Archivo de etiquetas| metas

Eres experto en hacerte trampas

Los seres humanos creamos fantásticas películas negativas en nuestra cabeza que no son nada ciertas. Pasa y conoce cómo puedes utilizar la mente a tu favor.

 

Era media noche cuando un hombre se queda varado en la carretera por un pinchazo en cayendo.jpguna de las ruedas de su coche. No tenía gato hidráulico y comenzó a pensar:

-¿Quién me va a prestar un gato hidráulico a esta hora?

En  medio de sus tribulaciones divisa a lo lejos una casita cuya luz está encendida.

-Tal vez ahí me puedan ayudar-pensó.- Pero…mira qué tarde que es…seguramente el dueño de la casa esté durmiendo a esta hora. No va a estar de humor para atenderme la puerta siquiera. No, no me va a prestar el gato, si ni siquiera me conoce.

A medida de que se iba acercando a la casita, el señor estaba cada vez más furioso, recreando en su mente todas las maneras en que el dueño de la casa rechazaría con firmeza su pedido.

-Y claro, ¿por qué me lo va a prestar? No me lo prestará nada…

Cuando finalmente llega a la casa, el dueño abre la puerta y antes de que pudiera decir algo, nuestro ya enajenado conductor vocifera:

-¿Sabes qué? ¿Sabes qué? ¡Que te metas el gato por donde te quepa!

Este chiste refleja una de las trampas de la mente más frecuentes y la que tanto daño puede causarte, la denominada profecía autocumplida. Cuando te convences de algo tu mente hará todo lo posible para demostrarte que tienes razón, a pesar de que eso signifique algo malo para ti.

 

¿Te ha pasado de estar convencido de que te iría mal en una entrevista de trabajo y así fue? ¿Te ha ocurrido que no has invitado a alguien a salir porque estás seguro que te dirá que no? ¿Cuántas oportunidades has dejado pasar creyendo que no eres lo suficientemente bueno para hacer algo?

 

Esta profecía autocumplida tiene múltiples rostros, y aunque puede ser nefasta en algunas ocasiones, también podemos utilizarla a nuestro favor. Puedes leer más sobre la historia de este concepto aquí.

 

La profecía autocumplida demuestra cómo puedes sugestionarte tanto positiva como negativamente en todo lo que te propongas, actúes o sientas. Las personas no solamente responden a cómo son las situaciones en la realidad, sino también a la forma en que esas situaciones son percibidas y al significado que le otorgan a las mismas.

 

Si crees que eres un perdedor, entonces tendrás razón. Si los demás deciden que no eres capaz y tú elijes creerles, entonces tendrán razón también. Por eso es muy importante que esperes siempre lo mejor incluso en las peores de las circunstancias, porque tu mente se prepara de otra manera para lidiar con las contrariedades de la vida.

 

Cuando te convences de algo, tu mente quiere que tengas razón y conspirará inconcientemente para que te sabotees o prosperes en las situaciones que debas atravesar. Las casualidades no existirán, serás tú mismo quien cree ciertas circunstancias tanto para tu éxito como tu fracaso, para tu bienestar o infelicidad.

 

Por su parte, el Dr. Neil Farber habla del principio de atracción. En un excelente artículo publicado en Psychology Today, Farber habla de cómo la ley de atracción te incita a pensar en todo lo que deseas y que esos pensamientos positivos atraerán cosas buenas a tu vida.

 

Farber es contundente al plantear que para él la ley de atracción no existe, que los criterios detrás de esto están basando en pseudociencia y meras suposiciones, es así que utilizando la psicología plantea su concepto de principio de atracción.

 

Este principio está relacionado con la psicología positiva, las neurociencias y la persecución de metas. Sí es comprobable que cuando pensamos de una manera positiva vamos a vivir experiencias más placenteras, involucrarnos con personas que nos aporten positivamente y tener la fortaleza y perseverancia para concretar nuestras metas.

 

Las personas optimistas son más exitosas, son más saludables y altruistas, se enfocan en las cosas que sí pueden controlar. Son quienes se focalizan más en sus metas y por lo tanto filtran información de manera selectiva para acercarse a lo que realmente quieren. Se enfocan tanto en el proceso como en el resultado, lo cual las prepara de una manera más eficiente a la hora de tomar decisiones y ejecutar planes.

