¿Cuál es tu definición de felicidad?

¿Cuál es tu definición de felicidad?¿Cuál es tu propia definición de felicidad? Creo que todos tenemos una definición diferente. Para algunas personas será encontrar al amor de su vida, para otras tener el cuerpo perfecto, para otras ser millonarias, para otras vivir en el campo con muchos perros, etc.

No importa cuál sea tu definición, lo que importa es lo que haces con ella. Siempre digo que es muy importante que aprendamos a escuchar nuestra propia voz, que no temamos embarcarnos en un proceso de autodescubrimiento para saber qué es lo que queremos realmente. Escuchar a nuestra intuición, a lo que nos dice nuestra pasión. A veces seguimos el paso que nos dictan los demás por temor, por agradar, por conformar, y en ese proceso vamos dejando atrás nuestros propios sueños.

La definición de felicidad no solamente varía de persona a persona, sino también puede cambiar dentro del mismo sujeto con el tiempo. Un día podemos desear una cosa y con el correr de los años comprender que de repente aquello que tanto ansiábamos en realidad no escondía ninguna llave mágica hacia las puertas de la felicidad. Somos seres en constante evolución y por lo tanto no es de extrañar que nuestros gustos también sean cambiantes.

Tómate el tiempo para pensar en tu propio camino, ¿qué es la felicidad para ti, aquí y ahora? La felicidad puede manifestarse de distintas maneras, una de ellas es bajo la forma de emociones positivas. ¿Cuáles te gustaría generar más en tu vida? ¿Cuál es la que más disfrutas?

La felicidad es una manera de pensar acerca de lo que significa para nosotros una buena vida. ¿Qué significa para ti tener una vida disfrutable, plena? Estamos por un buen camino cuando a menudo nos encontramos muy comprometidos con lo que estamos haciendo, cuando somos concientes de nuestras fortalezas y tratamos de utilizarlas en todos nuestros ámbitos.

Tenemos una vida plena cuando podemos estar conectados con los demás desde un vínculo positivo, desde la equidad, el respeto y la retroalimentación positiva. Cuando somos capaces de descubrir nuestro propósito, cuando nos animamos a desafiarnos e ir más allá, cuando nos entregamos a la vida como si esta fuera una aventura, cuando nos cuidamos en todo sentido y nos amamos, cuando logramos cumplir nuestros objetivos.

La felicidad es un proceso, no una meta. Podemos ser felices aquí y ahora, siendo agradecidos por todo lo logrado y sintiendo entusiasmo por todo lo que queda por venir aún. Estos pequeños lineamientos nos acercan más a esa elusiva palabra. Atrévete a crear tu propia definición y convertir tu vida en algo emocionante y divertido de experimentar. No todos los días tienen que ser una fiesta, pero sí puedes mantener el entusiasmo por tus proyectos, o por tu descanso, o por tus amigos. Elige la definición que más cuadre contigo y ve a construir tu camino ahora mismo.

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

 

Programa de radio online: EL CLUB DE LOS OPTIMISTAS

Programa de radio online: El club de los optimistas
 
 
A partir del miércoles 15 de agosto y todos los miércoles de 16 a 18 horas (Uruguay) vamos a estar compartiendo dos horas de material para aprender a ser más felices y optimistas, de una manera amena y sobre todo divertida.  Temáticas que como ya saben giran en torno a las herramientas de la Psicología Positiva.
 
 
Un programa de radio online conducido por mí y Viviana García, una joven estudiante de Psicología y locución que ha apostado por este proyecto.
 
Vamos a tener historias, anécdotas, frases, entrevistas. Ustedes pueden participar mediante nuestra página de facebook (http://www.facebook.com/pages/El-club-de-los-optimistas/252294888123032?bookmark_t=page) o también enviando mensajes de texto y mails.
 
Nos pueden escuchar en todas partes del mundo a  través de http://www.montevideonight.com.uy/
 
 
 
HORARIOS EN ALGUNAS CIUDADES:
 
Madrid: 9 pm
Ciudad de México: 2 pm
Santiago de Chile: 3 pm
Lima: 2 pm
New York: 3 pm
Bogotá: 2 pm
Caracas: 2:30 pm
República de Guatemala: 1 pm
San José (Costa Rica): 1 pm
Santo Domingo: 3 pm
Quito: 2 pm
Asunción (Paraguay): 3 pm
Panamá: 2 pm
Montreal: 3 pm
San Salvador: 1 pm
 
¡Los esperamos para el gran estreno este miércoles!
 
