haber tenido ese “no” de antemano, fueron tras su sueño y lo consiguieron a pesar de las probabilidades.

El verdadero optimista por ejemplo, al saber que una vez logró algo, va a extender esta sensación al resto de las experiencias. El pensamiento sería “si lo logré una vez, ¿por qué no voy a lograrlo de nuevo?” Las cosas buenas se expanden por el resto de las situaciones como pólvora, una buena actitud que les aconsejo apliquen.

Algunas veces el creer en nosotros mismos es como si ya viniera programado en nosotros, quizás tuvimos una familia que siempre nos incitó a confiar en nosotros, o tenemos una espiritualidad muy fuerte que nos ha servido de guía.

Otras veces el simple hecho de que otra persona confíe en nosotros ya nos da energía para salir adelante. Si no podemos creer pero alguien más nos demuestra que valemos la pena, podemos extraer motivación de este hecho para poder generar ese empuje de confianza que nos hacía falta.

Y quizás una de las maneras más poderosas de generar una creencia, proviene simplemente de la , fé en nuestras capacidades, actitudes y la convicción asboluta de que somos capaces de lograrlo. En este caso la esperanza juega un rol fundamental.

¿De dónde crees que provienen tus creencias de éxito y fracaso? ¿Eres capaz de generar nuevas? Por supuesto que sí, es hora de hacer el intento.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

 

Comienzo de Terapias grupales en setiembre

Este martes once de setiembre dan inicio las terapias grupales desde el enfoque de la Psicología Positiva. La terapia consiste en 12 sesiones acotadas donde en cada una se va a tratar un tema específico.

Los temas tienen todos que ver con aprender a ser más optimista, amarse más a sí mismo, aprender a disfrutar la vida, elegir y nutrir vínculos positivos, descubrir nuestras fortalezas y como aplicarlas,  descubrir tu pasión y despertar tu potencial, poner en práctica las emociones positivas, y algunas cosas más.

En este espacio de terapia se trabaja desde el potencial de cada uno y además lo hacemos de una manera distendida con dinámicas, videos e historias.

COSTO:  $600 pesos uruguayos

HORARIO: Martes de 9:00 a 11:00 am

LUGAR: Consultorio en Pocitos

CUPOS LIMITADOS

 

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

 

12 pasos para incrementar tu felicidad

En el libro The How of happiness (El cómo de la Felicidad) la autora Sonja Lyubomirsky nos habla de ciertas actividades de las cuales podemos hacer uso para poder sentirnos mejor, tanto a corto como a largo plazo. Aquí les voy a compartir algunas.

1)  Hacer más actividades que realmente nos conquisten. Realizar actividades en el hogar, en el trabajo, donde sea, que sean experiencias que te permitan enfocarte totalmente, que te desafíen, que te hagan sentir que el tiempo queda suspendido y no existe nada más que eso que estás haciendo. Piérdete en el estado de flow.

2)   Saborea tus alegrías. El día está plagado de pequeños momentos, pequeños placeres y maravillas, por más sencillas que sean tenlas presentes, recuerda por qué sucedieron e intenta continuar dándole magia a tu rutina.

3)   Aprende a perdonar. Perdona a los demás, pero sobre todo a ti mismo.

4)  Realiza actos de bondad. Simplemente recuerda que ayudar a los demás nos genera mucho bienestar, los actos aleatorios de bondad son toda una aventura que pueden surgir en cualquier momento. Puede ser una mano afectuosa para aquellos que saben que lo están pasando mal, un oído atento. Todos podemos ser el héroe de alguien sin saberlo.

5)  Cultiva relaciones positivas. Vuelve a contactarte con algún buen amigo que hace tiempo no ves, invierte tu tiempo y pásala bien con tus amistades, familiares, pareja, desde un lugar de honestidad, compañerismo y sobre todo disfrute. Recuerda que para que las relaciones sean positivas, siempre es necesaria cierta cuota de equidad, el ida y vuelta para que ninguno de los miembros se sienta estafado, por así decirlo.

6)  Haz uso de tu optimismo. Si no lo tienes, comienza a practicarlo ahora.

7)  Calla tu cerebro, el pensar una y otra vez sobre lo mismo solamente te va a confundir más. Tampoco te compares con los demás, ya que las comparaciones siempre terminan haciéndote sentir mal, no a la comparación, sí a la admiración. Si conoces a alguien a quien admiras intenta imitarlo, pero no culpabilizarte por no ser tan bueno como esa persona crees que es.

8)  Siempre busca estrategias para afrontar las malas situaciones. Como siempre digo, el dolor es parte de la vida de todos, por eso es importante que tengamos la energía y los recursos suficientes para poder resolver rápidamente los conflictos que nos surgen. Tenemos que generar estrategias para poder soportar el stress y el trauma.

