Archivos por autor | Mariana Alvez

¿Por qué no soy feliz?

A veces no has vivido ninguna tragedia, no padeces de depresión ni ninguna patología grave, tu vida está en relativo orden y aún así no puedes conectar con la felicidad. Analicemos qué es lo que te está pasando.

porque no soy feliz

El ser una persona pesimista puede ser la razón por la cual te estés alejando de la felicidad y la armonía en tu vida. Quizás eres pesimista y ni siquiera lo sabes, suele ocurrir muy frecuentemente.

El pesimismo se genera por diversas fuentes:

  • Predisposición genética, sí de acuerdo a las investigaciones realizadas parece que ya naces con una predisposición a no vivir la vida de una manera más feliz.
  • Perspectiva pesimista que aprendiste de tu entorno familiar, si tus padres o quienes te educaron eran demasiado negativos, veían solo problemas y quejas, aprenderás a vivir el mundo desde ese lugar.
  • Sufriste críticas de tus familiares eso genera una baja autoestima y un auto concepto negativo.
  • Profesores pesimistas que te hicieron dudar de tus capacidades o fueron demasiado exigentes contigo, en menor medida también pueden llegar a afectarte.
  • Experiencias de indefensión, sufriste de abusos físicos o psíquicos, tuvieron que operarte a temprana edad de algo severo, fuiste víctima de sucesos traumáticos.

Me gustaría aclarar que las personas que padecen depresión tienen una perspectiva pesimista pero su sintomatología es más severa. Sin embargo, los pesimistas no necesariamente son personas depresivas.

Cuando eres pesimista sueles creer que eres realista, pero esto no es cierto. Tu foco siempre está en la falta, en lo que no funciona, en el castigarte, en la auto exigencia o la indulgencia excesiva que no te permite llegar a tus metas.

No confías en tus capacidades, piensas que si algo bueno sucede es de mera casualidad, siempre estás esperando lo malo, a veces te ahogas en un vaso de agua, un solo detalle malo en tu día ya te arruina el estado de ánimo. Sueles responsabilizarte de cosas que no te corresponden.

No puedes valorar las cosas buenas que sí funcionan, no agradeces lo que tienes o no piensas en las cosas pequeñas que pueden brindarte alegría.

A veces no sabes relacionarte bien con los demás, ya sea por falta de habilidades sociales o desconfianza hacia los otros. Eso hace que te alejes y no tengas un sostén emocional.

Te gusta tener razón y sueles entrar en discusiones que no tienen demasiado sentido que suelen ser desgastantes para ti y para los demás.  Puedes sentirte ofendido fácilmente, te cuesta ponerte en el lugar del otro y eso genera problemas de comunicación con las personas de tu entorno.

Te puede ocurrir que no te agrade demasiado la gente feliz porque no la entiendes y piensas que son personas que no tienen problemas o que son un poco tontos o ingenuos.

El pesimismo suele enfermarte porque afecta varias áreas de tu vida. Los vínculos, tus metas, tu desarrollo profesional, tu mundo emocional. Y es muy frustrante cuando sientes que no tienes razones para estar mal y sin embargo no puedes evitarlo.

La buena noticia es que en Psicología Positiva existen varias técnicas y estrategias que te ayudan a cambiar la perspectiva de tu vida. Aprender a ser feliz depende mucho de tu voluntad, de que quieras cambiar y trabajes en pos de ello, los cambios no vienen solo por supuesto, pero si estas dispuesto a hacer el esfuerzo y sigues los pasos correctos aprenderás a tener otra mirada. La perseverancia y la práctica son claves para transformarte.

Toma el control de tu vida y verás como todo a tu alrededor y en ti mismo comienza a mejorar.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

Anuncios

Incrementa tu felicidad

incrementa tu felicidad

Si quieres ser más feliz comienza incorporando nuevas actividades a tu rutina que te ayuden a este propósito.

Ser feliz te ayuda a ser más exitoso, más saludable, vivir más tiempo y mejorar la calidad de tus vínculos emocionales. Créeme que vale la pena intentarlo. La amplía mayoría de las actividades que propone la Psicología Positiva son de fácil aplicación, solo hace falta constancia para poder alcanzar tu excelencia.