 
 
 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

 
 

La aceptación radical…Un camino hacia la paz mental

Ante determinadas situaciones de la vida que no podemos cambiar, esas cosas que nos golpean y que no podemos controlar, lo mejorLa aceptación radical...un camino hacia la paz mental que podemos hacer es aprender a aceptar la realidad. Muchas veces nos negamos a lo que nos sucede, nos quedamos atascados en una posición obstinada que en realidad no va a conducir a nada bueno. Es hora de comenzar a dejar ir, a soltar, a entender que si bien ciertas situaciones siempre nos dolerán, pueden dolernos menos si nos enfocamos desde otro lugar.

En DBT (terapia dialéctica-comportamental) nos hablan del concepto de aceptación radical. Esta aceptación para ser efectiva, debe ser completa y absoluta, aceptar algo con todas las letras. Aceptarlo en nuestra mente, nuestro espíritu, nuestro corazón. Al aceptar algo radicalmente dejamos de luchar contra lo imposible, contra los molinos de viento que nos creamos.

La aceptación debe ser sentida en cada fibra de tu ser. Para poder comprender mejor el concepto, concéntrate en alguna situación donde realmente hayas aceptado algo completamente, pudo haber sido la muerte de un ser querido, un despido, una ruptura, algo que te haya causado inmenso dolor y que no podías controlar porque no dependía de ti.  Cuando tengas ese recuerdo, piérdete en la pacífica sensación de dejar ir la lucha, de dejar ir las obsesiones y caprichos con respecto a esa situación.

Por supuesto que puedes sentir cierta tristeza, pero el peso de antes será quitado de tus hombros, te vas a sentir más centrado, más libre. A veces el dolor más profundo es la combinación entre el dolor que nos genera determinado hecho más la no aceptación del mismo. Aceptando algo, tienes el poder de convertir la agonía y el sufrimiento en un dolor más pequeño, más manejable, menos asfixiante.

Aceptar nuestra realidad, lo que es nuestra verdad en el aquí y ahora, nos ayuda a entender lo que no podemos cambiar. Quedarnos prendidos en lo que no podemos cambiar solamente es una tortura.

Todas las situaciones nacen de una causa, causas que muchas veces no son manejables por nosotros. No nos castiguemos pensando ¿por qué a mí? Porque la realidad es que todos tenemos nuestra carga que soportar en algún momento u otro de nuestras vidas. Nadie se salva del dolor ni de las pérdidas. Aceptar esto es conectarnos con un estado de paz mental.

La verdad es que la vida siempre vale la pena vivirla, incluso aunque a veces esté salpicada con ciertas situaciones que nos generan tristeza. Si no existiera el dolor no podríamos entender lo que es la felicidad, opuestos que debemos vivir constantemente. Al menos desde la aceptación la vida no es tan compleja, nos ayuda a alcanzar calma. Y no todo es tragedia si podemos transitar nuestra existencia desde el disfrute y la aceptación.

Quiero invitarte a que intentes aceptar esas experiencias que han sido dolorosas, que las veas como instancias de aprendizaje, de fortalecimiento, aceptar la vida en su completa totalidad con todo lo maravilloso que hay en ella, con todo lo terrible que nos puede llegar a pasar. Siendo humanos, viviendo una experiencia intensa es como nos desarrollamos y nos convertimos en mejores personas. El dolor tiene el poder de destruirte o construirte. Podemos vivir desde la negación y la obstinación, o desde la paz y la aceptación. Podemos elegir nuestro camino.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Octava reunión del CLUB DE LOS OPTIMISTAS

El club es un espacio para conocernos, para divertirnos y sobre todo para aprender en un ambiente distendido. Este mes la propuesta es una cena y el tema las relaciones positivas.

Nos vamos a encontrar en La Fusta (Grito de Asencio 1199 y Joaquín Suárez). Los cupos son limitados (10 personas) así que quienes quieran participar deben enviarme un mail con su celular para que los agende.

 

Recuerden que esta propuesta es para quienes viven en Uruguay.

 

¡¡¡Los esperamos!!!

