¿De quién depende tu felicidad?

Hoy quiero compartirte una breve historia para reflexionar acerca de quién es el verdadero arquitecto de tu felicidad

 

En cierta ocasión, en un encuentro de matrimonios, le preguntaron a una participante:matrimonio_exitoso

– ¿Te hace verdaderamente feliz tu esposo?

Este alzó ligeramente el cuello en señal de seguridad; sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio. Sin embargo, la esposa respondió con un rotundo:

– No, no me hace feliz.

El esposo no sabía dónde meterse.

– No me hace feliz. Yo soy feliz. El que yo sea feliz o no, eso no depende de él, sino de mí. Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad, yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa o circunstancia, estaría yo en serios problemas. Todo lo que existe en esta vida cambia continuamente. Por eso, mi pensamiento, cada día, gira en torno a esto: decidir ser feliz.

Y esta es una respuesta excelente, tu felicidad y bienestar dependen de ti, de cómo decides interpretar tu realidad, de alejarte de la culpa innecesaria, de no exigir a los demás y respetarte a ti mismo. Puedes ser feliz y aquí y ahora, es tu decisión. Si aún no la has tomado, nosotros te diremos cómo puedes lograrlo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Taller Encuentra el amor de tu vida, amándote (Uruguay)

parejaenamorada

 

Te presento un taller único de 3 horas donde aprenderás técnicas que te ayudarán en el amor y en tu crecimiento personal

 

Taller teórico práctico dirigido a mujeres y hombres de 18 años en adelante donde aprenderás a:

 

–          Reconocer cuál es el patrón negativo de elección que tienes, no es casualidad que siempre elijas al mismo tipo de persona

–          Cuáles son tus creencias limitantes y pesimistas en torno al amor y las parejas

–          ¿Cómo y por qué te saboteas?

–          Validar la experiencia de relaciones pasadas

–          Identificar comportamientos alienantes

–          Conocer tus fortalezas y buenas cualidades

–          Respetarte y amarte

–          Inculcar límites saludables

–          Reforzar tu confianza y autoestima

–          Crear un patrón sano de relacionamiento y elección de pareja

 

Sábado 11/02

11 am a 14 pm

Coffee break y materiales incluidos

Inversión: 900 pesos

Centro Psicología Positiva Uruguay (Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 esq Brito del Pino)

Informes e inscripciones al 098-165- 994/ mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy

http://www.psicologiapositiva.com.uy/encuentraelamordetuvida/

¿Por qué siempre me siento estancado?

En tus proyectos, en tu vida en general, seguramente hayas atravesado un momento difícil donde sientes que estás nadando en el lodo. Déjame ayudarte para superar ese tropiezo y continuar diseñando tus sueños.

 

Tus metas, proyectos, esperanzas, muchas veces pueden verse truncadas. Existen diversas razones por las cuales puedes llegar a desear tirar la toalla antes de tiempo. Te agotas, te aburres, sientes que ya no tienes fuerzas, nuevos problemas parecen surgir al mismo tiempo.exito

Algunas de las razones que subyacen a esta sensación de estancamiento es que no crees que mereces ser feliz, o qué no tienes la madera suficiente para obtener lo que deseas. Esto está relacionado a la baja autoestima, el pesimismo y también a un entorno familiar poco facilitador donde siempre cortaron tus alas y no te permitieron ser tú mismo.

Otras veces ocurrirá que temes realizar un cambio, ya que esto implicará dejar la falsa comodidad de una situación actual. Cambiar es difícil, requiere de esfuerzo y muchas veces de ayuda, sin embargo, quedarte en una situación molesta solo porque es conocida termina siendo más costoso a nivel emocional.

Puedes vivir una vida distinta, más emocionante, donde eres el creador de tu felicidad, pero tienes que darte el permiso para lograr esto.

Si sueles hacer lo que los demás desean antes que lo que tú necesitas, te envenenarás de resentimiento y te sentirás estafado todo el tiempo. El deber ser puede pesar más de lo que realmente quieres, pero esta actitud sin armonía te conducirá al caos emocional y a una profunda tristeza.

Para poder cambiar y avanzar, es hora de hacer las cosas distintas. Más allá de las causas que te están generando este estancamiento, la planificación y la acción serán tus aliadas. Veamos qué más puedes hacer para superar este momento.

