¿Qué es el éxito?

Te invito a reflexionar en este artículo acerca de lo que nos quieren hacer creer acerca del éxito

 

¿Qué es el éxito? Supongo  que existirán tantas opiniones como personas, sin embargo, sinexito temor a equivocarme, en la sociedad de consumo de la cual todos somos presa, creo que el éxito mayoritariamente se enlaza a lo económico y al reconocimiento social.

A la mayoría de las personas les encantan los aplausos, brillar y destacarse, pero me pregunto cuál es el precio que hay que pagar por ser los mejores, ¿llegamos a ser los mejores en algún momento, los mejores para nosotros mismos?

El reconocimiento social en algún punto es importante para nuestra autoestima, en algún punto, porque como todo los excesos son malos, y si vivimos pensando en impresionar a los demás directamente no vivimos. A veces me da mucha gracia cómo las personas demoran pensando cuidadosamente qué escribir en su muro de Facebook cuando en realidad es algo totalmente efímero y sin importancia.

Observamos desesperadamente a las personas intentado subir las mejores fotografías de las experiencias que están viviendo, y de pronto se olvidan de disfrutar ese momento con fervor.

¿Impresionar a quién? ¿Para qué? Terminamos nosotros mismos siendo objetos de consumo en esa vana necesidad de agradar a los demás.  Nos olvidamos de ser auténticos, es innecesario mostrar siempre nuestra mejor cara, somos personas con defectos, equivocaciones y temores como todo el mundo.

La vida está para ser vivida con plenitud, no para restregarle en el rostro a nadie qué tan felices supuestamente somos. La felicidad hay que sentirla, crearla, practicarla, entrenarla. Por supuesto que compartir es interesante hasta cierto punto, pero si vamos a estar más pendientes de eso que de vivir en el presente vamos a perder el foco.

Por ejemplo veo que muchas adolescentes están obsesionadas con compartir su mejor perfil, prefiriendo tener más fans que amigos, y es así que poco a poco jóvenes y adultos se van apartando de lo que es más esencial. Mientras más buscamos la felicidad en los sitios equivocados, más se nos escapa.

También observo una voracidad por tener más dinero, cuando tampoco es necesario. No necesitas millones para hacer las cosas que te gustan, eso es una ilusión.

Vivimos en un mundo que busca la insatisfacción permanente, ya que las personas insatisfechas consumen más, más de todo, drogas, productos, servicios, etc. Esto afecta a la calidad de vida en general y por eso somos víctimas del estrés y la ansiedad, esa sensación constante de que deberíamos estar haciendo algo productivo todo el tiempo o pensando en qué más podemos hacer para ir un paso más allá.

Creo que en esta voracidad de éxito nos sentimos todos como hormigas, siempre existirá alguien mejor que tú, siempre alguien se destacará más o tendrá más millones, pero eso no quiere decir que sea más feliz.

Y no quiero que piensen que tienen que ser conformistas y no aspirar a nada, ese tampoco es el camino, pero el exceso de presiones es lo que nos enferma.

Lo más saludable es apuntar a nuestros logros personales, a metas que nos hagan crecer como seres humanos y nos desafíen, sin llegar al extremo de castigarnos si las cosas no salen en tiempo y forma. Cuando algo que amas se convierte en un arma para hacerte sentir mal, poca cosa, ansioso, evidentemente no es la manera de crecer.

Debemos intentar encontrar el camino del éxito, pero el éxito personal, no hay nadie a quien impresionar más que a ti mismo. Las metas que generan más satisfacción y plenitud son las que te hacen sentir integro, auténtico, aquellas que están en concordancia con tus valores, que te hacen crecer a un nivel emocional o espiritual.

Ser más exitoso económicamente o ser famoso será un pequeño bálsamo que no bastara. La felicidad se encuentra en las cosas más sencillas, en las experiencias que hemos buscado primitivamente, los vínculos que nos llenen, la trascendencia.

Así que para ser feliz en la búsqueda de tus propósitos te recomiendo que elijas desde el corazón, desde tu verdadero ser, con coherencia y honestidad. Ahí estarás listo para emprender tu destino y poder brillar ante la única persona a la que realmente le tienes que rendir cuentas, a ti mismo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

No te mientas a ti mismo

Cuando quieres implementar un cambio en tu vida siempre estás tentando a caer en rídiculas excusas para protegerte. Vamos a ver cuáles son las más frecuentes para que escapes de sus redes.