9)  Recuerda contar tus bendiciones. Demuestra gratitud por todo lo que tienes, expresa gratitud hacia los que te rodean y te han ayudado.

10) Refuerza tus conexiones espirituales. Las personas espirituales son más felices, quizás porque tienen una comunidad fuerte donde encontrar apoyo. La espiritualidad puede ser vivida de muchas maneras, descubre tu propio camino.

11)  Trata de cumplir tus metas. Enfócate en encontrar metas que sean significativas para ti, no busques lo que crees que tienes que hacer, sino lo que realmente te inspira. Una vez que encuentres tus objetivos, dedica tiempo, esfuerzo y sobre todo paciencia para poder lograrlos.

12) Cuida tu cuerpo. Hay muchas maneras de cuidar tu cuerpo, más allá del ejercicio físico y la comida sana, puedes meditar, sonreír, bailar, cualquier cosa que ponga a tu cuerpo en movimiento y en un estado de plenitud.

¿Y a ustedes, se les ocurren más pasos para aumentar su nivel de felicidad?

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Cuidado con los padres tóxicos

Existen padres realmente crueles, como las madrastras de los cuentos de hadas, pero ellos son muy reales, tienen el poder de socavarCuidado con los padres tóxicos tu autoestima, de destruir tu confianza, de generar vínculos de dependencia, de ahogarte con su amor, de insultarte y en casos extremos hasta de golpearte sin piedad. Hoy vamos a hablar de los padres tóxicos, que lamentablemente son una especie más común de lo que creemos.

El mito de que los padres aman a sus hijos de manera incondicional debe ser dejado de lado, hay personas que no saben amar, no se aman a sí mismas y no pueden brindar un vínculo saludable a sus hijos tampoco. Es aquí donde comienzan los problemas, una relación que se supone debe ser de protección y amor fácilmente puede convertirse en una pesadilla.

Estos padres tóxicos resultan dañinos para el niño y también para el adulto, ya que este adulto irá creciendo con un maremoto de emociones, entre amor y odio, incomprensión e impotencia, y muchas veces llegan a terapia con graves consecuencias emocionales a causa de este vínculo nocivo.

¿Cuáles son las características de estos padres tóxicos? Son esos padres que te dicen que no vales nada, que sin ellos no eres nadie, critican cada paso que das, nunca demuestran su apoyo a menos que hagas lo que ellos te dictan. Como había mencionado, en casos extremos son los padres que golpean por cualquier tontería al niño, justificándose con excusas tan inverosímiles como que el niño es insoportable o indisciplinado y por supuesto, se merecía el castigo. Son padres que no están disponibles emocionalmente, ya sea mediante una marcada ausencia o porque padecen enfermedades (reales o inventadas) que los consumen; en el polo opuesto tenemos a los padres que se desviven por sus hijos y no los dejan respirar, cualquier atisbo de independencia se convierte en mala palabra y los terceros (parejas, amigos, trabajo) se convierten en enemigos de ese vínculo simbiótico que el padre intentará mantener a como dé lugar. Estos padres tratan al adulto como si fuera un niño pequeño eternamente.

Por supuesto que estas actitudes van dejando ciertas huellas en nosotros, como por ejemplo involucrarnos en relaciones abusivas o de dependencia emocional, puede incluso existir el miedo al compromiso. Algunas personas creen que valen tan poco que si las conocen de verdad entonces todo el mundo se va a alejar. A veces se le da demasiada importancia a la aprobación de los padres, temiendo ofenderlos con las decisiones de vida que toma el adulto. Son adultos inseguros, sumisos, con un sentimiento de culpa desmedida. Hagan lo que hagan estos en otrora niños indefensos, jamás podrán tener la aprobación de los padres, porque no se trata de amor, sino de manipulación o de llenar vacíos ajenos, algo imposible de lograr como hijo.

Tenemos que dejar en claro que los adultos también son vulnerables, más allá de que el dolor quizás sea más intenso y menos manejable al ser un niño, las secuelas que dejan tras de sí estos vínculos tan dañinos, deben ser identificadas y tratadas para que finalmente uno pueda liberarse de esta trampa emocional. 

Susan Forward, escritora norteamericana y autora de Toxic Parents nos dice que los padres tóxicos siempre generan sufrimiento en sus hijos mediante diversas técnicas, ya sea por maltrato psicológico y físico, manipulación, demandas desmedidas, control en diversas áreas (elección de parejas, amigos, carrera profesional) o una competencia solapada. Y la realidad es que hay padres que no toleran ni la felicidad ni el éxito que sus hijos puedan alcanzar.