 

  • Sé una persona abierta, sé curioso con tu entorno, tus experiencias, intenta encontrar el lado bueno o de aprendizaje en las cosas que te suceden.
  • Disfruta de la naturaleza que te rodea. Se ha demostrado científicamente que caminar por un parque ayuda a tener ideas nuevas y mejorar nuestra creatividad, además respirar aire más fresco también ayudará a reducir tu ansiedad.
  • No intentes ser alguien que no eres. En vez de perder energía intentando seguir pasos de otros, piensa cuáles son tus propias fortalezas, en que te destacas y sigue trabajando para mejorar aquello en lo que ya eres bueno. No tienes que ser otra persona, tienes que aprender a pulirte a ti mismo.
  • Dile adiós al pesimismo. Mientras más tiempo pierdas aferrándote a creencias como “es muy difícil” “yo no puedo” “tengo mala suerte” “nada sale como quiero” más energía pierdes en enfocarte en aquellas cosas que están bajo tu control y que puedes totalmente cambiar, solo que no te has percatado de ella, deja de poner el poder en el afuera y cultiva tu propio interior
  • Crea distracciones positivas. Es inevitable pasar por malos momentos o quedarse estancado en malos pensamientos, generar buenas distracciones como hablar con alguien de cualquier cosa menos un problema, salir a caminar, bailar, cantar, pintar, escuchar música, cualquier tarea que te genere bienestar y te saque del foco negativo ayudará a tu bienestar.
  • Cultiva relaciones positivas. Si estás rodeado de personas pesimistas a tu alrededor, seguramente no sepas cómo manejarlas para que no te afecten, así que en vez de perder el tiempo intentando cambiar a quien no le interesa, intenta generar nuevas amistades que te nutran y te permitan vivir nuevas experiencias.
  • Conecta con tu esperanza. Piensa dónde y cómo quieres estar, que te gustaría estar haciendo, cómo sería tu vida ideal. Camina con convicción hacia donde quieres ir, todos los días construye oportunidades para acercarte a tu vida ideal, hasta que la misma se torne en tu realidad.
  • Practica nuevas estrategias emocionales. Seguramente en esta área necesites un poco de ayuda, tanto en la psicología positiva como en la terapia cognitiva se le enseñan a las personas estrategias para controlar sus impulsos, mejorar sus comportamientos y aprender a manejar tanto los pensamientos como las emociones negativas.

Es hora de poner manos a la obra y diseñar la vida que realmente quieres, para que deje de ser un sueño o una mera fantasía. Comienza hoy mismo para poder ver los cambios, recuerda que el secreto es sostener estas estrategias a lo largo del tiempo hasta que se automaticen en ti.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

 

¿Qué puedo hacer para dejar de sabotearme?

 

El autosabotaje es el enemigo número uno de todos tus sueños, te mantiene encerrado en una zona de confort engañosa que no te permitirá crecer nunca. Hoy aprende a derrotarlo.

 

autosabotajePodemos definirlo como aquellas acciones, pensamientos y conductas negativas que te impiden alcanzar tus sueños. Ya sea un cambio de trabajo, tener una relación amorosa sana o cambiar tu estilo de vida. Te mantiene en un terreno previsible y además es un mecanismo de defensa inconsciente, el cual lastimosamente intenta protegerte de grandes cambios, de la posibilidad de fracasar, del estrés o incluso te puede intentar rescatar del éxito. Finalmente ser quien deseas ser puede ser muy aterrador si no te sientes preparado.

Quienes se sabotean despliegan una variada serie de conductas, como por ejemplo negar sus emociones, compararse siempre con los demás, rodearse de personas tóxicas, estancarse en una duda eterna.

¿Cuál es su origen?

Como la mayoría de las cosas usualmente encontramos el autosabotaje en patrones aprendidos de la niñez, de nuestra familia. Puede provenir de miedos que nos heredaron, críticas constantes, falta de confianza en ti mismo, miedo de brillar porque sientes que no lo mereces o que no puedes ser mejor que tu familia.

 

Distintas clases de de autosabotaje

1. No lograr terminar nada

Comienzas con entusiasmo un proyecto para abandonarlo fácilmente, te sientes frustrado, te aburres y no puedes concretar tus cosas. De esta manera te cuidas de no fracasar, de evitar conocer tu potencial y te encierras en la mediocridad que detestas.