 

MentirosoAquel puede, yo no: Compararse con los demás simplemente no sirve, tú eres diferente, tienes tus virtudes, tus talentos y tus habilidades, tus tiempos, tus realidades. Con la única persona con la quien realmente estás compitiendo es contigo mismo y tú puedes cambiar lo que quieras y cuántas veces quieras, solo necesitas tiempo y constancia.

Estoy bien así: A veces puedes convencerte de que estás bien como estás, pero una voz dentro tuyo grita que esto no es cierto y puede manifestarse somáticamente o mediante alguna conducta autodestructiva. Si hay algo que no te convence del todo, escúchate, tal vez sea hora de cambiar algo.

Mejor lo hago después: ¿Quién no se ha dicho esto alguna vez? El problema con postergar y no tener alguna fecha límite en tu cabeza hace que eternamente estés posponiendo esas actividades o actitudes que pueden hacerte sentir mejor.

No sé cómo hacer para cambiar: Busca ayuda, aprende más, contáctate con profesionales. Nadie nace sabiendo y el conocimiento de un experto puede facilitarte el camino, si sabes cómo hacer algo, será más sencillo que a andar a tientas probando mediante el ensayo y el error.

Seguramente vaya a fracasar: Si te autoconvences de algo tiene muchas probabilidades de que se convierta en algo cierto. Siempre está la posibilidad del fracaso, pero lo que te olvidas es que el fracaso es necesario para ser exitoso en cualquier meta que te propongas, es parte del proceso de aprendizaje. No fracasar no solamente te haría inhumano (ya que todos nos equivocamos) sino que también te privaría de la oportunidad de desarrollarte.

No me gustan los cambios: Tal vez sea una mentira más grande de lo que te imaginas, la vida es constante cambio, nuevas olas que debemos surfear a cada instante. Cambias tú, cambian la circunstancia de la vida. El cambio es progreso y madurez, ¿así que por que evitar aventurarse?

No tengo tiempo: Aunque nos duela a todos, esta es la mentira por excelencia que nos hacemos. Muchas veces no es que no tengas tiempo, simplemente dedicas al tiempo a otras cosas que tal vez no sean tan importantes para escudarte de aquello que en verdad necesitas. Tal vez no te interese cambiar tanto como dices, pero mientras más tardes en hacer el cambio necesario, mayores serán las consecuencias y lo sabes.

Así que ahora a pensar en qué quieres cambiar y reflexiona si estás creyéndote alguna de estas mentiras que entorpecen tu camino. Sé que puedes vencerlas si decides hacerlo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Charla: Maternidad, gratitud y disfrute (Uruguay)

ciclo bienestar

Desde el primer momento que tenemos en brazos a nuestro hijo las emociones nos desbordan, sentimos la felicidad más absoluta que a veces también viene acompañada del miedo mas gigantesco. Todas las mamás en algún momento podemos llegar a cuestionarnos nuestra valía o sentirnos desbordadas por el cambio de nuestra rutina. Sin embargo, el amor todo lo puede y cuando abrimos nuestro corazón también estamos más receptivas a aprender y a dar lo que sea necesario para que esta hermosa vida que nos han obsequiado crezca sana, fuerte y feliz.

 

La maternidad es una aventura y un regalo, una oportunidad para desafiarnos a ser lo mejor que podamos ser, a tamizar nuestros defectos y potenciar nuestras virtudes. Es una bocanada de inspiración divina que nos empuja a tener una fortaleza que creíamos que no existía.

 

Desde la Psicología Positiva, corriente en la que me especialicé, hablamos de parentalidad positiva y las investigaciones nos obsequian algunos lineamientos para que podamos cumplir con la tarea más importante de todas: que nuestro hijo aprenda a ser feliz.

 

Seguramente nos obsesionemos por las rutinas, la comida, la limpieza, pero muchas veces olvidamos lo más esencial, la felicidad es una habilidad que se aprende y se desarrolla a lo largo de toda nuestra existencia. Que mejor labor que construir un ser humano optimista con una amplia capacidad para el disfrute, la alegría y el bienestar.

 

Nuestro hijo tiene derecho a crear emociones positivas en su vida, a ser capaz de descubrir y jugar con sus talentos, a aprender a relacionarse desde el respeto y el cariño con quienes lo rodean, a develar su propósito cuando sea un adulto, a ser un ser humano capaz de soñar, proyectar y ejecutar sus metas.