Los padres tóxicos usualmente provienen de historias tóxicas también e inconcientemente van repitiendo el mismo patrón con sus hijos, otros al darse cuenta del costo emocional que estas conductas negativas traen consigo, intentan hacer lo contrario que hicieron con ellos.

Este tipo de relaciones fácilmente se salen de control, es por eso que los terapeutas recomiendan hablar sobre estos sentimientos con los padres, se debería intentar llegar a acuerdos con ellos. Lamentablemente, hay casos que son muy extremos y se torna casi imposible razonar con padres que siempre justifican sus actos (por más alocada que sea la justificación para ellos tiene sentido) y es ahí donde uno puede barajar la posibilidad de alejarse concientemente de ellos, decisión muy difícil sin duda, pero a veces absolutamente necesaria.

Todos tenemos internalizado el concepto de que los padres son figuras positivas de protección y contención, pero la realidad muchas veces dista mucho de este ideal que nos ha sido inculcado.

Si has vivido o vives una relación tóxica con tus padres, el hablar será lo primordial, recuerda que si el vínculo se hace insostenible siempre puedes alejarte emocionalmente de este dolor. Comienza a liberarte de las relaciones que no te hacen bien, porque lo que importa es que aprendas a cuidarte, nunca es demasiado tarde para ponerse en primer lugar y amarse a uno mismo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Psicología Positiva: El humor

En nuestro segundo programa de radio online, transmitido todos los miércoles a las 4 pm de Uruguay, a través de www.montevideonight.com.uy, estuvimos charlando sobre una de las fortalezas más divertidas de la Psicología Positiva, el humor.

El buen humor se manifiesta en las personas mediante el disfrute de la risa, son aquellos sujetos que buscan hacer reír a los demás. Son capaces de quitarle el drama a las situaciones, afortundamente no han perdido su niño interior y les encanta jugar, hacer bromas y sobre todo esparcir su alegría.

El humor es una fortaleza muy importante ya que es indiscutible su vínculo con la salud, tanto física como mental. Una buena carcajada fortalece al sistema inmunológico, ejercita nuestro diafragma, regula el ritmo cardíaco, baja la presión arterial y relaja nuestros músculos, nos hace más resistentes al dolor, puede mejorar incluso nuestras alergias y el asma, y además de todo esto nos mantiene más jóvenes.

El buen humor nos aleja de la ira, la culpa y otras emociones negativas, nos ayuda a ver las cosas desde una mirada más relajada y a afrontar las dificultades de la vida más como un juego de aprendizaje que como una amenaza paralizante. La risa es tan poderosa que incluso si la fingimos podemos obtener los beneficios mencionados. Además las personas con buen sentido del humor viven más años y con una mejor calidad.

El sentido del humor se considera una habilidad social esencial para mantener relaciones sociales más duraderas. Fomenta las emociones positivas y contrarresta estados de ánimo negativos.

El buen humor es una actitud ante la vida, una manera de ver las cosas desde un ángulo más despreocupado, donde se puede apreciar el lado bueno de las adversidades, donde nosotros hacemos felices a los demás y nos divertimos mediante la risa.

A las malas experiencias hay que enfrentarlas de una manera positiva y no como una catástrofe. Nos tenemos que dar el permiso para sentir más bienestar y disfrutar la vida.  El tener sentido del humor nos permite aceptar mejor nuestros propios defectos y los de los demás.

¿Y cómo podemos hacer para mejorar nuestro buen humor? Les podría decir que siempre traten de reaccionar de manera adecuada ante un problema, no caigan en el drama excesivo de las cosas que nos pueden suceder en la rutina. Cuando tenemos problemas realmente serios, que nadie lamentablemente se escapa de este destino, es ahí cuando tenemos que encontrar la oportunidad en la adversidad. Ante los malos tiempos uno puede resurgir, madurar, aprender, evolucionar. Si bien no tenemos el control sobre todas las cosas que nos puedan pasar, siempre tenemos el control sobre nuestras reacciones y nuestra actitud. 

Cuando las cosas no salen bien podemos sonreír a pesar de todo y podemos tener la certeza de que si no estamos en un buen día, ese día va a terminar pronto, nada dura eternamente, ni siquiera las malas rachas. Cuando estamos frustrados o enojados tenemos que recordar cosas que nos hagan sentir mejor, como una buena conversación con un amigo o alguna situación divertida que nos haya pasado; recordando estamos evocando la emoción de ese momento que puede desplazar la sensación desagradable que se está sintiendo en ese instante.

Así que como verán el beneficio del humor es sumamente importante. Desarrolla esta fortaleza a partir de hoy y tu vida se volverá emocionante.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com