Archivos

Charla: Maternidad, gratitud y disfrute (Uruguay)

ciclo bienestar

Desde el primer momento que tenemos en brazos a nuestro hijo las emociones nos desbordan, sentimos la felicidad más absoluta que a veces también viene acompañada del miedo mas gigantesco. Todas las mamás en algún momento podemos llegar a cuestionarnos nuestra valía o sentirnos desbordadas por el cambio de nuestra rutina. Sin embargo, el amor todo lo puede y cuando abrimos nuestro corazón también estamos más receptivas a aprender y a dar lo que sea necesario para que esta hermosa vida que nos han obsequiado crezca sana, fuerte y feliz.

 

La maternidad es una aventura y un regalo, una oportunidad para desafiarnos a ser lo mejor que podamos ser, a tamizar nuestros defectos y potenciar nuestras virtudes. Es una bocanada de inspiración divina que nos empuja a tener una fortaleza que creíamos que no existía.

 

Desde la Psicología Positiva, corriente en la que me especialicé, hablamos de parentalidad positiva y las investigaciones nos obsequian algunos lineamientos para que podamos cumplir con la tarea más importante de todas: que nuestro hijo aprenda a ser feliz.

 

Seguramente nos obsesionemos por las rutinas, la comida, la limpieza, pero muchas veces olvidamos lo más esencial, la felicidad es una habilidad que se aprende y se desarrolla a lo largo de toda nuestra existencia. Que mejor labor que construir un ser humano optimista con una amplia capacidad para el disfrute, la alegría y el bienestar.

 

Nuestro hijo tiene derecho a crear emociones positivas en su vida, a ser capaz de descubrir y jugar con sus talentos, a aprender a relacionarse desde el respeto y el cariño con quienes lo rodean, a develar su propósito cuando sea un adulto, a ser un ser humano capaz de soñar, proyectar y ejecutar sus metas.

 

En mi charla apta para madres primerizas y también con experiencia les enseñaré:

  • A vivir la maternidad con gratitud y sin tanto estrés
  • A reflexionar acerca de lo qué es realmente importante
  • A generar una sana independencia
  • A descubrir tus fortalezas
  • A mimarte sin culpa
  • A convertirte en una madre feliz

Inscripciones https://goo.gl/SJhr8G CUPOS LIMITADOS

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Anuncios

¿Niños felices? Límites saludables

Las rabietas, el mal comportamiento, pelearse con los compañeros del colegio, son actitudes frecuentes que podemos encontrar en los pequeños. ¿Cómo puedes aprender a establecer límites saludables en los niños?

 

Los niños desobedientes suelen serlo con sus padres, abuelos, maestras. Se burlan y niñoscuestionan la autoridad descaradamente e incluso a veces pueden ser violentos. Sin darte cuenta, como padre puedes llegar a tener un patrón de conducta que esté fomentando esto en tu hijo.

Se ha comprobado que aquellos padres que son demasiado permisivos o quienes se ponen ansiosos y gritan influyen negativamente en sus hijos a la hora de establecer normas.

Seguramente ya sepas que los niños se comportan mal para llamar tu atención, el problema es que cuando consiguen hacerlo por este medio, le estás enseñando que llamar la atención de una manera negativa es bueno ya que ellos obtienen lo que quieren.

Para que los niños te hagan caso, una de las cosas que debes tener en claro es que las cosas deben decirse una sola vez. Si el niño no te presta atención, repítele que se espera que obedezcan al primer pedido, de lo contrario habrá consecuencias. Pero esto debe decirse con firmeza y calma, no a los gritos desesperados porque lo verán como que están ganando la discusión.

Si el niño continúa gritando, comportándose mal o haciendo berrinches es hora de ignorarlo. Aunque cueste, si lo ignoras el irá perdiendo fuerza, tú tienes que ser más perseverante que tu hijo, ellos tienen mucha energía e insistirán hasta el cansancio, pero tú debes ser más fuerte y seguir firme con tu postura.

Lograr terminar el berrinche al primer intento suele ser más eficaz que dejarle pasar unos cuantos, si se corta el mal comportamiento rápidamente tendrás más éxito en los siguientes episodios.