 

En mi charla apta para madres primerizas y también con experiencia les enseñaré:

  • A vivir la maternidad con gratitud y sin tanto estrés
  • A reflexionar acerca de lo qué es realmente importante
  • A generar una sana independencia
  • A descubrir tus fortalezas
  • A mimarte sin culpa
  • A convertirte en una madre feliz

Inscripciones https://goo.gl/SJhr8G CUPOS LIMITADOS

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

¿Niños felices? Límites saludables

Las rabietas, el mal comportamiento, pelearse con los compañeros del colegio, son actitudes frecuentes que podemos encontrar en los pequeños. ¿Cómo puedes aprender a establecer límites saludables en los niños?

 

Los niños desobedientes suelen serlo con sus padres, abuelos, maestras. Se burlan y niñoscuestionan la autoridad descaradamente e incluso a veces pueden ser violentos. Sin darte cuenta, como padre puedes llegar a tener un patrón de conducta que esté fomentando esto en tu hijo.

Se ha comprobado que aquellos padres que son demasiado permisivos o quienes se ponen ansiosos y gritan influyen negativamente en sus hijos a la hora de establecer normas.

Seguramente ya sepas que los niños se comportan mal para llamar tu atención, el problema es que cuando consiguen hacerlo por este medio, le estás enseñando que llamar la atención de una manera negativa es bueno ya que ellos obtienen lo que quieren.

Para que los niños te hagan caso, una de las cosas que debes tener en claro es que las cosas deben decirse una sola vez. Si el niño no te presta atención, repítele que se espera que obedezcan al primer pedido, de lo contrario habrá consecuencias. Pero esto debe decirse con firmeza y calma, no a los gritos desesperados porque lo verán como que están ganando la discusión.

Si el niño continúa gritando, comportándose mal o haciendo berrinches es hora de ignorarlo. Aunque cueste, si lo ignoras el irá perdiendo fuerza, tú tienes que ser más perseverante que tu hijo, ellos tienen mucha energía e insistirán hasta el cansancio, pero tú debes ser más fuerte y seguir firme con tu postura.

Lograr terminar el berrinche al primer intento suele ser más eficaz que dejarle pasar unos cuantos, si se corta el mal comportamiento rápidamente tendrás más éxito en los siguientes episodios.

Es aconsejable finalizar con los berrinches en la casa, ya que en la calle, con público, los niños ven más sencillo el comportarse mal y salirse con la suya.

Razonar con los niños cuando están gritando y enojados suele no funcionar y en vez de intentar convencerlos y explicarles todo, a veces simplemente hay que obedecer a los mayores. Si ellos comprenden que no tendrán atención de tu parte cuando comiencen su actuación, irán comprendiendo que esta no es la manera de obtener tu amor.

Recuerda que ceder a sus demandas, caprichos y berrinches, es reforzar y recompensar la conducta negativa que en realidad quieres extinguir.

El secreto de una educación positiva se reduce a dos actitudes que como padre debes conocer:

  • La extinción: No prestar atención cuando se estén llevando a cabo conductas relacionadas al mal comportamiento, ser fuertes e ignorar el despliegue de actitudes y llamados de atención en el cual tu hijo incursionará. Se aconseja un minuto por cada año de vida de tu hijo, si el niño tiene cinco años, entonces intenta utilizar la extinción por cinco minutos. Una mirada firme y de desaprobación tendría que comenzar a ser suficiente, con el tiempo, para extinguir el mal comportamiento.
  • El refuerzo: Mimar, prestar atención y premiar a tu hijo cuando se esté comportando de una manera positiva y correcta.

El concepto de castigo no es recomendable, existen muchos errores habituales que los padres suelen cometer como por ejemplo castigar demasiado tiempo al niño, en este caso el niño se aburre y piensa que para qué va a comportarse correctamente si de todas maneras está castigado.

Si le quitas todo lo que le gusta te quedarás sin opciones para premiarlo, no le puedes quitar todo, la tablet, el celular, la televisión, los libros, etc.

Y por supuesto que los castigos desproporcionados y violentos no llevan a nada, solamente a que tus hijos te pierdan el respeto y se sientan resentidos, además de un sinfín de consecuencias terribles a largo plazo como baja autoestima, odio hacia sí mismo o a los demás, inseguridad, miedos, ansiedad, depresión, etc. Así que evidentemente este no es el camino, ese dicho que reza “una golpiza a tiempo evita problemas” no es para nada cierto.