2. Procrastinación

Posponer actividades que te harán bien, ya sea reemplazándolas por tonterías o cosas que no te ayudarán a lograr tus objetivos. Siempre dejas para mañana lo que deberías hacer hoy, y a veces un mañana que jamás llega.

3. Perfeccionismo

Él paraliza, si no es perfecto entonces no vale la pena. Te envuelves en expectativas tan elevadas que mejor no hacer nada, total seguramente no lo vas a conseguir. Puedes perder el tiempo buscando tantos detalles o esperando actuar en el momento exacto, que te pierdes la vida esperando algo que no llega. Como reza el dicho, toma el momento y hazlo perfecto.

4. Excusas

Y aquí encontramos de las más variadas, como la clásica “no tengo tiempo”. Evitar enfrentarte al desafío solamente hace que tus anhelos se disuelvan en pedazos.

Los síntomas del autosabotaje

  • Miedo
  • Inseguridad, dudas
  • Sentir que no estás en control de nada
  • Falta de confianza en ti mismo
  • Comparaciones

 

¿Cómo evitarlo?

Descubre aquellas situaciones en las que te saboteas, puede ser que solamente estés aplicando esta trampa a un área específica de tu vida.

Entiende que mereces ser feliz y lograr tus objetivos. Descubre qué es lo que realmente deseas. El fracaso es parte del éxito, equivocarse solamente te hace crecer.

Piensa menos y actúa más, el sobre pensar todos los escenarios posibles o si estás tomando la decisión correcta, solamente hace que te estanques. Un poco de impulsividad positiva hará que dejes de lado el tardar tanto al tomar una decisión.

Sé honesto contigo y hazte cargo de tus decisiones. No te castigues si te has equivocado, asume la responsabilidad de tu vida y centra tus esfuerzos en aquellas cosas que puedes controlar, sin importar qué tan pequeñas sean. Hará la diferencia.

Si te dejas arrastrar por el miedo y el desastre, solamente vas a estancarte. Haz las cosas a pesar del miedo, incluso un poco de miedo puede ser tu adrenalina para alcanzar lo que quieras. Tus metas tienen que desafiarte, entusiasmarte y hasta pueden asustarte un poco.

Reconoce tus trampas mentales, esas cosas negativas que te dices todo el tiempo, esas actitudes que te llevan lejos de quien quieres ser.

Comienza poco a poco, estableciendo metas sencillas, tomándote el tiempo de alcanzar pequeños pasos. Debes entrenar tu mente y emociones para que jueguen a tu favor, debes convencerlas de que sean tus aliadas y no tus enemigas.

Puedes lograrlo con práctica y paciencia. Espero que pronto logres todo lo que quieras.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Cómo mantener el entusiasmo todo el año

Estrenas un nuevo año y a veces el entusiasmo de las metas tan anheladas comienza a decaer con el paso de los días. Hoy te enseñaré cómo mantener ese amor por lo que deseas a pesar del transcurrir del tiempo.

 

Comienzas el año con todo, con ganas de devorarte el mundo…y a veces el mundocomo mantener el entusiasmo todo el año termina devorándote a ti. Las metas tan queridas que construiste con tanto cariño en la época de las fiestas fácilmente pueden comenzar a escurrirse como agua entre tus dedos, a menos que hagas algo al respecto.

Perder el entusiasmo en invierno es harto frecuente, ya que a muchas personas el frío, lo oscuro, los días de lluvia interminables, afectan el estado de ánimo y tu energía puede mermar.

Algo que puedes comenzar a hacer ahora mismo es enfocarte en aquellas cosas que están funcionado en tu vida, sin importar cuan pequeñas o simples te parezcan. Lograr pensar desde el optimismo logra disminuir la tristeza, la ansiedad, la depresión e incluso te hace vivir más tiempo.

Aprende a dejar ir las emociones destructivas, ellas alteran tu paz mental. Cuando analizas por qué te sucede lo que te sucede puedes tener más control sobre ellas y aprender a lidiar con ellas mejor.