Detente: A veces solamente necesitas parar un momento, descansar, distraer tu mente. Esforzarte y exprimir a tu pobre cerebro no te llevará a ningún lado, date el permiso para jugar, disfrutar y conectarte con el entusiasmo, a tu ritmo.

Conéctate con el dolor: ¿Qué es lo que estás sintiendo en este momento? ¿qué cosas no te están haciendo feliz? Date el tiempo para entenderte y comprender qué es lo que está sucediendo en tu corazón.

Pregúntate en qué momento te encuentras: Piensa en lo que has alcanzado hasta el momento, piensa a dónde quieres llegar, qué es lo que aún falta, qué habilidades o aprendizajes necesitas para llegar más lejos. Conectarte con la gratitud y recordar todo lo pequeño y grande que has construido es un bálsamo para el alma y un aliento que te permite continuar tu camino.

Recuerda por qué quieres hacer el cambio: Recordar las razones por las cuales necesitas hacer algo distinto es un excelente empujón. Inspírate en tus propias historias de éxito, en la de los demás. Recuerda que si alguien pudo lograrlo, entonces tú también podrás.

Concéntrate en los hábitos del día a día:  Para alcanzar el éxito es importante tener un plan de acción y el mismo se nutrirá de ínfimos pasos. Mientras más pequeños y cotidianos mejor, te sorprenderás de lo lejos que puedes llegar si tan sólo haces un mínimo esfuerzo al día. Lo importante es que encuentres cuál es el esfuerzo correcto y esto dependerá exclusivamente de aquello que quieras alcanzar.

Reconoce cuáles son tus pensamientos negativos: Esa cruel voz en tu cabeza que dice que no lo mereces, que no eres suficiente, que no podrás, que no tienes lo que hace falta, que todo debe ser perfecto, etc. Cuando reconozcas tus demonios recuerda asesinarlos con la realidad. Busca cada pequeño logro, cada detalle de tus fortalezas, cada experiencia exitosa, no importa cuán pequeña o íntima sea, ellas derrotarán a esas despiadadas sirenas que te llevan a fracasar.

No temas cerrar etapas: La mente está en paz cuando tiene asuntos concluidos, hay que aprender a dejar ir el pasado, a cambiar el camino si algo no está funcionando. Aprender a esperar los cambios con brazos abiertos y esperanza, los cambios nos hacen sentir vivos y son los responsables de nuestro crecimiento. Deja atrás lo que duele, aquellas personas que brindan consejos pesimistas, enfócate en lo que quieres conseguir con claridad y camina hacia ello cada día, con pequeños pasos, pero firmes.

Muchas veces la razón por la cual estás estancado es simplemente un tema de interpretación de la realidad, cuando miras cuidadosamente te darás cuenta de que has avanzado. Toma estos consejos, aplica aquellos que tengan coherencia con tu contexto y crea un año exitoso y feliz. Tú puedes hacerlo, solo recuerda, una idea clara, planificación y mini pasos son los que te guiarán hasta tu objetivo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Página en blanco

mas-vida

Quiero compartir contigo el último artículo escrito para la revista MÁS VIDA a propósito de un nuevo año que comienza. Feliz Navidad para ti, para tu familia, que diseñes un maravilloso 2017 y espero que me sigas acompañando en este camino de optimismo. Gracias por leerme.

 

Estoy sentada mirando el monitor, esperando que súbitamente la inspiración me alcance. Golpeo con mis uñas ansiosa sobra la taza de capuccino humeante…nada. Dicen que el bloqueo de escritor es muy frecuente, pero si realmente nos conectamos con nuestra esencia, te diría que casi mágicamente, las palabras, poco a poco comienzan a aflorar tímidamente.

Una hoja en blanco. Una hoja en blanco es lo que estoy viendo en este preciso instante. Y eso es un año nuevo. Una preciosa, virgen, inmaculada oportunidad para volver a comenzar, para crear, para diseñar, para dejarse llevar.

Un año que puede hacer la diferencia, que puede ser espectacular. Todos los años tienen su magia, de todas maneras. Lo que sucede es que a veces no nos percatamos de la belleza que yace en la sutileza de las pequeñas cosas.

Y lo que para nuestro exigente paladar puede ser un pequeño logro, significaría todo para alguien más.