Entonces lo más saludable es dejar de pensar en términos de castigo e incentivar al niño a ganarse las cosas o situaciones que le gustan. Le puedes explicar que se puede ganar tantos minutos de televisión, de juegos, de paseo; si hace los deberes, ordena su habitación, no hace berrinches, etc.

Tienes que ser claro con tu hijo y explicarle qué es lo que quieres de él, cómo esperas que se comporte. Si el niño se aleja de estos parámetros entonces le puedes decir “hoy no te has ganado salir a andar en bicicleta”.

El niño va sintiendo que es su responsabilidad poder acceder a las cosas y experiencias que a él le agradan, comienza a entender que un buen comportamiento es el camino para obtener lo que desea.

Los niños aprenden por modelado, imitando a sus padres, por eso es importante que tú sepas mantener el control, si gritas siempre ellos lo imitarán.

Así que recuerda utilizar la extinción a la hora de educar a tu niño. Refuerza los llamados de atención positivos, si ellos te dibujan, te abrazan, dicen cosas bonitas, brinda la recompensa desde tu atención y amor.

Los pequeños son un lienzo en blanco y somos nosotros quienes podemos convertirlos en una obra maestra o un verdadero desastre. No temas establecer límites, son necesarios para un correcto desarrollo emocional y también tendrá consecuencias positivas en su vida adulta. No eres el mejor amigo de tu hijo, eres su papá, eres su mamá y debes enseñarles herramientas para que crezcan felices y plenos.

Y si necesitas ayuda, recuerda que puedes contar conmigo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

 

 

 

 

Pensamientos negativos presenta: El pensamiento dicotómico

wallpapers en blanco y negro

Quiero compartir contigo una serie de artículos donde puedas conocer más a fondo los pensamientos negativos que nos pueden aquejar a todos. Aquí el primero.

 

El pensamiento dicotómico es la tendencia a clasificar tus experiencias en categorías opuestas, todo o nada, bueno o malo, blanco o negro. No existe en esta clase de pensamiento lo gradual. Los múltiples matices de las experiencias o situaciones, vínculos, etc, no son tomados en consideración.

Los juicios que se emiten son extremos y absolutos, como consecuencia tus reacciones emocionales y de conducta oscilan entre un polo u otro.

Este pensamiento está en estrecha relación con el pensamiento más primitivo que es global, por lo tanto será absolutista, invariable y también irreversible.

Si tienes este pensamiento negativo tus conductas serán contradictorias, compulsivas y podrás experimentar cambios del estado de ánimo repentinos sin un desencadenante claro que los explique.

Tus palabras y frases serán totalizantes y rígidas, podrás observar que utilizarás palabras como nunca, siempre, todo, nada habitualmente.

En la depresión se apreciará la utilización de lo dicotómico en las ideas o acciones relacionadas con las dualidades:

Feliz- triste
Éxito- fracaso
Util- inútil

En la ansiedad los constructos que se pueden encontrar:
Seguridad- peligro
Vida- muerte
Protección- indefensión
Exposición- evitación.

En las personalidades más rígidas, como las personas que tienen rasgos de personalidad obsesivos, este tipo de pensamiento suele estar muy presente.

Si te sientes identificado con este pensamiento lo que debes intentar hacer es comprender que la vida tiene distintos matices, que en realidad pocas cosas pueden catalogarse de una manera tan estricta.

Ser más flexible será tu meta y puedes comenzar a practicarlo en cada oportunidad donde te encuentres pensando de una manera tan absoluta.

Los pensamientos negativos son maneras distorsionadas de juzgar nuestra realidad que acarrean consecuencias negativas en todos los ámbitos de tu vida. El primer paso es conocerlos para poder tomar control de los mismos. Más adelante te seguiré compartiendo los demás.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Haz algo productivo ¿Qué estás esperando?

ejecutivos¿Qué haces ahí sentado, pasmado, como si tuvieras todo el tiempo del mundo? Levántate ya, corre, sé productivo. Cada segundo que pasa es un segundo que pierdes.

¿Acaso no has venido a la tierra para hacer cosas interesantes? No entiendo cómo puedes quedarte congelado sin hacer nada.

Ya comienza a moverte, que valga la pena tu día. Necesitamos gente que produzca.

En serio…de una vez, por favor. ¡Haz algo productivo!

Ve y observa los amaneceres y los atardeceres.

Disfruta del dulzor de una rosa roja.

Dile a tus hijos que los amas.

