Ideas prácticas para manejar el mal humor

Somos seres humanos y nadie escapa a un día o momento de irritabilidad, sin embargo, más allá de sentir la emoción también podemos aprender a manejarla mejor y aquí te comparto algunos consejos

Varias cosas pueden ser detonantes del mal humor las expectativas no cumplidas, malas interpretaciones de una situación, sentir que todo escapa a tu control, frustración, injusticias, etc.

Si bien las emociones no hay que reprimirlas, quedarse regodeando en pensamientos pesimistas por demasiado tiempo afecta tu salud emocional y también tus vínculos. Así que aquí te comparto algunas ideas:

Piensa antes de hablar. Si estás demasiado irritado, seguramente dirás cosas de las cuales te arrepentirás más adelante. Obséquiate unos momentos para calmarte, ordenar tus pensamientos y comunicarte con más asertividad. Una vez que te hayas calmado, podrás hablar de manera firme pero respetuosa con tu interlocutor.

Aíslate un momento. Si no puedes manejar tu emoción, aléjate de la situación. Incluso tomar ciertas pausas durante el día hará que no te sobregires tanto, la prevención es fundamental para bajar la irritabilidad.

Piensa en posibles soluciones. En lugar de centrarte solo en lo que te molesta, piensa cuáles podrían ser las posibles respuestas a esas cosas. Enfocarte en las soluciones en lugar de castigarte hará que te sientas mejor.

Cuidado con el sobre análisis. Pensar demasiado y volver una y otra vez sobre lo mismo hace que el mal humor se incremente. Cuando nos quejamos el cerebro piensa que estamos haciendo algo para solucionar lo que nos molesta, pero en realidad quejarse es potenciar lo negativo y estancarnos.

Es imposible controlarlo todo y la vida siempre tiene sus imprevistos. Que tus planes siempre sean  flexibles y entiende que si no todo sale perfecto es simplemente la regla de la vida, hay que reacomodar el cuerpo hacia las nuevas situaciones con amor y no castigo.

La falta de sueño hace que no seas bueno regulando tus emociones, procura dormir todo lo que tu cuerpo necesite y si tienes niños pequeños, quizás puedas llegar a un acuerdo con un  familiar para que al menos un día a la semana puedas descansar más.

El hambre genera mal humor, las dietas restrictivas, largos períodos de ayuno, pueden generar mucha irritabilidad. Escucha a tu cuerpo y busca estar nutrido.

Espero que puedas comenzar pronto a implementar estos consejos para ganarle al mal humor, que tengas un excelente día.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Buenas noches.
    Agradezco su gran intéres por prestar este servicio.. Ya que un consejo bueno es agradable a tiempo.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s