Tal vez  sientas que no estás donde quieres estar, tal vez creas que lo que haces no es suficiente, puedes sentirte estancado, desmotivado o perdido. Pero todas estas pequeñas trampas de tu mente lo único que están haciendo es enceguecerte.

Bríndate unos momentos para pensar en este año que poco a poco va llegando a su fin.  Piensa cuidadosamente en cada detalle. ¿Conociste a alguien nuevo? ¿Hiciste algo diferente? ¿Visitaste un lugar distinto? ¿Probaste un nuevo restaurant? ¿Fuiste al cine? ¿Disfrutaste con tus amigos o tu pareja? ¿Concretaste algunas de las metas que te planteaste el año anterior? ¿Cuál fue tu mejor día? ¿Cuándo estallaste de alegría? ¿Sentiste el sol en tu rostro? ¿La lluvia?

Seguramente si te conectas desde la gratitud, la aliada número uno que nos permite aprender a valorar todo, vas a comprender que este año tuvo algo especial. Tal vez pequeño, quizás muy grande, pero sin duda un año que no debería pasar ante ti sin más.

¿Qué puedes valorar de este 2016? No creas que ha sido un año en vano porque no has alcanzado todas tus expectativas. Y quizás aquí está el problema, esperamos demasiado, demasiado pronto. Y mientras estamos ansiosos por todo lo increíble que puede llegar a suceder, dejamos pasar lo espectacular que está ocurriendo ahora mismo delante de nuestras narices.

En este año que pronto está por nacer, quiero que intentes proponerte una clase diferente de metas, no las clásicas que siempre nos decimos y que por una cosa u otra no las llevamos a cabo, conéctate con metas más profundas que impliquen un crecimiento emocional.

Ante esta página en blanco escribe algo distinto, basta ya de tus trillados discursos, de las mismas viejas metas que repites como disco rayado una y otra vez, metas que tal vez ya no resuenen contigo y estás demasiado caprichoso como para soltarlas.

Te invito a divertirte con nuevas ideas, un guión distinto. La tinta de la existencia que late ansiosa por correr y saltar en esas nuevas páginas que a veces estás demasiado temeroso de plasmar, te está esperando. Es hora de que le prestes un poco de atención al poder de tu propia creatividad.

Busca tus fortalezas, basta ya de quejarte o de no valorarte, busca en tu interior. Eres único y tienes tu lugar especial en el mundo, no nos prives de tu talento, suéltate y comienza a ser quien de verdad eres.

Puede ser que necesites convertirte en prioridad, aprender a decir que no, establecer límites más saludables con las personas de tu entorno. Ser sanamente egoísta, cuidarte  amorosamente, teniendo en cuenta tus necesidades y deseos, no tiene absolutamente nada de malo. Si pasas mucho tiempo siendo el menos importante, por más altruista que seas, lentamente el sentir que tus necesidades no son satisfechas puede generar mucha ira, irritabilidad y malestar. Así que a evitarse un problema mayor y decir no a tiempo, créeme que salvará mucha de tus relaciones .

Tomate el tiempo para agradecer lo que está sucediendo a tu alrededor, no temas detenerte unos instantes a diario para comprender que estás en el lugar correcto, en el momento indicado, haciendo lo que tendrías que hacer. Los cambios más profundos provienen de la aceptación y el reconocimiento de quien eres.

Si quieres más amor en tu vida, no seas tímido, brinda más amor. Si quieres más paz, perdona y deja ir el rencor. Ayudar a los demás (siempre con cuidado hacia ti mismo), es una excelente manera de alcanzar la felicidad. Ayuda a las personas a ser más fuertes y tú mismo te convertirás en alguien más fuerte en el proceso.

Una página en blanco invita a correr riesgos, a escribir líneas alocadas, a expresarse, a inspirarse, también nos da el permiso de equivocarnos y volver a empezar. Ensayo y error, vida y días, tenemos el derecho de experimentar, de aprender, de ir más allá, de descubrir. ¿De qué sirve el miedo? Es sólo una despiadada fantasía. ¿De qué sirve quedarse con las ganas de intentar algo que nuestro corazón anhela? El arrepentimiento de no haberlo hecho será aun peor que el sinsabor de que no salgan las cosas como queríamos.