Es aconsejable finalizar con los berrinches en la casa, ya que en la calle, con público, los niños ven más sencillo el comportarse mal y salirse con la suya.

Razonar con los niños cuando están gritando y enojados suele no funcionar y en vez de intentar convencerlos y explicarles todo, a veces simplemente hay que obedecer a los mayores. Si ellos comprenden que no tendrán atención de tu parte cuando comiencen su actuación, irán comprendiendo que esta no es la manera de obtener tu amor.

Recuerda que ceder a sus demandas, caprichos y berrinches, es reforzar y recompensar la conducta negativa que en realidad quieres extinguir.

El secreto de una educación positiva se reduce a dos actitudes que como padre debes conocer:

  • La extinción: No prestar atención cuando se estén llevando a cabo conductas relacionadas al mal comportamiento, ser fuertes e ignorar el despliegue de actitudes y llamados de atención en el cual tu hijo incursionará. Se aconseja un minuto por cada año de vida de tu hijo, si el niño tiene cinco años, entonces intenta utilizar la extinción por cinco minutos. Una mirada firme y de desaprobación tendría que comenzar a ser suficiente, con el tiempo, para extinguir el mal comportamiento.
  • El refuerzo: Mimar, prestar atención y premiar a tu hijo cuando se esté comportando de una manera positiva y correcta.

El concepto de castigo no es recomendable, existen muchos errores habituales que los padres suelen cometer como por ejemplo castigar demasiado tiempo al niño, en este caso el niño se aburre y piensa que para qué va a comportarse correctamente si de todas maneras está castigado.

Si le quitas todo lo que le gusta te quedarás sin opciones para premiarlo, no le puedes quitar todo, la tablet, el celular, la televisión, los libros, etc.

Y por supuesto que los castigos desproporcionados y violentos no llevan a nada, solamente a que tus hijos te pierdan el respeto y se sientan resentidos, además de un sinfín de consecuencias terribles a largo plazo como baja autoestima, odio hacia sí mismo o a los demás, inseguridad, miedos, ansiedad, depresión, etc. Así que evidentemente este no es el camino, ese dicho que reza “una golpiza a tiempo evita problemas” no es para nada cierto.

Entonces lo más saludable es dejar de pensar en términos de castigo e incentivar al niño a ganarse las cosas o situaciones que le gustan. Le puedes explicar que se puede ganar tantos minutos de televisión, de juegos, de paseo; si hace los deberes, ordena su habitación, no hace berrinches, etc.

Tienes que ser claro con tu hijo y explicarle qué es lo que quieres de él, cómo esperas que se comporte. Si el niño se aleja de estos parámetros entonces le puedes decir “hoy no te has ganado salir a andar en bicicleta”.

El niño va sintiendo que es su responsabilidad poder acceder a las cosas y experiencias que a él le agradan, comienza a entender que un buen comportamiento es el camino para obtener lo que desea.

Los niños aprenden por modelado, imitando a sus padres, por eso es importante que tú sepas mantener el control, si gritas siempre ellos lo imitarán.

Así que recuerda utilizar la extinción a la hora de educar a tu niño. Refuerza los llamados de atención positivos, si ellos te dibujan, te abrazan, dicen cosas bonitas, brinda la recompensa desde tu atención y amor.

Los pequeños son un lienzo en blanco y somos nosotros quienes podemos convertirlos en una obra maestra o un verdadero desastre. No temas establecer límites, son necesarios para un correcto desarrollo emocional y también tendrá consecuencias positivas en su vida adulta. No eres el mejor amigo de tu hijo, eres su papá, eres su mamá y debes enseñarles herramientas para que crezcan felices y plenos.

Y si necesitas ayuda, recuerda que puedes contar conmigo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

 

 

 

 

Invitación: Chicos en Positivo

children

Te invitamos a participar de una charla gratuita para conocer un programa único e innovador basado en las últimas investigaciones de Psicología Positiva, los aportes del Mindfulness y los beneficios del Yoga.

