Psicología Positiva: Amor

Psicología Positiva: Amor

La Dra. Barbara Fredrickson, quien trabaja en el área de la Psicología Positiva, nos invita a reflexionar sobre el amor desde otra perspectiva. Ella define al amor como la relación interpersonal y la experiencia de intercambio social de una o más emociones positivas.

En el amor hay una inversión en el bienestar de nuestro compañero, hay una sintonía y solidaridad con el otro, una especial sincronización. Con el tiempo cada vez más nos conectamos con el otro y también vamos incluyendo lazos sociales a esta pareja, salidas con amigos de ambas partes.

Al igual que el resto de las emociones positivas, el amor puede ser fugaz, aunque es más intenso ya que es algo compartido por otro cerebro, por otro cuerpo, por otra alma.

Debemos tener en cuenta que el amor no es un sentimiento incondicional, ya que ciertas condiciones son necesarias para llegar a un estado de sincronización verdadera. El amor es más que un lazo, es un recurso duradero ya que podemos compartir experiencias positivas y alcanzar un compromiso perdurable. El amor no puede ser forzado, debe ser algo natural que ambos disfruten.

¿Cómo podemos sacarle más provecho al amor? Busca momentos con tu pareja para poder compartir intereses, ya sea leer un libro o revista juntos, compartir una película y comentarla, buscar noticias y luego hablar sobre ellas. También se pueden realizar otras actividades, como hacer ejercicio juntos, bailar, asistir a un club. El humor es un componente vital, permítanse jugar, reír, hacerse chistes. Sé agradecido con tu pareja y el aporte que ella brinda a tu vida, compartan metas, esperanza y sobre todo refuercen mutuamente su optimismo. Compartan alegrías, esos momentos vitales importantes como el casamiento de un amigo querido o un familiar.

El compartir recuerdos es una hermosa actividad para realizar juntos, concéntrense en los recuerdos positivos, cómo se conocieron, cuál fue su anécdota más graciosa, algún viaje interesante que realizaron juntos.

Jamás pierdan la admiración y el respeto por el otro, son componentes sumamente importantes para mantener viva y alegre la pareja.

Las relaciones amorosas tienen que hacernos sentir felices, tienen ser nuestro refugio, nadie pide perfección, pero si honestidad, respeto y cariño. Brinda todo esto, espera todo esto y simplemente disfruta de ese hermoso lazo que son capaces de construir juntos.

098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy

Construyamos relaciones positivas

En nuestro camino de felicidad los demás importan, la gente que nos rodea, lasConstruyamos relaciones positivas personas que amamos, por eso es importante que aprendamos a relacionarnos de una manera positiva con los otros, mediante el respeto, el cariño, la aceptación de cada uno tal cual es sin la utópica expectativa de que esa persona cambie para amoldarse a nuestros caprichos.

A los demás podemos demostrarle que son importantes para nuestra vida siendo buenos y cariñosos, siendo consistentes con nuestros actos y palabras, estando presentes cuando nos necesiten, aprendiendo a perdonar sus imperfecciones. Sé conciente de las fortalezas de los demás, habla cuando debas aportar algo interesante no para criticar sin sentido, que tu relación tenga un propósito beneficioso para ambos, obsequia optimismo y halagos, sé comunicativo, respeta y sobre todo confía en el otro.

Tener en cuenta estas herramientas te ayudará a tener relaciones beneficiosas en cualquier ámbito, ya sea a nivel personal con tu pareja o algún familiar, ya sea con tus amistades o tus compañeros de trabajo. Pon estos elementos en marcha para obtener mejores resultados en tu vida en general.

Disfrutar de relaciones positivas y saludables depende de ti, si das amor, recibirás amor, en caso de no ser así, aléjate de las personas que no saben valorarte. Debemos trabajar primero en nosotros mismos para poder ser capaces de generar bellas relaciones interpersonales, no comprometas quién eres en pos de los deseos ajenos.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com


Infieles…¿destrucción o desesperación?