Como dice la frase, sé el ejemplo que quieres ver en el mundo. Los demás observan nuestros actos, cómo nos movemos. Nuestras actitudes hablan más fuerte que nuestras palabras, si somos armonía y felicidad lo transmitiremos. No intentes ser perfecto, simplemente sé auténtico y las personas a tu alrededor lo notarán.

Tienes que ser respetuoso contigo, sin embargo, también debes ser respetuoso con los demás. De nada sirve esparcir rumores, quejarse de quienes te rodean. Todos somos seres humanos intentando jugar el juego de la vida, no debemos ser tan duros con los demás ni con nosotros mismos. Todos tienen derecho a equivocarse

Los peores escenarios usualmente ocurren en nuestra mente, tantas batallas has perdido de antemano o has sufrido en vano por tragedias que ni siquiera rozaron tu puerta. Basta de dramatizar escenarios, disfruta de lo estupendo que está sucediendo aquí y ahora.

No busques compararte con los demás ni te agobies ante los éxitos de los otros. Busca figuras quienes te inspiren, a quienes puedas admirar, tú también pueden llegar, pero a través de tu propio camino. Si sigues los pasos de otros, no dejarás huellas y tus huellas en el mundo son muy importantes, quiero que las imprimas con firmeza.

Tu eres quien escribe tu vida, sin embargo, no te atengas firmemente a los guiones, las situaciones dan giros inesperados, aventuras que jamás creías que ocurrirían te suceden, dramas, amores, locuras. Todo aquello que no esperabas puede ser mejor de lo que creías. Deja que el libro del destino te sorprenda.

Acabo de darme cuenta de que gracias a todo esto que he compartido contigo mi página cesó de estar en blanco. ¿Y la tuya?

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

Taller Crea Un Poderoso 2017 (Uruguay)

2017

Quiero ayudarte a que este 2017 sea un año increíble, donde finalmente puedas concretar tus metas de la manera más entretenida y exitosa posible.

En este taller de dos horas vamos a trabajar lo siguiente:

• Harás un balance del 2016 y podrás rescatar con gratitud aquello que haya funcionado
• Descubrirás cuáles son los pensamientos negativos que te están estancando a la hora de concretar tus sueños
• Aprenderás cuáles son las mejores estrategias para alcanzar tus logros
• Reconoce tus fortalezas y ponlas a jugar a tu favor
• Conéctate con tus verdaderos deseos y no lo que crees que debes alcanzar
• Convierte tus fracasos en oportunidades de aprendizaje

Te esperamos el sábado 10/12
De 17:00 a 19:00 hrs
En Centro Psicología Positiva Uruguay
(Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 esq Brito del Pino)
Inversión: 350 pesos
Inscripciones a mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy o comunicándote al 098-165-994

Si quieres ser exitoso en tus vínculos, esto es lo que necesitas

Tú tienes distintas maneras de comunicarte y hoy quiero mostrarte cuáles son las clásicas para poder descubrir la que te ayudará a fortalecer tus relaciones.

 

Uncomunicacion-activo-contructivaa buena comunicación se convierte en tu mejor aliada a la hora de cultivar relaciones positivas. Tus vínculos son una fuente de bienestar y felicidad, por lo tanto debes trabajar en ellos, ampliarlos y cuidarlos.

Activa destructiva: este tipo de respuestas apuntan a comprender lo que tu interlocutor te está transmitiendo, pero le agregas un tinte negativo: así que te ascendieron, todas las responsabilidades que tendrás ahora, qué agotador. 

Pasivo  constructiva:  es una respuesta fría, carente de entusiasmo. Es como decir qué bueno, en un tono sin emoción.

Pasivo destructiva: la persona ignora por completo lo que la otra acaba de comentar, además de cambiar el tema de conversación y continuar hablando de un tópico completamente distinto.

Por último, la más sana de todas las respuestas y la cual alentamos a probar en Psicología Positiva es la:

Activo constructiva: Esta respuesta es entusiasta y demuestra un interés genuino hacia lo que la otra persona nos está compartiendo. Además de la emoción que demuestras, querrás hacer más preguntas y si es una buena noticia hasta celebrarás con tu interlocutor.

Cuando te cuentan una historia, en cualquier ámbito de tu vida, deberías responder de acuerdo a este modelo.