Destinado a niños de entre 5 y 8 años de edad su objetivo es brindar herramientas científicamente comprobadas para que tus hijos logren:

• Incrementar su optimismo
• Aprender a manejar la ansiedad de su edad
• Canalizar favorablemente su energía
• Conectarse con su cuerpo
• Mejorar la concentración y atención
• Cultivar una autoestima saludable
• Mejorar el relacionamiento con su entorno
• Manejar los miedos

Día: 17 de marzo

Horario: 19:00

Dirección: Oscar Diego Gestido 2587 esq Brito del Pino (Centro Psicología Positiva Uruguay)
Inscripciones via mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy

Cómo vivir un embarazo positivo y feliz

Se acerca el nacimiento de mi hijo Alan y quiero compartir contigo, futura mamá, algunos consejos prácticos para disfrutar más de este momento tan hermoso y desafiante al mismo tiempo, el embarazo.

 

Idealmente, este período donde vas creando vida en tu interior tendría que ser de lo más

mujeres embarazadas

relajado posible y sobre todo deberías estar muy concentrada en disfrutar. Las emociones positivas serán tus aliadas en esta etapa.

Busca situaciones que te proporcionen alegría, amor, intenta dejar ir viejos rencores, que esta nueva etapa esté repleta de nuevas oportunidades para no estancarse en lo negativo.

Mimarte es muy importante, ya sea que puedas comer algo rico, hacer alguna salida con tu pareja o familiares y también darte el permiso de ser cuidada por tus seres queridos.

Si tienes la oportunidad cómprate ropa que te haga sentir bonita y cómoda, puedes seguir siendo coqueta aún estando embarazada.

Ir preparando el dormitorio de tu bebé también es una experiencia muy positiva, ya sea que tenga su propia habitación o compartan el dormitorio con él, ir teniendo todo listo para su llegada te llenara de ilusión y entusiasmo.

Otra emoción muy bonita que sentirás es cuando seas capaz de sentir sus primeras pataditas, atesora estos momentos en tu corazón y si quieres hasta puedes filmarlo, saborea esta experiencia única. También puedes escribir un diario durante tu embarazo o tener una caja para ir atesorando recuerdos de los primeros meses de tu hijo.

La calma será tu aliada, el stress es malo para ti y para tu bebé, así que si puedes comenzar a trabajar un poco menos o no dejarte agobiar por las preocupaciones de siempre, ¡mucho mejor! Es el momento perfecto para comenzar a implementar el optimismo en tu vida y cambiar la perspectiva negativa si la has alimentado hasta ahora. Padres optimistas educan hijos felices.

Seguramente te habrá pasado que quieres dormir más de lo habitual, si tienes la oportunidad hazlo sin culpa, si tu cuerpo te lo pide por algo será. Los cambios hormonales hacen que te sientas diferente y más agotada, intenta recuperar la energía, la vas a necesitar mucho después.

Los miedos son muy frecuentes en esta etapa, los sentirán tú y tu pareja. Preguntas como ¿seré un buen padre? ¿podremos educarlo bien? ¿nos dejará dormir? ¿cómo haremos para adaptarnos? Los atormentarán de vez en cuando, así que lo mejor que pueden hacer es cultivar la confianza en ustedes mismos y apoyarse. Confíen en la naturaleza, fluyan, deben estar preparados pero sin enloquecerse porque solamente se pondrán más nerviosos.

Cuidado con los consejos de todo el mundo, muchas veces los vecinos, amigos, parientes, te avasallan con consejos que no necesariamente serán aplicables en tu caso, cada bebé es un mundo y es tu tarea como mamá entenderte con tu hijo, comprender sus necesidades y tenerte paciencia en este proceso. No permitas que nadie te quite el derecho de aprender con tu bebé.

Esta hermosa etapa es tuya y de tu pareja, disfrútala, amala, atesórala, porque estos nueves meses se pasan volando y cuando quieras darte cuenta ya serás toda una mamá, con nuevos desafíos y nuevas aventuras que atesorar por siempre. Te deseo un embarazo muy feliz y con mucho amor.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

 

 

 

Síndrome de nido vacío

nido vacíoEste síndrome hace alusión al sentimiento de vacío, abandono y tristeza que experimentan los padres cuando sus hijos han crecido y se han marchado del hogar.