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Psicología Positiva: Comienza tu diario (ejercicio)

Psicología Positiva: Comienza tu diario (ejercicio)

Una estrategia para poder lidiar con esos sentimientos y pensamientos que nos conducen a sentirnos abrumados, preocupados, tristes o ansiosos consiste en llevar un diario y escribir en él todos los días, incluso varias veces en el mismo día de ser necesario.

¿Qué es lo que vamos a escribir en ese diario? Básicamente cómo nos sentimos, qué es lo que pensamos y en qué contexto estas emociones y sentimientos se están desarrollando.

Usualmente nos encontramos con determinados tipos de pensamientos negativos automáticos, entre los que podemos encontrar:

  • Generalización. Llegar a una conclusión generalizada basándote en una sola experiencia, si algo malo te sucede asumes que ocurrirá de nuevo. Piensas en términos de SIEMPRE o NUNCA. “Siempre me equivoco, nunca lograré ese empleo”.
  • Filtro selectivo: Te concentras solamente en lo negativo, en lo que va mal, en lo que falta, ignorando importante información que en realidad demuestra lo contrario. Siempre hay algo que funciona, en muchas situaciones podemos encontrar el lado positivo.
  • Pensar en términos absolutistas: Piensas en las cosas en sus extremos, te cuesta tomar en consideración los términos medios de las situaciones.
  • Personalización. Asumir la responsabilidad por cosas que en realidad no son tu culpa, creer que si alguien comenta algo será algo negativo en tu contra, pensar que determinadas actitudes de los demás están relacionadas contigo cuando en realidad no tiene por qué ser así. “Lucas está de muy mal humor, seguramente es mi culpa que esté así”.
  • Catastrofizar. Consideramos las situaciones más desastrosas de lo que realmente son, a veces consiste en tomar una actitud dramática y “ahogarse en un vaso de agua”.
  • Racionalizar desde la emoción. Confundir los sentimientos por hechos, ideas negativas con respecto a tu persona se consideran como evidencias reales porque se sienten reales (aunque en realidad no lo sean). “Si me siento un fracasado, una mala persona, entonces es verdad”.
  • “Leer la mente de los demás”. Hacer asunciones todo el tiempo de lo que la otra persona siente, cree, piensa, considerar saber por qué actúa de determinada manera. Asumimos que sabemos lo que los otros piensan o por qué se comportan de la manera que lo hacen sin tener real evidencia de esto.
  • Adivinar lo que va a suceder. Creer saber lo que va a suceder y tomar esto como una verdad absoluta,aquí entra en juego la sugestión y la profecía autocumplida. Si esperas algo malo, tendrás razón.
  • Minimizar lo positivo.Pones demasiada energía en recordar y tener muy presente las cosas malas que suceden, dejando de lado por completo las cosas buenas que también ocurren. Lo malo tiene el poder de borrar todo lo bueno y esto no debería ser así. Si tuvimos un día maravilloso pero una cosa mala sucedió, ¿tendrías que darle tanta importancia a este último evento o deberías concentrarte en todo aquello que sucedió de acuerdo a lo esperado o que te brindó satisfacción de alguna manera? 

Como les decía, la escritura de estos pensamientos y emociones puede ser muy beneficiosa porque nos ayuda a disputarlos, a bajarlos a tierra, a cuestionarlos. Además de que también nos permite ser más concientes de nuestro mundo interno, reconocer a tiempo estos pensamientos limitantes, y nos ayuda a idear alternativas de pensamiento más positivas.

Recuerda siempre terminar la entrada en tu diario con una nota positiva, siempre existe algo fuerte en nosotros, algo de lo cual estar agradecidos en nuestra vida, utiliza lo que funciona, subraya lo positivo e intenta tener una perspectiva distinta de tus experiencias.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

¿Y si vivimos una vida sin remordimientos?

¿Y si vivimos una vida sin remordimientos?La vida se ha hecho para disfrutarla, pero lamentablemente solemos olvidarnos de esta premisa y día a día vamos transitando nuestro camino y en vez de sembrar aventuras vamos sembrando remordimientos.

¿Cuáles les parece que son los remordimientos más comunes? Creo que podríamos poner en el número uno de la lista el tema de vivir de acuerdo a los deseos de los demás en vez de los propios. Caemos en la trampa de dejar contento a todo el mundo, olvidándonos por completo de lo que queremos, dejando atrás metas y sueños que no hemos cumplido por las dudas de que los demás no estuvieran de acuerdo o porque nos dijeron que no podíamos.  A veces apagamos trazos de nuestra personalidad con la ilusión de que el otro vale más que yo, lo cual es erróneo, los demás no son menos ni más importantes que tú, una vida en extremo vivida para los demás es tan negativa como una vivida exclusivamente egoísta. La respuesta es el equilibrio y la honestidad con uno mismo.