Piérdete entre los rayos de sol que se inmiscuyen atrevidos entre las ramas de los árboles.

Siente el mar y piensa cómo eres capaz de flotar en una inmensidad que te acobija.

Observa el humo danzarín que se desprende de tu taza de café.

Siente el agua caliente de la ducha recorriendo cada recoveco de tu piel.

Abraza a quien amas y hazle sentir que es el ser más importante del planeta.

Disfruta de los días de sol que te acarician y de los días nublados que dan sueño.

Come cosas deliciosas.

Visita lugares nuevos y emprende aventuras cotidianas como perderse en una calle que no conoces.

Desliza el esmalte de uñas y píntate con colores vivos.

Haz nuevos amigos y cuida a los antiguos que te han visto crecer en todos los sentidos.

Protege el medio ambiente con el simple acto de tirar la basura en su cesto correspondiente.

Arranca la soledad de alguien con unas cálidas palabras.

Corre y tírate en la arena, en el césped, sin importar la suciedad.

Jamás dejes de jugar, ser un adulto responsable no quiere decir que debas dejar la ilusión atrás.

Vé y haz algo productivo. Vive la vida en este preciso instante, ama cada segundo, rodéate de personas positivas, cuídate, amate.

Por favor te lo ruego…

Intenta ser feliz ahora, ¿qué estás esperando?

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

¿Cuáles son los hábitos que te harán feliz?

Existen ciertos hábitos que incrementan nuestro bienestar. Conócelos en este artículo

Vivir en el momento presente es muy recomendable para dar batalla a la ansiedad y la tristeza. Cuando estás enfrascado en los errorescuales son los hábitos que te harán feliz del pasado te obsesionas y castigas, también te estancas en la amargura. Si estás en extremo pendiente del futuro, la ansiedad te hará su presa y aparecerá el estrés. Debido a esto, poder ser conciente del aquí y ahora y lograr conectarte con todas las cosas que funcionan en este instante te brindará paz y felicidad.

Reír puede ser la mejor medicina ya que ayuda a disminuir la hormona del estrés llamada cortisol, a tener una mejor memoria y también es capaz de protegerte de patologías cardíacas.

El aire libre es tu aliado. Respirar aire puro, dejarte acariciar por los cálidos rayos del sol, observar el verde del césped o las olas del mar, ayudarán a mejorar tu bienestar, tu estado de ánimo y también tu función cerebral.

Realizar ejercicio tiene efectos antidepresivos, ayuda a descargar la ansiedad y el estrés, te hace sentirte más cómodo contigo mismo e incluso puede llegar a tener una incidencia en el control de las adicciones.

Ser parte de una comunidad contribuirá a que establezcas más relaciones positivas y es una de las vías más profundas que te acercarán a una felicidad más intensa.

Practicar la auto compasión te motiva en general y permite que no te juzgues sin piedad. Al contrario de la creencia popular, cuando te castigas y eres demasiado exigente contigo te sentirás tan mal que no aportará a tu crecimiento personal y te verás presa del dolor y la apatía.

Ser espiritual le brindará a tu vida significado y sentido de propósito. No es necesario ser un fanático de la religión, sino simplemente creer que hay algo más grande en donde puedes encontrar consuelo. No interesa como lo llames, pero te hará sentir mejor y más conectado con el resto de las personas.

La meditación te obsequia varios beneficios tanto para tu cuerpo como para tu mente, como por ejemplo calmar tu ansiedad, mejorar tu sistema inmunológico y ser más creativo. No será necesario que practiques miles de horas, aparentemente con cinco minutos al día es suficiente para comenzar a disfrutar de estos beneficios.

El ser agradecido es uno de los caminos más exitosos para alcanzar la felicidad, ya que te ayudará a enfocarte en todas las cosas que sí funcionan en tu vida, ya sean personas, experiencias o logros.

Reprograma tu mente. El conocer cuáles son los pensamientos negativos que te aquejan y poder disputarlos correctamente tendrán un impacto en tu felicidad a largo plazo. Saber cuestionar los argumentos pesimistas que puedes tener te permitirán mirarte desde una luz más positiva, comprender que no eres tan tonto o darte cuenta de lo mucho que vales.

Estos hábitos te ayudarán a acercarte al bienestar, no es necesario que los implementes todos. Puedes escoger los que más te agraden y poco a poco los irás incorporando en tu rutina, de esta manera los automatizarás y cada vez te saldrá mas natural practicar los hábitos que te llevarán a ser más feliz.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?