Los padres sienten mucha tristeza, aburrimiento, sienten que no son útiles y no tienen nada para hacer, pueden llegar a llorar, no pueden dejar de recordar cuando sus hijos eran pequeños, no le encuentran un propósito a su vida, tienen la creencia de que jamás volverán a ser tan felices como cuando sus hijos estaban en la casa. También es frecuente que se presenten problemas para dormir y dolores en el cuerpo. Los padres deben ser concientes que están experimentando una pérdida y que deben otorgarse un tiempo prudencial para reponerse.

Para comenzar a superar esta sensación de pérdida lo recomendable sería comenzar a tener una nueva perspectiva de la situación a la cual se están enfrentando. Comenzar a trabajar en el bienestar de la pareja, nutrir el vínculo con los hijos de una manera diferente, saber que se tiene tiempo ahora para cumplir algún antiguo proyecto que se ha estado posponiendo.

Es un buen momento para volver a conectarse con la pareja, ciertas relaciones se deterioran con la llegada de los hijos ya que generan nuevas tensiones, quizás se podría cultivar nuevamente esa relación de pareja que ha quedado estancada.

Enfocarse en generar emociones positivas, es un buen momento para buscar activamente situaciones donde podamos generar alegría, buen humor, gratitud por esta nueva etapa, interés por nuevas actividades.

Este momento también puede ser una oportunidad para realizar actividades nuevas como involucrarse en cursos de arte en sus diversas expresiones, hacer ejercicio, cuidarse en todo nivel, tanto físico como mental.

Como padres es muy saludable que la independencia de los hijos sea apoyada e incluso alentada, se deben respetar los espacios individuales del otro, no llamar demasiado, no caer de visita sin avisar, evitar el control.

Esta nueva etapa hay que transitarla con amor, con respeto y con paciencia. Los cambios son naturales, esperables y también hermosos, son el reflejo de nuestra madurez vital, con cada ciclo que culmina uno nuevo comienza y deberíamos evitar pensar en lo que estamos perdiendo y concentrarnos en lo que estamos ganando en esta nueva etapa.

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

 

 

 

 

Una formación positiva

Una formación positiva

Cuando Mariana me comentó que el programa radial de la fecha 21/01 versaría sobre infancia, se me ocurrió que quizás deberíamos permitirnos replantearnos sobre la siguiente cuestión ¿qué tipo de ciudadano  formamos en nuestra sociedad Uruguaya? Pienso qué acertado y operativo sería adoptar las consigas de la psicología positiva en cuanto a la educación de nuestros pequeños.

Sería interesante el poder plantearse qué tipo de persona formamos. ¿Son nuestros hijos personas optimistas? ¿Lo serán de acuerdo  a las influencias que reciben (influencias sociales, culturales y familiares)?  ¿Promovemos vínculos en donde la confianza, el optimismo y el ser positivo están presentes?

El niño se construye con otro y es vital con qué referente o referentes cuenta. Donde seguramente es clave no sólo lo que vive, y con quien, sino cómo vive y siente estas nuevas experiencias de conocimiento del mundo que lo rodea.

La participación es uno de los derechos del niño pero habitualmente ¿usted escucha a sus hijos? ¿ comprende lo que le transmiten?¿que hace con esa información la toma en cuenta? Y finalmente ¿incide lo que sus hijos piensan y sienten para tomar una decisión en su familia?

La consulta va más allá, sobre aspectos que hacen al cómo se construye ese niño y también esa familia. ¿Estamos preparados como padres para tomar en cuenta la opinión de nuestros hijos en temas importantes no meramente en el consumo artículos tecnológicos?