Quizás otro remordimiento podría ser el haber trabajado demasiado duro. El trabajo puede brindarnos muchas satisfacciones, en especial si es algo que amamos o que nos ha costado esfuerzo alcanzar. Sin embargo, cuando el trabajo se vuelve tan obsesivo podemos dejar de lado cosas realmente importantes, como nuestra familia o amigos. El tiempo de ocio y de compañía es tan importante como el de trabajo, sé que a veces es complicado, pero intenta equilibrar tu tiempo de manera tal que al menos puedas pasar un poco de tiempo de calidad con aquellos que amas.

Siempre sé honesto con lo que sientes por los demás, no dejes que los días se escapen sin decirle a alguien lo importante que es para ti, si tienes un problema que resolver háblalo también. Las discusiones más saludables son aquellas que se hablan en el momento preciso y llegan a una conclusión. Siempre que se hable con respeto podemos decirle al otro lo que estamos sintiendo.

No dejes escapar a tus amigos. Hoy en día vivimos tan atareados con nuestras actividades que muchas veces caemos en la pereza de ver poco a nuestros amigos, o caemos en el orgullo de no responder a aquellos que siempre nos dicen que no cuando los invitamos. No esperes a que ellos aparezcan, ve tú a buscarlos. Hay que escaparse un poco de la rutina y nada mejor que pasar un buen momento con esos amigos que adoras, aunque a veces se pierdan.

Dense el permiso para ser feliz, la felicidad es una elección, no depende de lo afortunado que eres o todas las cosas que has logrado necesariamente, es un cúmulo de situaciones, sentimientos e interpretaciones. Evita aguardar hasta que el momento sea perfecto para disfrutar, toma el ahora y disfrútalo ya, ¿qué más estás esperando?

Tu vida es un regalo aunque a veces no puedas verlo, apréciala, cuídala, y sobre todo amala. Tu destino no tiene que ser un conjunto de remordimientos, puede ser un puñado de buenos recuerdos, muchas sonrisas y felicidad. A no perder el tiempo y comienza a vivir hoy.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Psicología Positiva: Los momentos que nos definen

Cada momento que vivimos tiene el potencial de enriquecer nuestra vida. Cuando somos concientes que tenemos el poder de cambiarPsicología Positiva: Los momentos que nos definen determinadas situaciones o crearnos oportunidades, es cuando sacamos a flote nuestras fortalezas y las utilizamos a nuestro beneficio.

Deberíamos tener un rol más activo ante determinadas circunstancias, a veces el destino trae consigo malos vientos, es cuando más tenemos que aferrarnos a la esperanza y recordar que todo lo malo siempre termina. Nuestra actitud es un don maravilloso que puede rescatarnos de las tinieblas de la tristeza.

Cada momento cuenta y es por eso que en Psicología Positiva se ha creado un ejercicio llamado Los momentos que nos definen:

Piensa en un momento que haya tenido un impacto positivo en ti, un momento donde hayas hecho algo, quizás hayas tenido el valor de invitar a salir a alguien, o de pedir un aumento, o a atreverte a hablar con alguien que te interesaba. Simplemente un momento que haya sido significativo y haya involucrado tu acción.

Piensa en las fortalezas que utilizaste en ese momento, ¿cómo las utilizaste? ¿Fue acaso la valentía? ¿La humildad? ¿La creatividad?

Piensa en cómo este momento tuvo su influencia en quién eres hoy en día, ¿cómo contribuyó a tu identidad? ¿Cómo cambió tu perspectiva?

Reflexiona en tu valentía para poder utilizar esas fortalezas en el momento preciso, quizás incluso hayas utilizado una fortaleza que nunca antes habías utilizado. Dar lo mejor de nosotros en el momento preciso es algo de lo cual nunca nos arrepentiremos y podremos darnos la oportunidad de vivir un momento muy especial en nuestras vidas, un momento de crecimiento, de oportunidades, de cambios, quizás hasta de aventura.