Una de las peores traiciones en una pareja es la infidelidad, duele, molesta, atenta contra Infieles...¿destrucción o desesperación?nuestra autoestima. Nos preguntamos qué hicimos para merecer eso, ¿por qué no somos suficiente para el otro?  Por supuesto que lo tomamos demasiado personal, pero aunque parezca serlo, hay muchas razones de fondo que pueden explicar este hecho, donde a veces sí somos responsables y otras no. Las consecuencias de la infidelidad usualmente se caracterizan por ser un choque contra nuestra integridad, podemos sentir un enojo incontrolable, mucha humillación y además nos sentiremos menos ante la imagen idealizada y temida del amante. Pasemos a reflexionar sobre este tema.

El amor tiene muchas fases, jamás es estático. Podemos amar a alguien muchísimo, luego ese amor va perdiendo fuerza, perdemos interés, eso le puede pasar a nuestra pareja también, pueden existir etapas donde solamente deseemos estar con nuestra persona amada, es una montaña rusa de sentimientos variados. Usualmente cuando la fase inicial culmina, la etapa de enamoramiento, y la idealización del otro comienza a desvanecerse aquí pueden surgir ciertos problemas. La persona de la que nos habíamos enamorado parece no ser la misma, ¡ha cambiado! Aunque en la realidad por supuesto que siempre fue la misma persona, solamente que antes no lo podíamos ver porque no queríamos o la otra persona hizo uso de su mejor galantería por un tiempo limitado poco sostenible (clásico en toda conquista).

Cuando esta idealización culmina puedes sentirte estafado, tus días se inundan con cosas que te desagradan de tu supuesta media naranja, cada vez estás más decepcionado con lo que encuentras y esa decepción en algunas circunstancias, sino termina en un ruptura definitiva, puede conducirnos a una infidelidad. Por un lado, mantenemos junto a nosotros a nuestra pareja, esa persona que todavía algo nos hace sentir, por otro, complementamos las carencias de nuestro amado con alguien externo, como si esto fuera posible.

Las relaciones simbióticas, esas relaciones donde no existe nada más que la pareja, donde cada uno vive y respira por el otro, suelen ser tan asfixiantes que inconscientemente a veces no queda otra manera de alejarse un poco de ese vínculo que incluyendo a un tercero. El amor para ser saludable no implica el sacrificio de nuestra individualidad.

Cuidado con los celos desmedidos, las acusaciones sin final pueden agotar a nuestro amado, pueden llegar a sentirse tan incomprendidos e impotentes ante esta situación injusta que puede llegar a generar una especie de venganza de parte del inocente para darnos razones certeras, “no  confías en mí pues ahora tendrás razón”.

La vida sexual debe ser activa, es un componente vital para nuestras relaciones amorosas, no caigan en la rutina y siempre intenten continuar seduciéndose, jugando, brindando al otro la seguridad de que sigue siendo un objeto de deseo ante nuestros ojos.

Muchas personas se dejan absorber únicamente por las responsabilidades ya sea con su familia de origen (padres, hermanos), el trabajo, proyectos personales. Si bien todos estos espacios son válidos y por supuesto que se deben mantener, debemos estar atentos a que nuestra vida no gire únicamente alrededor de otras cosas que poco tienen que ver con nuestra pareja. Los problemas siempre existen, no deben ser más importantes que demostrarle tu cariño y respeto a esa persona que dices amar. Todo en su posible equilibrio mantendrá a todas las partes satisfechas, incluyéndote a ti

Ciertos sujetos muy inseguros, podrán sentirse con una autoestima elevada si se demuestran a sí mismos que son capaces de tener varias aventuras. La infidelidad pasa a ser motivo de alarde para sí mismo y sus amistades.

En otras ocasiones la infidelidad es netamente del otro, pasa por un deseo propio de conquista, de sentirse deseado, hasta puede convertirse en patológica por la necesidad de repetir esta conducta infinitas veces. No interesa que tan maravillosa sea nuestra relación ni que tan espectacular sean las relaciones sexuales, es un deseo del otro por experimentar nuevas sensaciones como la de entrar en juegos prohibidos.

Existen circunstancias donde la infidelidad es una manera de castigar al otro, denigrándolo. Ya sea por conflictos sin resolver dentro de la misma pareja o por ser una personalidad un tanto más perversa que busca obtener el control del otro mediante la humillación. La posibilidad de ser atractivo y tener potencial para atraer a varias personas, es una ostentación de poder en la pareja.