El primer paso para que esta construcción  se dé de modo feliz y esta sea real y efectiva es nada más y nada menos que el considerar a la niña o al niño como un  ser humano. Un ser completo, que piensa y que su opinión es válida. Ya hemos pasado esa etapa en la cual lo que el niño transmitía era una mera ocurrencia, gracias a los avances científicos sobre todo a las neurociencias, se sabe que efectivamente el niño posee muchas más capacidades y fortalezas de las que se podía imaginar, de ahí la importancia de que el niño reciba estimulación de su entorno para que pueda desarrollar estas potencialidades de forma efectiva. Dentro de esta estimulación contemplo también la alegría, el amor, el optimismo, premisas todas de la psicología positiva. Lo que contribuirá  a sus posibilidades cognitivas y además a la construcción de un ser mas  creativo, mas feliz, y en definitiva mas humano con todo lo que esta palabra implica.

 

Cel: 095371338

Lic. en Psicología Lourdes Sobera lou.sobera@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que debemos saber del proceso de adopción

Adopción

La adopción es un acto de amor y también es un proceso psicológico complejo. En este artículo vamos a reflexionar sobre ciertos puntos que debemos conocer para que todos los involucrados puedan disfrutar del vínculo a pleno. 

Los niños adoptados tienen su manera de adaptarse y actuar frente a la familia y lo social, maneras que son influenciadas directamente por factores genéticos, cuestiones de salud, experiencias de vida y el apego que seamos capaces de generar con este niño.

En cuanto a los factores genéticos vamos a encontrarnos con cierta predisposición en cuanto a temas de salud mental y física, cierta tendencia a ser más optimista o pesimista,  factores que influyen en la inteligencia y demás características. Estos elementos deberían ser conocidos por aquellos quienes van a adoptar para prepararse en caso de eventuales patologías. Quienes adoptan deben intentar tener a su alcance toda la información posible acerca de la familia de origen del pequeño y las posibles dificultades simplemente para estar preparados para los desafíos que pueden llegar a surgir. Algo que también es vital que los padres adoptivos conozcan es la historia afectiva del niño. Nuestra salud mental en gran medida es condicionada por la calidad de nuestros vínculos tempranos, vínculos que importan ya desde antes de nacer.

Si por ejemplo se va a adoptar a un niño que ha sido institucionalizado desde muy temprano quizás no haya tenido la posibilidad de establecer un vínculo de apego (lazo afectivo entre el niño y un número reducido de personas a su alrededor), lo que va a traer consecuencias emocionales con el tiempo. 

Sería recomendable poder adoptar a un niño lo más pequeño posible para menguar o eliminar directamente los factores de riesgo. Mientras mayor es el niño, más difícil es que el niño pueda adaptarse emocionalmente a los padres, ya que pueden haber muchas cargas emocionales por parte del pequeño en juego. Lo cual no quiere decir que no debamos adoptar niños más grandes, sino simplemente que es más complejo y en este proceso sería recomendable poder contar con la ayuda de un profesional para que facilite el proceso de adaptación y vinculación de la nueva familia.

Los niños adoptados son susceptibles de problemas de vinculación afectiva temprana, lo que los hace más sensibles a cambios como mudanzas, cambios de escuela, nuevos hermanos, etc. Es por eso que debemos ser cuidadosos con los cambios bruscos y acompañar los nuevos procesos con mucha paciencia y amor, además de límites claros por supuesto.

Ellos van a sentirse tentados de poner a prueba constantemente el amor de sus padres adoptivos, motivo por el cual pueden incursionar en determinas conductas complejas a las cuales debemos estar atentos, como problemas en su manera de comportarse, en la higiene, la alimentación, el sueño y demás.

La familia y el niño necesitan tiempo para adaptarse el uno al otro. La puesta de límites claros y saludables, el apoyo emocional que le podemos brindar al niño, aprender a escucharlo, ser honestos, son elementos que van a ayudarnos a tener un vinculo saludable con él.

Adoptar es una hermosa opción porque nos brinda una oportunidad a nosotros de ser padres y también la experiencia de poder ser alguien significativo y saludable para esa persona que tanto nos puede llegar a necesitar. Amemos con respeto y paciencia e intentemos tener la información y el apoyo profesional suficiente para hacer de esta experiencia una placentera para todos.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com