Que el odio no te quite el foco

Es inevitable sentirlo, no hay que negarlo, pero tampoco debes quedarte a vivir en esta emoción

Es inevitable que no salgas lastimado en la vida, siempre existen situaciones o personas que duelen. Eso muchas veces hace que nazca un odio profundo en tu corazón, odio que muchos aceptamos y trabajamos y otros niegan con todas sus fuerzas por la culpa que genera observarnos con esos sentimientos. Pero cuando el dolor aparece por un daño, es esperable y hasta sano sentir esa sensación.

Intentar negarlo, escaparle, ocultarlo o hacernos los santos inmaculados solo empeora las cosas. Toma la sombra con tus manos, mírala a los ojos y entiéndela. Es el primer paso.

El segundo, es entender que quedarnos estancados en el odio, más de lo necesario, pone toda nuestra vida en pausa, las horas se tornan en días, los días en meses, los meses años, paralizados en ese terrible dolor que nos apuñala. Y está bien sentirse mal, está bien llorar, buscar retribución, justicia. Pero quedarnos en esa búsqueda nos atrapa y nos jala hacia el abismo. No hay nada justo en salir dañados, solo aprendizaje. Y la realidad es que nadie es perfecto, y la gente nos lastima y nosotros lastimamos.

El odio si se queda por más tiempo de lo necesario nos ciega, nos hace sentir poderosos, se vuelve una identidad devoradora del todo. La sensación de injusticia, la sed de venganza que nunca se sacia no es el camino.

Así que como todas las emociones, el odio es necesario pero no puede quedarse enraizado en nuestra alma. No estás obligado a perdonar, podes hacerlo cuando te sientas preparado, hay veces que quizás esto nunca llegue y sé que hay personas que más vale perderlas que encontrarlas.

Volca el amor sobre tu ser, protegete de lo que te hace daño, sopesa las situaciones con la mayor objetividad, pone en la balanza quiénes te suman y quienes restan, pero hacelo desde tu amor propio, con límites sanos, no buscando justicia, sino simplemente estar bien.

Que el odio no te hunda, no te quite el foco de lo que realmente es importante, estar en paz contigo y con el mundo. Si tu mundo se tornó oscuro, busca la luz en otra parte, muchas veces simplemente se esconde dentro de ti.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s