Existe una técnica de meditación que te invita a reconocer a tu emoción negativa cuando comienza a aparecer. Reconoce esa emoción, invítala como si fuera una amiga, cálmala con tu respiración lenta y pausada, libera esa emoción y observa cuál es su causa. A veces te enojas porque sientes que alguien quiso aprovecharse de ti, puede ocurrir que te sientas triste porque piensas que no ere suficiente. Muchas emociones negativas surgen de pensamientos distorsionados, alejados de la realidad, viciados por un pesimismo que te destruye.

Sé conciente de tu dialogo interno pesimista. Tú puedes ser tu peor enemigo, culparte, insultarte, menospreciarte, compararte con los demás. Ese dialogo también es una versión distorsionada de los comentarios negativos que te han hecho, los fracasos de los cuales no has aprendido, de una auto exigencia desmedida, de una falta de amor propio. Tú eres más que tus pensamientos, mereces darte la oportunidad de concretar tus sueños sin importar cuanto te digas que no puedes.

Sé sensible y honesto con tus necesidades emocionales.  ¿Qué es lo que realmente quieres? No lo que lo demás te dicen que debes hacer, lo que tú sientes realmente. Sé auténtico contigo y verás como te sorprenderás cuando aprendes a escucharte más.

Entra en contacto con tu cuerpo. El yoga y pilates son excelentes para ser más conciente de cada parte de tu cuerpo, y cuando los practicas estás en el  momento presente, esto ayuda a disminuir la ansiedad.

No te aísles, conoce gente nueva, ve con más frecuencia a tus seres queridos. Comparte tus metas con quienes estén tan enamorados de la vida como tú..

Inspírate cada día. Escucha todos los días música que levante tu estado de ánimo, practica esas frases positivas que te gustan, imagina cómo será tu vida cuando te conviertas en la mejor versión de ti mismo.

Sé agradecido con lo que te rodea. Cada día que sale el sol es una oportunidad, una hoja en blanco en donde puedes escribir lo mejor de ti, un día para obsequiarte a ti mismo una sonrisa, un momento de paz.

Conéctate con tus deseos, en el por qué son importantes para ti. Tienes el potencial de desafiarte cada día, ¿qué tan lejos puedes llegar? Pues tan lejos como te lo creas.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

¡Muy feliz año! (saludo y obsequio)

felizaño

Hola querido lector, hoy quiero obsequiarte un pequeño ritual para comenzar el año con energía y gratitud.

Una forma distinta para lograr revalorizar el poder del año que ya ha casi toca a su fin, es poder hacerte preguntas, encontrar respuestas dentro de ti que te ayuden a recordar lo maravilloso por lo cual has transitado. Nuestra mente tiene la maldita costumbre de fijarse a muerte lo malo, pero olvida demasiado fácil lo bueno.

Te invito a probar este pequeño ejercicio para incrementar tu mirada optimista sobre tus vivencias.

  1. ¿Qué cosas te ocurrieron, que personas conociste, que nuevas experiencias viviste que te motiven a estar agradecido? Seguramente si te sientas a reflexionar por un momento, recordarás con una sonrisa esas pequeñas o grandes vivencias repletas de amor y entusiasmo. Todos los años tienen pequeños detalles valiosos que pueden cambiar la manera en que estas mirando las cosas si te das la oportunidad para apreciarlo.
  2. ¿Qué debo perdonarme? Aunque te cueste creerlo no eres perfecto, y eso está bien. Si has cometido un error, si has herido a alguien sin querer, si algo no salió exactamente como esperabas, perdónate.
  3. ¿De qué manera honras tu vida? Piensa en las cosas que haces para darle significado y propósito a tu vida, ya sea tu trabajo, tus vínculos, tus valores, la manera en que te cuidas.
  4. ¿Prefieres enfocarte en lo que te falta o lo que posees? Si vas a pensar en todo lo que te falta jamás hallarás la felicidad, porque esa insatisfacción será un vacío eterno incapaz de llenar. Ama todo lo que tienes, en el amplio sentido de la palabra, si puedes desear cosas nuevas, pero si no aprendes a valorar lo que ya posees tus metas nunca serán suficientes y serás victima del engaño del pesimismo.

 

Gracias por leerme, por estar ahí año tras año, por acompañarme en este camino de felicidad compartida. Te deseo lo mejor, que puedas continuar trabajando en ti mismo y que lo hagas con alegría y constancia, ya que todo gran cambio comienza con un simple primer paso.