 

Este principio no tiene nada de mágico, es un fenómeno que te invita a tener un rol activo en tu vida y que elijas pensamientos y actitudes positivas a la hora de lidiar con los desafíos.

Sugestionarte, convencerte de algo de antemano, mirar las cosas desde una óptica determinada, el poder del inconciente, todo esto se une para que tu actitud y creencias posean una injerencia poderosa a la hora de obtener resultados, tanto positivos como negativos.

 

Una mirada pesimista de tus desafíos seguramente te hará perder ya que no confiaras en ti mismo, estarás desanimado y es probable que sabotees aquello que podría llegar a salir bien con tal de tener razón en tu perspectiva pesimista.

 

Lo inverso ocurre cuando eres optimista, si te convences de que eres capaz harás todo lo posible por tener razón. Al actuar y tomar decisiones empoderadoras tendrás chances más altas de lograr lo que te propones.

 

Todo se reduce a la manera en cómo interpretas tu realidad y capacidades. Como decía Henry Ford, tanto si crees que puedes, como sino, tienes razón.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Anuncios

Taller Crea Un Poderoso 2017 (Uruguay)

2017

Quiero ayudarte a que este 2017 sea un año increíble, donde finalmente puedas concretar tus metas de la manera más entretenida y exitosa posible.

En este taller de dos horas vamos a trabajar lo siguiente:

• Harás un balance del 2016 y podrás rescatar con gratitud aquello que haya funcionado
• Descubrirás cuáles son los pensamientos negativos que te están estancando a la hora de concretar tus sueños
• Aprenderás cuáles son las mejores estrategias para alcanzar tus logros
• Reconoce tus fortalezas y ponlas a jugar a tu favor
• Conéctate con tus verdaderos deseos y no lo que crees que debes alcanzar
• Convierte tus fracasos en oportunidades de aprendizaje

Te esperamos el sábado 10/12
De 17:00 a 19:00 hrs
En Centro Psicología Positiva Uruguay
(Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 esq Brito del Pino)
Inversión: 350 pesos
Inscripciones a mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy o comunicándote al 098-165-994

¿Qué es el éxito?

Te invito a reflexionar en este artículo acerca de lo que nos quieren hacer creer acerca del éxito

 

¿Qué es el éxito? Supongo  que existirán tantas opiniones como personas, sin embargo, sinexito temor a equivocarme, en la sociedad de consumo de la cual todos somos presa, creo que el éxito mayoritariamente se enlaza a lo económico y al reconocimiento social.

A la mayoría de las personas les encantan los aplausos, brillar y destacarse, pero me pregunto cuál es el precio que hay que pagar por ser los mejores, ¿llegamos a ser los mejores en algún momento, los mejores para nosotros mismos?

El reconocimiento social en algún punto es importante para nuestra autoestima, en algún punto, porque como todo los excesos son malos, y si vivimos pensando en impresionar a los demás directamente no vivimos. A veces me da mucha gracia cómo las personas demoran pensando cuidadosamente qué escribir en su muro de Facebook cuando en realidad es algo totalmente efímero y sin importancia.

Observamos desesperadamente a las personas intentado subir las mejores fotografías de las experiencias que están viviendo, y de pronto se olvidan de disfrutar ese momento con fervor.

¿Impresionar a quién? ¿Para qué? Terminamos nosotros mismos siendo objetos de consumo en esa vana necesidad de agradar a los demás.  Nos olvidamos de ser auténticos, es innecesario mostrar siempre nuestra mejor cara, somos personas con defectos, equivocaciones y temores como todo el mundo.

La vida está para ser vivida con plenitud, no para restregarle en el rostro a nadie qué tan felices supuestamente somos. La felicidad hay que sentirla, crearla, practicarla, entrenarla. Por supuesto que compartir es interesante hasta cierto punto, pero si vamos a estar más pendientes de eso que de vivir en el presente vamos a perder el foco.

Por ejemplo veo que muchas adolescentes están obsesionadas con compartir su mejor perfil, prefiriendo tener más fans que amigos, y es así que poco a poco jóvenes y adultos se van apartando de lo que es más esencial. Mientras más buscamos la felicidad en los sitios equivocados, más se nos escapa.

También observo una voracidad por tener más dinero, cuando tampoco es necesario. No necesitas millones para hacer las cosas que te gustan, eso es una ilusión.