¿Se puede prevenir la infidelidad?

Aunque hagas todos los esfuerzos por mantener una relación sana, esa decisión no siempre estará bajo tu control. De todas maneras, hay ciertas decisiones que pueden tomar juntos para crear una pareja donde exista comunicación, fidelidad y sobre todo felicidad.

La vida en común no puede ser descuidada, más allá de que tengamos cosas importantes que hacer siempre tendremos que dedicarle tiempo de calidad a nuestra pareja. Esto es señal de interés y respeto a las necesidades emocionales de quien amamos.

Nunca dejes de hacer sentir al otro importante, hazle notar que es una de tus prioridades y vas a estar ahí para cuando te necesite, ya sea para disfrutar o para compartir determinados temas que los involucren a ambos o a uno sólo de ustedes.

Conoce a la persona que amas, preocúpate por escuchar sus ideas, sus sueños, intenta ser un aliado y no un enemigo en la concreción de sus metas personales.

Ya es ampliamente conocido que la rutina agota y la falta de comunicación solamente lleva a confusiones. Jamás asumas nada, ante la duda tu obligación es preguntar. Las mujeres usualmente cometemos un error frecuentemente y es el de asumir que el otro tiene que leernos la mente, a los hombres hay que hablarles claro, nada de entrar en juegos porque cansa y confunde. Si queremos que haga o no haga determinada cosa por nosotras debemos amablemente hacérselo saber, el resultado: ambos estarán satisfechos.

¿Qué sucede cuando la infidelidad se concreta?

Tienes la opción de continuar o de abandonar a tu pareja. Existen ciertas circunstancias que tendrán una enorme influencia en esta decisión como el hecho de haber invertido mucho tiempo y amor en esa relación, pueden haber hijos de por medio o intereses económicos. Sea cuál sea tu opción, debes ser cuidadoso, no dejes que sean los factores externos quienes te hagan quedar estático en algo que no te agrada.

Si tu sientes que en realidad esta infidelidad fue causada por algo en lo cual sí tienes control y ambos sienten aún vivo el amor y muchos anhelos de apostar por la relación, tendrás que poco a poco dejar ir el resentimiento y los reproches, los cuestionarios interminables y las acusaciones. No será un camino sencillo, pero sí el amor existe de verdad valdrá la pena y a pesar del dolor sufrido, pueden comenzar de nuevo si así lo desean, con mucho tiempo y paciencia irán construyendo una relación más sólida.

También es importante distinguir que perdonar no es la mejor opción cuando nos enfrentamos con personas que seguramente volverán a repetir este patrón, ya que entraremos en un circulo vicioso de destrucción de nuestro amor propio.  El engañado se sentirá agobiado por las continuas sospechas, intentará descubrir la verdad a como de lugar pero esta nunca es suficiente, porque incluso si se confirma una nueva infidelidad se vuelve a dejar pasar para comenzar de nuevo con este tortuoso proceso. Existirán las comparaciones con el supuesto amante, seguramente pensaremos que es más atractivo, más inteligente, ¿qué tiene que no tenga yo? El engañado pasa a ocupar un rol inferior en la pareja.

Medita con cuidado cuál será el camino a elegir, siéntete responsable de las cosas que tú generas en la pareja pero no te hagas cargo de deseos que provienen únicamente del otro.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Cómo lidiar con tu hijo adolescente

Amamos a nuestros hijos adolescentes pero a veces no podemos entenderlos, es una etapa Cómo lidiar con tu hijo adolescentecompleja porque ellos atraviesan por un torbellino de sensaciones, tentaciones, mal humor, incomprensión y demás.

¿Cómo podemos ayudarlos en esta etapa? Primero tenemos que siempre tener en cuenta que nosotros debemos predicar con el ejemplo, perdemos mucha credibilidad cuando les exigimos cosas que ni nosotros somos capaces de cumplir. Es hora de que superemos nuestras propias carencias emocionales y ser mejores para ellos, tratemos de controlar nuestros propios impulsos, nuestros enojos, seamos maduros y estemos abiertos al diálogo, no asumamos nada y no los consideremos culpables hasta que nos demuestren lo contrario.