¡Nos vemos el año que viene!

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Mejora tu fuerza de voluntad

En Latinoamérica una de las fortalezas que menos poseemos o que la mayoría de nosotros tiene poco desarrollada es la de auto control. Esto puede ser perjudicial a la hora de cumplir objetivos o tomar las decisiones correctas que nos harán sentir mejor.

fuerza de voluntadSi eres como el resto de los mortales, existirán en tu vida momentos donde tu fuerza de voluntad se extingue lentamente como una débil llama. Sin importar tus buenas intenciones, en ciertas ocasiones te enojarás sin sentido, no podrás controlar tus impulsos o caerás nuevamente en un patrón de pensamiento pesimista que te estancará emocionalmente.

La fuerza de voluntad es algo que todos deseamos poseer más, seguramente tu vida sería más sencilla si te entrenaras para tomar las decisiones más sabias y sanas. La fuerza de voluntad te brinda el poder para regular tus emociones, decisiones y puede ayudarte a despertar la mejor versión de ti mismo.

En Psicología Positiva, consideramos que todo es entrenable, todo lo podemos aprender y poseer aún más con la dedicación y paciencia suficientes. Cada vez que pones en acción tu fuerza de voluntad, la misma se fortalece. Lograr despertarla en ciertas áreas tendrá un impacto positivo en toda tus acciones.

Si te convences de que tu fuerza de voluntad es poderosa, encontrarás que cuando más agotado estés, cuando más desees tirar todo por la borda, es cuando te enfrentarás a nuevas cualidades dentro de ti que creías no existían. Esto no quiere decir que debas extenuarte, el descanso y el ocio son parte fundamental para tu cerebro recupere la energía necesaria para seguir adelante. Sin embargo, sentir que hay fortaleza en ti hará que no te des por vencido tan fácilmente.

 

¿Cómo puedes mejorar tu fuerza de voluntad?

  • Practica tu auto control regularmente. Crea pequeñas practicas diarias que requieran del mismo. Puede ser algo sencillo como fumar diez cigarros en vez de once, comer 5 galletas en vez de seis, mejorar la postura de tu espalda cuando te encuentres a ti mismo encorvado. Lo importante es ser perseverante, jamás mejor dicho que la practica hace al maestro y esto es aplicable para todo aquello que quieras aprender y dominar de ti.
  • Manten tu cuerpo saludable. Una comida sana y el descanso apropiado, son la gasolina necesaria que el motor de tu fuerza de voluntad necesita.
  • Toma decisiones por la mañana. Intenta descansar lo mejor que puedas, por la mañana es cuando la mayoría de nosotros se siente con mayor fuerza de voluntad, esta irá decayendo de acuerdo al pasar de las horas. Las decisiones importantes deberían ser creadas en la mañana o cuando estés más descansado o despierto. Conozco personas noctambulas, aplica este consejo de acuerdo a tu propio ritmo.

 

Es importante que tu mismo crees tus propias prácticas, ya que seguramente encuentres lo que funciona mejor, al menos aquí tienes un lugar por donde empezar.

Despierta tu fuerza de voluntad, mejora tu auto control y verás cómo las cosas que más anhelas comienzan a tomar forma en la realidad.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

Eres experto en hacerte trampas

Los seres humanos creamos fantásticas películas negativas en nuestra cabeza que no son nada ciertas. Pasa y conoce cómo puedes utilizar la mente a tu favor.

 

Era media noche cuando un hombre se queda varado en la carretera por un pinchazo en cayendo.jpguna de las ruedas de su coche. No tenía gato hidráulico y comenzó a pensar:

-¿Quién me va a prestar un gato hidráulico a esta hora?

En  medio de sus tribulaciones divisa a lo lejos una casita cuya luz está encendida.

-Tal vez ahí me puedan ayudar-pensó.- Pero…mira qué tarde que es…seguramente el dueño de la casa esté durmiendo a esta hora. No va a estar de humor para atenderme la puerta siquiera. No, no me va a prestar el gato, si ni siquiera me conoce.

A medida de que se iba acercando a la casita, el señor estaba cada vez más furioso, recreando en su mente todas las maneras en que el dueño de la casa rechazaría con firmeza su pedido.