Vivimos en un mundo que busca la insatisfacción permanente, ya que las personas insatisfechas consumen más, más de todo, drogas, productos, servicios, etc. Esto afecta a la calidad de vida en general y por eso somos víctimas del estrés y la ansiedad, esa sensación constante de que deberíamos estar haciendo algo productivo todo el tiempo o pensando en qué más podemos hacer para ir un paso más allá.

Creo que en esta voracidad de éxito nos sentimos todos como hormigas, siempre existirá alguien mejor que tú, siempre alguien se destacará más o tendrá más millones, pero eso no quiere decir que sea más feliz.

Y no quiero que piensen que tienen que ser conformistas y no aspirar a nada, ese tampoco es el camino, pero el exceso de presiones es lo que nos enferma.

Lo más saludable es apuntar a nuestros logros personales, a metas que nos hagan crecer como seres humanos y nos desafíen, sin llegar al extremo de castigarnos si las cosas no salen en tiempo y forma. Cuando algo que amas se convierte en un arma para hacerte sentir mal, poca cosa, ansioso, evidentemente no es la manera de crecer.

Debemos intentar encontrar el camino del éxito, pero el éxito personal, no hay nadie a quien impresionar más que a ti mismo. Las metas que generan más satisfacción y plenitud son las que te hacen sentir integro, auténtico, aquellas que están en concordancia con tus valores, que te hacen crecer a un nivel emocional o espiritual.

Ser más exitoso económicamente o ser famoso será un pequeño bálsamo que no bastara. La felicidad se encuentra en las cosas más sencillas, en las experiencias que hemos buscado primitivamente, los vínculos que nos llenen, la trascendencia.

Así que para ser feliz en la búsqueda de tus propósitos te recomiendo que elijas desde el corazón, desde tu verdadero ser, con coherencia y honestidad. Ahí estarás listo para emprender tu destino y poder brillar ante la única persona a la que realmente le tienes que rendir cuentas, a ti mismo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

8 cosas que te harán más feliz

Aquí te comparto unos consejos prácticos para poder encontrarle8 cosas que te haran mas feliz más significado, placer y bienestar a tu rutina. ¿Te animas a intentarlo?

 

Sé conciente de que la felicidad radica en los detalles del día a día

No tienes que esperar por un gran, espectacular y magnánimo evento para poder disfrutar de la felicidad, en realidad, ella suele esconderse en los pequeños detalles, las cosas que solemos ignorar o dar por descontado incluso.

Proporcionan mayor felicidad muchas pequeñas cosas buenas que unas poquitas cosas grandes. Por ejemplo, hacer ejercicio, participar de algún voluntariado e incluso ir a la iglesia pueden obsequiarnos un delicioso bienestar. Ya que son actividades que podemos hacerlas a menudo, inyectándonos de emociones positivas en dosis diarias.

Todos agendamos horas de trabajo, tareas, estudio, ¿pero qué sucede a la hora de agendarnos un momento para nuestra felicidad? Tan importante como el deber es el disfrute, tan importante como cumplir con nuestras responsabilidades, es cumplir con nosotros mismos. Haz de la felicidad un hábito.

Anticipa, recuerda, agradece

 El despertar es uno de los momentos más importantes, ya que cómo te sientes por las mañanas usualmente tiñe el resto de tu día. Si has despertado con energía, estarás más activo y contento, si ya te has despertado gruñón tendrás más oportunidades de pelearte con alguien o descarrilar tu felicidad fácilmente.

La anticipación potencia tu felicidad, ya que no solamente serás feliz por las cosas buenas que sucedan, sino por la anticipación de que algo bueno ocurra. Y cuando tú estas predispuesto a tener un buen día, estarás propenso a ver aquellas cosas que te colmen de alegría.

Recordar buenos momentos ayuda a revivir el efecto positivo que sentiste en aquel entonces. Si te estás sintiendo mal, puedes acudir a un buen recuerdo para poder sonreír, para poder conectarte son esa sensación de bienestar del pasado y poder hacerla presente.

La gratitud es una fortaleza y una emoción positiva por excelencia, la Psicología Positiva pone mucho énfasis en su importancia, ya que te protege de desvalorizar las cosas y ayuda a focalizarte en las situaciones, personas y experiencias que sí funcionan en tu vida. Además la gratitud ha demostrado ayudar a disminuir la depresión, la ansiedad, los sentimientos de soledad y la envidia.