Incluso en nuestros momentos dolorosos podemos encontrar sentido, podemos ver cómo nos transformaron, cómo nos hicieron apreciar más lo que ya poseíamos, cómo lograron cambiar nuestra perspectiva y cómo contribuyeron a construir quienes somos ahora.

Lo importante de este ejercicio es que nos ayuda a recordar eventos positivos de nuestra vida, nos brinda la oportunidad de saborear y atesorar nuestras experiencias, nos hace ser concientes de cuánto utilizamos nuestras fortalezas y la impronta positiva que nos brindan.

Así que recuerda, eres más fuerte de lo que piensas, hay mucho potencial en ti esperando despertar solamente le tienes que dar una oportunidad.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Trastorno de ansiedad por separación

Trastorno de ansiedad por separación

El trastorno por ansiedad de separación se caracteriza por una ansiedad excesiva y poco  apropiada para el desarrollo del niño. Esta ansiedad gira en torno a la separación respecto de las personas con quienes se vincula. Hay una incapacidad por parte del pequeño de tolerar estar solo y se desespera cuando la persona emocionalmente significativa (padre, madre, tutor) debe marcharse.

Debemos diferenciarlo de la ansiedad por separación esperada en bebes de seis  meses a niños de seis años, aproximadamente. Si bien el niño va a experimentar angustia ante la separación de su figura parental, no será una angustia desaptativa, ni acompañada de ideas catastróficas de que algo malo (enfermedades, muerte) pueda ocurrirle a sus seres queridos, como sí sucede en el trastorno específicamente.

Cuando están lejos de las personas con quienes se vinculan, la ansiedad excesiva se manifestará mediante la preocupación, nervios, tensión, enojo. A nivel físico se expresará mediante dolores de cabeza y dolores abdominales. Estas manifestaciones ya comienzan cuando se anticipa el alejamiento de su persona querida.

Estos niños rehúsan estar solos, quieren dormir acompañados, detestan la idea de dormir fuera de su hogar, tienen pesadillas recurrentes de ser abandonados, a veces se niegan a ir al colegio. Cuando están en el colegio, algunas veces intentarán llamar su casa para asegurarse de que sus padres estén ahí y que están bien.

Son niños inseguros, irritables y demandan muchísima atención. Los más pequeños demuestran su temor más a nivel corporal, los más grandes verbalizan sus miedos.

El comienzo del trastorno puede ser insidioso o agudo (repentino). Cuando es agudo es porque usualmente está precedido por una situación stressante importante  como las situaciones de pérdidas, una mudanza o incluso un cambio de colegio.

El curso del trastorno puede tener etapas de intensidad y otras etapas donde los niños están más tranquilos. La ansiedad que padecen afecta negativamente la integración social, el rendimiento académico y también la autoestima.

El tratamiento consistirá en terapia cognitivo conductual y en algunos casos será necesario también la medicación psiquiátrica. Es recomendable asistir a un profesional lo antes posible para evaluar al pequeño y así poder generar el tratamiento acorde. 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Psicología Positiva: Espiritualidad

Psicología Positiva: EspiritualidadLa espiritualidad es una noción muy poco trabajada en la psicología más clásica, pero la Psicología Positiva presta especial atención a su valor. Por espiritualidad no me estoy refiriendo a ninguna religión en particular, sino a una manera más profunda de ver la vida, de esa capacidad de tener fe, de poder conectarte con “algo” que sea más grande que uno mismo.

Quienes pueden vivir la espiritualidad se caracterizan por su fortaleza interna y una manera positiva de ver la vida. Encuentran calma en las peores de las circunstancias, saben que todo lo malo termina y sienten que cuentan con algo que podrá ayudarlos.

La espiritualidad nos brinda un conjunto de creencias sobre la vida, creencias sagradas, conlleva a una visión estable de sí mismo y también a una sensación de pertenencia, encontramos significado y valor en nuestra vida.

La espiritualidad es vivida de manera distinta para cada uno, y varía en sus niveles dentro de cada persona también. No siempre estamos con esa sensación de conexión a flor de piel. Los estudios realizados en torno a este tema demostraron que cuando nuestro nivel de espiritualidad está bajo otras medidas son afectadas, como nuestra autoestima o el valor que le encontramos a nuestra vida.