-Y claro, ¿por qué me lo va a prestar? No me lo prestará nada…

Cuando finalmente llega a la casa, el dueño abre la puerta y antes de que pudiera decir algo, nuestro ya enajenado conductor vocifera:

-¿Sabes qué? ¿Sabes qué? ¡Que te metas el gato por donde te quepa!

Este chiste refleja una de las trampas de la mente más frecuentes y la que tanto daño puede causarte, la denominada profecía autocumplida. Cuando te convences de algo tu mente hará todo lo posible para demostrarte que tienes razón, a pesar de que eso signifique algo malo para ti.

 

¿Te ha pasado de estar convencido de que te iría mal en una entrevista de trabajo y así fue? ¿Te ha ocurrido que no has invitado a alguien a salir porque estás seguro que te dirá que no? ¿Cuántas oportunidades has dejado pasar creyendo que no eres lo suficientemente bueno para hacer algo?

 

Esta profecía autocumplida tiene múltiples rostros, y aunque puede ser nefasta en algunas ocasiones, también podemos utilizarla a nuestro favor. Puedes leer más sobre la historia de este concepto aquí.

 

La profecía autocumplida demuestra cómo puedes sugestionarte tanto positiva como negativamente en todo lo que te propongas, actúes o sientas. Las personas no solamente responden a cómo son las situaciones en la realidad, sino también a la forma en que esas situaciones son percibidas y al significado que le otorgan a las mismas.

 

Si crees que eres un perdedor, entonces tendrás razón. Si los demás deciden que no eres capaz y tú elijes creerles, entonces tendrán razón también. Por eso es muy importante que esperes siempre lo mejor incluso en las peores de las circunstancias, porque tu mente se prepara de otra manera para lidiar con las contrariedades de la vida.

 

Cuando te convences de algo, tu mente quiere que tengas razón y conspirará inconcientemente para que te sabotees o prosperes en las situaciones que debas atravesar. Las casualidades no existirán, serás tú mismo quien cree ciertas circunstancias tanto para tu éxito como tu fracaso, para tu bienestar o infelicidad.

 

Por su parte, el Dr. Neil Farber habla del principio de atracción. En un excelente artículo publicado en Psychology Today, Farber habla de cómo la ley de atracción te incita a pensar en todo lo que deseas y que esos pensamientos positivos atraerán cosas buenas a tu vida.

 

Farber es contundente al plantear que para él la ley de atracción no existe, que los criterios detrás de esto están basando en pseudociencia y meras suposiciones, es así que utilizando la psicología plantea su concepto de principio de atracción.

 

Este principio está relacionado con la psicología positiva, las neurociencias y la persecución de metas. Sí es comprobable que cuando pensamos de una manera positiva vamos a vivir experiencias más placenteras, involucrarnos con personas que nos aporten positivamente y tener la fortaleza y perseverancia para concretar nuestras metas.

 

Las personas optimistas son más exitosas, son más saludables y altruistas, se enfocan en las cosas que sí pueden controlar. Son quienes se focalizan más en sus metas y por lo tanto filtran información de manera selectiva para acercarse a lo que realmente quieren. Se enfocan tanto en el proceso como en el resultado, lo cual las prepara de una manera más eficiente a la hora de tomar decisiones y ejecutar planes.

 

Este principio no tiene nada de mágico, es un fenómeno que te invita a tener un rol activo en tu vida y que elijas pensamientos y actitudes positivas a la hora de lidiar con los desafíos.

Sugestionarte, convencerte de algo de antemano, mirar las cosas desde una óptica determinada, el poder del inconciente, todo esto se une para que tu actitud y creencias posean una injerencia poderosa a la hora de obtener resultados, tanto positivos como negativos.

 

Una mirada pesimista de tus desafíos seguramente te hará perder ya que no confiaras en ti mismo, estarás desanimado y es probable que sabotees aquello que podría llegar a salir bien con tal de tener razón en tu perspectiva pesimista.

 

Lo inverso ocurre cuando eres optimista, si te convences de que eres capaz harás todo lo posible por tener razón. Al actuar y tomar decisiones empoderadoras tendrás chances más altas de lograr lo que te propones.

 

Todo se reduce a la manera en cómo interpretas tu realidad y capacidades. Como decía Henry Ford, tanto si crees que puedes, como sino, tienes razón.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?