Disfruta tu café de la mañana

Intenta no correr como un desquiciado al trabajo o a estudiar, tomate un momento para relajarte, planificar tu día, organizar tu cabeza. Disfruta del pequeño momento de tomar un buen café, té, mate, jugo, lo que prefieras, realmente saborearlo, apreciarlo.

Saborear los pequeños detalles y placeres del día a día es una de las características que diferencian a un optimista de un pesimista. Los rituales producen un mayor nivel de disfrute de la experiencia que ejecutarás.

Ejercítate

Las personas somos muy felices cuando tenemos relaciones sexuales, socializamos con otros y hacemos ejercicio. Poder enfocar tu mente en el momento presente, en lugar de estar preocupándote qué tendrás que hacer después, ayuda a que vivas los momentos con mayor intensidad y puedas sacarle mayor provecho.

Las personas que ejercitan, ya sea que vayan a caminar, bailen, corran, lo que sea, muestras tener menor depresión, stress e ira.

El favor de los cinco minutos

Ayudar a los demás es una fuente demostrada de bienestar, por lo tanto te invito a hacer el siguiente ejercicio.

Cada día, haz algo desinteresado por alguien por cinco minutos o menos. Puede ser una ayuda vía redes sociales, dejar pasar a alguien antes en la fila del supermercado, ayudar a alguien que se haya tropezado en la calle, cualquier pequeña actividad funcionará.

Establece metas

Las personas más felices suelen tener metas a alcanzar. Trabajar duro en pos de un objetivo e ir avanzando poco a poco activa emociones positivas y además suprime emociones como el miedo.

Desafiarnos nos hace incurrir en un estado de flow, poder hacer cosas que te hagan sentir bien y en las que eres bueno, ser conciente de tu progreso, te ayudará a conectarte con un mayor grado de bienestar.

Haz tiempo para tus amigos

Algunos estudios sugieren que el 70% de nuestra felicidad depende del vínculo que tengamos con los demás. Es por eso que no temas ver a tus amistades más seguido, sé que con los años debemos hacer malabares para poder agendar una reunión cuyo único fin es divertirse, sin embargo, no te des por vencido y organiza tu tiempo para reunirte con esas personas que quieres.

Encuentra significado en tus experiencias más dolorosas

Usualmente es muy difícil ser feliz cuando las cosas malas te suceden, sin embargo, si eres capaz de extraer un significado o aprendizaje de esa experiencia terrible, te conectarás con la felicidad más suprema, la vida significativa, donde serás más sabio, más profundo y las nimiedades del mundo ya no te importarán. Aprenderás a poner las cosas en perspectiva y en realidad podrás enamorarte y valorar la vida aún más, además de madurar psicológicamente.

Te propongo que pongas en práctica estos consejos y busques alimentar los pilares del bienestar, una vida más feliz es posible si estás dispuesto a intentarlo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Reflexionando acerca de los logros

Dentro de la teoría del bienestar se habla del modelo PERMA y uno de sus pilares son los logros. Las personas buscamos elReflexionando acerca de los logros éxito, sentirnos más en poder de las situaciones, de nuestro entorno y de nuestras metas. Buscamos logros, el fin en sí mismo, a veces simplemente por diversión, otras por desafiarnos o para hacer nuestra vida más emocionante. Aquellas personas que logran lo que se proponen sienten mucha motivación, viven inspirados y su inspiración también sirve a los demás. 

Y para obtener logros es importante mantenernos inspirados y motivados. Lo interesante es que la motivación es como un motor que nosotros podemos encender cuando se nos está apagando, algo que podemos reanimar para continuar en nuestro camino. 

Para acercarnos a nuestras metas y mantenernos motivados al mismo tiempo es importante saber el por qué de las mismas, ¿qué es lo que estamos buscando? ¿Qué nos desafía? ¿Qué nos gustaría aprender? ¿Qué nos gustaría crear? 

Me gustaría invitarlos a realizar un pequeño ejercicio para que ustedes tengan más claridad en cuanto a sus metas y cuáles son las verdaderas razones que los están empujando a alcanzarlas: 

¿Sabes lo que realmente quieres alcanzar en esta vida? Para poder trazar nuestro camino es importante tener un punto de llegada, un marco de referencia y además ir midiendo nuestro progreso.