Seamos coherentes, si decidimos castigarlos porque rompieron una regla no podemos cambiar de opinión de inmediato. Si les has dicho que porque perdió ese examen no puede salir a bailar mantén tu palabra, no sucumbas bajo sus encantos, no es NO y es muy pero extremadamente importante que seas conciente de esto.

Démosle la oportunidad de que nos cuenten que les sucede, no juzguemos lo que piensan o sienten, no lo minimicemos tampoco. Recuerda ponerte en el lugar del otro, nos habilita a comprender desde la empatía lo que le sucede. Para poder tener una comunicación más fluida con los adolescentes evitemos los interrogatorios interminables, ellos no nos tienen por qué contar cada minúsculo detalle de su vida, démosle un voto de confianza, tienen derecho a su privacidad. Busquemos momentos para hablar, que sea una costumbre el compartir cosas sin invadir. Se pueden llegar a acuerdos con sentido, siempre y cuando las reglas sean claras. Hay ciertas negociaciones que podemos realizar con ellos de acuerdo a su nivel de responsabilidad y madurez.

Cuando tengamos que llamarle la atención por algo, evitemos dejarlo en ridículo con sus amigos, es una actitud que seguramente no nos perdonará con facilidad.

Podemos darle la oportunidad de crecer y ser responsables cuando les damos tareas que puedan hacer, que entiendan que sus actos tienen consecuencias y si ellos se comprometen a hacer algo deben aprender a cumplir con su palabra. En la vida tendrán que aprender a cumplir con los demás, aprender a respetar los espacios ajenos y es algo que tienen que comenzar a practicar desde ahora.

Seamos tolerantes con sus gustos en su amplio sentido, la música, los tatuajes, los lugares que les llaman la atención, su manera de vestirse.

Ellos necesitan límites más allá de que pataleen cuando se les imponen algunos, pero inconscientemente eso brinda seguridad, parámetros firmes en donde moverse, sin ser exageradamente autoritarios, tampoco podemos ser totalmente permisivos porque en lugar de hacer un bien estaremos generando inseguridad, confusión y hasta ira en algunos casos.

Así como exigimos, recuerda siempre valorar las cosas buenas que hacen, festejar sus logros, hacerles ver que estamos orgullosos de ellos.

Evita los vínculos simbióticos, ellos son tus hijos no tu posesión, tienen derecho a sus propias ideologías, elecciones, gustos, intereses. No intentes vivir tu vida a través de ellos, deja que elijan su carrera, sus pasiones, tienes que ser una guía no un amo.

Los padres son padres y no amigos, evita confundir los roles, los límites son importantes y si te comienzan a ver como un igual se pierde el respeto, la admiración, la autoridad, elementos absolutamente necesarios para ellos a pesar de que se rebelen contra los mismos a veces.

Que esta etapa no sea más complicada de lo que debe ser, juntos pueden aprovechar este tiempo para unir sus lazos y aprender a respetarse mutuamente desde sus diferencias.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Seducción y llamado de atención: Rasgos histéricos

Seducción y llamado de atención: Rasgos histéricosLa histeria, las histéricas, encierran un grupo de personas o actitudes comúnmente mal denominadas. Si bien el histeriqueo del que tanto se habla hoy en día tiene que ver con la seducción, aquellos individuos (usualmente mujeres pero los hombres no están tampoco a salvo de esto) que poseen rasgos histéricos tienen en su rica personalidad algo que va más allá de la seducción y la vanidad.

Tras sus clásicas características encierran una gran necesidad de cuidado, de apoyo, de aprobación, de cariño, de que alguien satisfaga sus necesidades emocionales. Y para lograr sus objetivos hacen uso a la perfección de sus armas más poderosas.

Para llamar la atención de los demás cuidan su aspecto físico, utilizan ropa llamativa, a veces un tinte en el cabello un tanto exagerado, su conducta es a veces teatral y dramática. Como muchas veces no se animan a pedir abiertamente el cariño y el cuidado que necesitan buscan obtenerlos mediante métodos más sutiles como lo son la   seducción y la manipulación, harán lo que puedan para salirse con la suya, ya sea mediante el dulce convencimiento o la ira caprichosa. También podemos destacar que son un tanto narcisistas y tienden a tener tantas amistades que muchas veces se convierten en algo superficial, suelen darle más intensidad a las relaciones de las que tienen en realidad.