Al compartir las cosas buenas que te ocurren estás capitalizando tus experiencias y ampliando un efecto positivo en ti. Sin embargo, tu felicidad puede verse truncada si te encuentras con una respuesta sin alegría ni entusiasmo, o peor aún, ignoran tu comentario.

Los intercambios positivos son los responsables de afianzar nuestras relaciones, comunicarnos desde el interés, la escucha atenta y el respeto, es lo que hace que los vínculos se nutran y crezcan.

Si tu interlocutor se alegra por tu noticia y a la vez tu muestras alegría por lo que él comparte, ambos estarán compartiendo un momento de resonancia positiva y podrán disfrutar del evento feliz, mientras el bienestar de ambos se incrementa.

Cada vez que te olvidas de responder una manera activa constructiva, estás perdiendo la oportunidad de hacer crecer tu vínculo. A veces la envidia o los celos podrían interferir en estos momentos de mostrar algarabía, pero recuerda que si las personas que amamos son felices, nosotros también lo seremos.

Te invito a estar atento a reconocer cuál estilo de respuesta eliges en tus interacciones sociales. Prueba con el más positivo y verás cómo el mundo te sonríe más.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

¿Por qué nos gustan las películas de terror?

Varias somos las personas que disfrutamos de una buenaterror película de terror (me confieso una) y se podría pensar que es porque existe cierto lado oscuro que debemos sacar de paseo de vez en cuando, sin embargo, hoy quiero compartir con ustedes las verdaderas razones que se esconden detrás de esta predilección.

 

Tal vez esto te sorprenda, pero la empatía (esa capacidad de ponerme en el lugar del otro) juega un rol muy importante en las historias. Los personajes deben ser cuidadosamente trabajados para que sus historias puedan seducirnos y de esta manera sentirnos identificados con sus aventuras y padeceres.

Es vital que existan antagónicos, personajes buenos algunos y crueles otros. Nos identificaremos con las personas buenas y sus desdichas, sentiremos compasión por los episodios terribles que deben transitar. Desearemos que cosas buenas sucedan a los buenos y nuestro sentimiento de justicia aflorará.

Nos mantendremos en vilo esperando la resolución, tenemos ya en nuestra cabeza una idea armada de cómo debería finalizar la historia y cuando usualmente el desenlace es el que esperamos obtendremos placer y alivio ante el mismo.

Mientras más cosas terribles van sucediendo, en algún punto vamos perdiendo las esperanzas de una resolución positiva, pero cuando al final ésta se cumple mayor será el disfrute.

La tensión que se genera ante los sustos o los hechos dramáticos tiene cierto componente adictivo.

Quienes aman las películas de terror son también más propensas a la adrenalina, por ejemplo también pueden sentir fascinación por deportes extremos o montañas rusas. En algún punto acariciar la muerte nos hace sentir más vivos, esta clase de películas son la oportunidad perfecta para experimentar situaciones por las cuales (esperemos) nunca atravesaremos.

Podemos estar tan compenetrados con lo que estamos observando, que nuestro cerebro puede entender que es real lo que estamos mirando, al menos por unas fracciones de segundo. Nuestro cerebro está programado para asumir que todo lo que miramos es real. Debido a esto, sus partes más primitivas, las cuales suelen activarse en estos momentos, no comprenden que estamos ante una fantasía. Y gracias a esto nuestro cuerpo reacciona.

A nivel fisiológico se incrementa el ritmo cardíaco, parece ser que una película de terror genera un aumento de 14 pulsaciones por minuto en el mismo. El cuerpo comienza a responder como si estuviera ante un agente agresor.

La sudoración se hace presente, los músculos se tensan, estamos ante la expectativa de que algo ocurra (usualmente asociado a la música que acompañan las escenas), aumenta la adrenalina y el cortisol y hasta pueden desencadenar algunos recuerdos traumáticos.

Las películas de terror podrían oficiar como ventajosas a la hora del tratamiento psicológico de algunas fobias específicas, experimentar este miedo ficticio ayuda a desensibilizarnos ante situaciones difíciles reales.

Así que si te agradan las películas de terror, seguramente seas una persona con un alto grado de empatía hacia los demás, alguien que disfruta de la adrenalina y le gusta el placer que se genera ante el alivio de una situación fuerte.

Y a ti, ¿te gusta el terror? ¿Alguna buena trama que nos recomiendes?

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?