¿Lo que queremos lograr es algo realista? Nuestras metas tienen que ser alcanzables. No podemos convertirnos en millonarios de la noche a la mañana, no podemos graduarnos de inmediato cuando una carrera demora entre cuatro y cinco años, no podemos tener un hijo en dos meses, en fin, ¿se comprende la idea? Hay ciertas reglas de la naturaleza que no podemos quebrar, todo lo grande lleva su tiempo, su paciencia y su hermoso proceso que debemos respetar. Sin prisa pero sin pausa uno llega muy lejos. Si nos trazamos metas demasiado exigentes jamás las vamos a comenzar y ya nos estamos saboteando de antemano. 

¿Lo que deseas es tu propio anhelo o el de alguien más? A veces vamos tras metas que en realidad no son nuestras, son impuestas por los demás o el entorno. Debemos ir tras nuestros propios logros para satisfacer nuestra propia voracidad de desafíos, no ir tras algo que no está en concordancia con quienes somos. No deberíamos seguir una carrera que nos sugieren nuestros padres si no es lo que queremos, no tenemos que cambiar de trabajo hacia uno más formal si no es nuestra vocación. Aprender a escuchar nuestra voz interior será lo mejor.

¿Tu meta está alineada con tus valores? No importa que tan maravillosa oportunidad se presente si eso implica traicionarnos a nosotros mismos. Jamás perdamos de vista quiénes somos y en qué creemos, de lo contrario obtener lo que queremos solamente será un dolor de cabeza y una fuente de angustia.

¿Puedes poner en práctica tus fortalezas en la consecución de esta meta? Conocer tus fortalezas y utilizarlas en todo lo que emprendas te generará bienestar en el camino y además hará que el proceso hacia la meta sea más significativo y positivo.

Así que sin pereza ni vergüenza reflexiona en cuál quieres que sea tu logro. Es hora de poner manos a la obra y agregar un granito de arena más en tu camino hacia el bienestar.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Pasos hacia el éxito

Consejos para ser exitosoPodemos lograr nuestros objetivos si cambiamos la manera en que pensamos y actuamos, aquí voy a compartir con ustedes algunos de los consejos brindados por expertos. 

Pensar en lo grande, pero también en lo pequeño. El gran éxito en cualquier ámbito de la vida aparece luego de concretar una serie de mini pasos. Tenemos que prestar atención a nuestros pequeños progresos, debemos intentar disfrutar el camino, el proceso más que la meta en sí misma. En quiénes nos convertimos luego del esfuerzo que debemos hacer para llegar a donde queremos, es a veces más importante que la meta que alcanzamos. 

Haz lo que puedas hacer. Ten en consideración que los pequeños pasos de hormiga son los que cuentan. Para poder tener en claro hacia dónde vamos y el tiempo necesario para lograr lo que anhelamos, es recomendable que seamos prolijos, anotemos nuestras metas, pensemos en las técnicas y recursos que pueden ayudarnos y leamos estas anotaciones tan a menudo como podamos. 

Dedica tiempo. Todas las cosas importantes de nuestra vida requieren de atención, tiempo, paciencia y sobre todo perseverancia para poder obtenerlas. Lo que realmente vale la pena requiere de continuo cuidado, ya sea una relación amorosa, la felicidad que tenemos en nuestra vida, o el emprendimiento de nuestros sueños. Poner esfuerzo y dedicarle tiempo de verdad es lo que hace la diferencia entre el simplemente desear algo y obtener algo. Siempre tendremos que hacer cosas que no querramos demasiado, las cosas más pesadas de cualquier tarea, sin embargo, en lugar de pensar en lo que puede costarnos mucho trabajo, pensemos en lo que vamos a obtener si hacemos lo suficiente. Recuerda, ten determinación. 

Aprendamos de los fracasos. Los fracasos se convierten en oportunidades de aprendizaje , así que  no les temamos. Cada éxito logrado se ha enfrentado a muchas desilusiones previas. Hay que perderle el miedo al no, nada malo sucede si alguien nos dice que no. Por cada puerta que se cierra, siempre hay otra oportunidad. Las ideas hay que transformarlas. 

Aprendamos a manejar nuestras emociones.  Pensemos antes de hablar, no nos movamos por puro impulso o por enojo, siempre nos va a traer problemas después.

Seamos encantadores. Muestra tu simpatía, sonríe, sé animado al hablar, di el nombre de tu interlocutor, presta más atención a lo que te dice que en pensar qué es exactamente lo que vas a responder. 

Pon en práctica hoy mismo estos consejos  y comienza a acercarte a las temas que más amas.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com