Emocionalmente inestables, se emocionan tan rápido como se aburren, buscan incesantemente la gratificación instantánea, la espera ¿qué es eso? Suelen ser muy exigentes con sus afectos y pueden caer en la dependencia emocional, algunos histéricos son más vulnerables a la angustia de separación cuando se enfrentan a rupturas amorosas.

Usualmente son personas que presentan dificultad para concentrarse, no suelen prestar atención a los detalles, sus recuerdos son globales y difusos. Son sugestionables, muchas veces cambian rápidamente de opinión si los demás los conducen a eso.

Hay una creencia inconsciente de que los demás son esenciales para su supervivencia, por eso necesita que TODOS lo amen, lo cual hace que el rechazo sea una mala palabra. Es por esto que buscará el amor y la aprobación de su entorno.

En su infancia, los pequeños histéricos pudieron haberse visto recompensados más por su encanto y carisma que por sus pensamientos o esfuerzos, es por esto que en la vida adulta continúan interpretando teatralmente sus roles, buscando la gratificación y aceptación que obtuvieron en antaño.

Para los histéricos la lógica es algo temible, aburrido, gris. Existe otra creencia que los empuja a actuar impulsivamente, si son demasiado razonables entonces pueden caer en el grupo de los insípidos, algo que estos pintorescos seres odiarán hasta el extremo.

Ellos se ven como sociales, simpáticos y agradables y usualmente son muy encantadores, pero a medida en que se llegan a conocer más a fondo podemos percibir esa exagerada exigencia de atención que en algunos casos puede llegar a aburrir.

Si bien ciertos rasgos pueden mantener su carácter positivo, no podemos olvidarnos de que cuando ciertas actitudes intentan salirse de control es hora de que intentemos dominarlas o al menos reconocerlas para que no estorben demasiado.  Es importante que juguemos a algo más divertido, en vez de seducir a los demás, te invito a seducirte a ti mismo.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

En el juego del amor…los adictos a la evitación

En el juego del amor...los adictos a la evitación

Pia Mellody en su libro La adicción al amor nos habla de una categoría de personas conocidas como los adictos a la evitación. Estos sujetos se caracterizan por evadirse a toda costa de la relación de pareja, especialmente de la intimidad tan necesaria. Lo que interesa es que ellos mantengan el control y lo hacen mediante una supremacía intelectual, económica o de fuerza física.

Evitan sufrir y creen que si se involucran demasiado con otra persona corren este riesgo. Adoran cumplir el rol de rescatar al otro, si son débiles, indefensos son perfectos para ser salvados y manipulados. Aunque tengamos en cuenta que si la otra persona se muestra demasiado enamorada y entregada, el adicto a la evitación perderá interés de inmediato y se irá alejando aún más hasta en muchos casos llegar a la ruptura de la pareja.

No le interesa compartir con el otro, no quiere ser molestado, prefiere encerrarse en sí mismo y dar muy pocos detalles de quién es en verdad. Para alejarse del otro hace uso de una amplia gama de técnicas, como escenas de ira o silencios eternos. Hay un alejamiento incluso de índole sexual. Suele suceder que estas personas buscan tener más relaciones por fuera de la pareja.

Lo que en realidad temen es la intimidad y la entrega sana hacia otra persona, porque creen tener la certeza de que los demás siempre terminarán aprovechándose de ellos. Creen que mientras más fuerte sea el vínculo con la otra persona, más sufrimiento padecerán. Lo que se esconde detrás de todo esto es un profundo miedo al abandono, prefieren abandonar antes de ser ellos los abandonados, prefieren controlar antes de que ellos sean los controlados, prefieren lastimar antes de que los lastimen a ellos.

Los adictos a la evitación surgen porque uno de los padres lo ha utilizado para compensar su propia falta de amor. Usualmente es la madre quien no se siente amada por el padre y busca en su hijo toda esa contención y cuidados que no pudo hallar en su propia pareja, de esta manera absorben la vida del pequeño, lo controlan y utilizan para sentirse mejores a nivel emocional. Los niños terminan exhaustos y se sienten abandonados, ya que los mantienen tan ocupados cuidando a quienes en realidad deberían cuidarlo a él, que para ellos no queda más nada. Al ser mayores huyen de la intimidad temiendo de nuevo repetir este modelo, también atrapados en el dilema de que no desean estar solos ni ser abandonados nuevamente. Se evitará la intensidad emocional dentro de la relación y huirán hacia otras actividades o incluso adicciones.