¿Qué pasaría si decidieras conectarte contigo mismo? ¿Qué pasaría si te unieras a una comunidad? ¿Qué pasaría si compartieras más tiempo con la naturaleza? El camino a tu espiritualidad debe ser trazado por ti, pero ten en cuenta que es algo que tendrá un fuerte impacto positivo en tu vida. Atrévete a encontrarle significado a tu existencia, es una experiencia muy gratificante, ya lo verás.

 

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

El síndrome de Asperger

Hans Asperger, en el año 1944,  trabajó con la psicopatía autista, lo que más tarde se conoció como el Síndrome de Asperger. Se ubica El síndrome de Aspergerdentro de los trastornos generalizados del desarrollo, su causa exacta es desconocida, aunque se teoriza que es altamente probable que se deba a una anomalía en el cerebro. Este trastorno puede llegar a ser hereditario y su afección es más común en los varones que en las niñas.

El bebé que padece del síndrome tiene una apariencia normal y saludable, pero entre el primer y segundo mes de vida manifiesta escasa empatía y contacto ocular.

Los síntomas característicos comienzan a percibirse luego de los dos años, cuando los niños demuestran dificultad para integrarse y comunicarse con sus pares, y tienden a apegarse a las rutinas. Presentan dificultad a la hora de jugar con sus compañeros, no les agrada demasiado salir de su casa y cuando algo les emociona lo manifiestan intensamente con gritos, aplausos o saltos.

Este síndrome suele considerarse una forma de autismo de alto funcionamiento. Quienes lo padecen manifiestan cierta dificultad para interactuar a nivel social, repiten comportamientos y pueden a llegar a ser un poco bruscos con sus movimientos. Cabe destacar que ciertos sujetos pueden llegar a tener una inteligencia por encima del promedio y pueden llegar a destacarse en el área de su interés. Pueden cuidar de sí mismos.

Suelen tener ciertas obsesiones con temas diversos como música, historia, ciencia, les llama la atención un tema en particular y buscan hechos y datos acerca de eso, conversan sobre eso todo el tiempo hasta el punto de perder el interés de su interlocutor. En algunas ocasiones su discurso es repetitivo y los diálogos se centran en torno a sí mismos. Pueden también estar presentes ciertas dificultades a nivel de la escritura.

Sin querer pueden llegar a decir comentarios ofensivos y les cuesta aceptar las normas, comprender la comunicación no verbal y la ironía. Suelen interpretar literalmente aquellos que se les dice, pueden inventar palabras también.

Estas personas suelen buscar contacto social, pero sus dificultades a nivel del habla y el lenguaje pueden hacerlos víctimas de burlas o aislamiento por parte de los demás.

Su lenguaje corporal es escaso, suelen hablar en un tono monótono, les cuesta establecer un contacto visual y tienen problemas para comprender expresiones faciales, las posturas del cuerpo o los gestos de su interlocutor.

A las personas con el Síndrome de Asperger se les dificulta responder emocionalmente en interacciones sociales normales, no son muy flexibles en cuanto a sus rutinas o rituales, no son demasiado empáticos y les cuesta expresar alegría por la felicidad de otra persona.

Los niños pueden mostrar retrasos en el desarrollo motor y comportamientos físicos poco usuales como un retraso en el aprendizaje de andar en bicicleta, agarrar una pelota, torpeza al caminar.

El tratamiento tiene que ser multidisciplinario y abarcara el trabajo con un psicólogo, psiquiatra, neuropediatra, fonoaudiólogo y maestra especializada en el caso de los niños. Se busca ayudar a la persona a manejar mejor sus emociones, obsesiones y comportamientos repetitivos. Se debe hacer un entrenamiento para las habilidades sociales, terapia del lenguaje, fisioterapia para poder mejorar la destreza motora.

Los padres de estos niños deben tener mucha paciencia para poder ayudar al pequeño a resolver sus actividades del día a día. Se tiene que fomentar el contacto visual y se le debe hablar de una manera muy clara, mantener organización en el ambiente, animarlos a realizar tareas domésticas. Es preferible diagnosticar el síndrome lo antes posible para poder brindarle a la persona las herramientas necesarias.   

Las personas con Asperger puedan presentar dificultades a la hora de terminar una carrera profesional demasiado larga, aunque sí pueden adquirir un buen nivel de autonomía, podrán formar su familia e independizarse en la vida adulta. Si bien es algo crónico, con la ayuda adecuada se puede lograr una buena calidad de vida.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com