De todas maneras, el adicto a la evitación no huye del todo, su contrapartida, el adicto al amor, lo hace sentirse protegido y deseado. De alguna manera necesita sentirse conectado al otro, siempre bajo la más alta restricción y cuidado.

El ciclo emocional del adicto a la evitación podría resumirse de la siguiente manera: Primero se siente atraído tanto por la necesidad como por la aparente vulnerabilidad del adicto al amor, se conecta con este mediante la seducción, la admiración que el otro le profesa lo embriaga. Luego de esta fase, rápidamente comenzará a sentirse controlado por la necesidad del otro, por lo tanto se irá alejando de la relación llenándose de actividades, preocupaciones o incluso otras adicciones. Finalmente, cuando la amenaza de ser abandonado comienza a cernirse sobre esta persona, se llena de culpa y regresa a la relación, si está se ha deteriorado demasiado no dudará en buscar una nueva pareja.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento es psicológico, para ayudar a la persona primero debe conocer la modalidad en la que actúa y cuáles son las causas de lo que le sucede. Es altamente probable que desconozcan por entero qué significa estar en una relación amorosa saludable, por eso es importante hacerles ver lo autodestructivo de sus patrones de comportamiento e informarles de que existen otras maneras de relacionarse.

Por un tiempo será necesario distanciarse un poco de la relación que se tiene. Se deben dejar ir esas situaciones de enfrentamiento, de intensidad, las críticas. Mediante la amabilidad y el respeto cada uno puede seguir tranquilamente su propio proceso interno. Se debe evitar discutir por temas ásperos.

Se tiene que observar a la pareja e intentar entender su propia adicción, ver cómo se puede conectar con la otra persona, cómo recuperar la pasión, cómo evitar la ironía y los ataques de enojo intensos.

Hay que trabajar especialmente en entender en qué consiste una relación amorosa saludable. En esta, los miembros de la pareja ven al otro de una manera realista, no amenazadora o idolatrada, hay honestidad. Se sabe que nadie es perfecto y no se espera que el otro lo sea, habrán discusiones pero que se pueden manejar de una manera carente de humillación. Cada uno es responsable de su propio crecimiento y maduración emocional, el otro no puede rescatarnos. Al enfrentarse ante un problema, hay que centrarse en las soluciones y en los acuerdos que se hagan los integrantes de la pareja, no en las quejas ni críticas. Se puede ser íntimo con el otro sin perder la individualidad, sin perder su propia esencia en el compañero.

Este trastorno también puede ser asociado con aquellas personas que le temen al compromiso, así que si reconoces en ti estos rasgos recuerda que existe otra manera de amar que te hará más libre, feliz y completo.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

El romance: ingrediente vital para el amor

El romance: Ingrediente vital para el amorEl romance es un componente vital de la pareja que nunca debe dejarse de lado. Y cuando hablamos de romance no necesariamente estamos hablando de largas caminatas por la playa o una cena a la luz de las velas, el romance puede esconderse detrás de los actos mas mundanos.

El hecho de que le preguntemos al otro cómo le fue en su día o demostremos interés si lo notamos cansado o de mal humor, enviar un mensaje de texto con un simple “te amo” cuando el otro menos lo espere, que nos demos el tiempo para que nuestro compañero nos cuente qué es lo que le preocupa o lo apasiona, lavar la vajilla juntos, recostarse en la cama y charlar, todas estas son pequeñas oportunidades que se nos presentan para hacerle saber a nuestra alma gemela que estamos ahí, que pueden contar con nosotros, que nos importa.

Cuando uno de los dos está de mal humor tenemos dos opciones, o dejarlo tranquilo hasta que se le pase o hablarlo. Pero nunca hables del problema a menos que la otra persona esté dispuesta a hacerlo, un exceso de preocupación o tu insistencia por saber qué ocurre pueden resultar contraproducentes. Debemos escuchar al otro sin prejuicios y sintiendo empatía, siempre y cuando nuestro interlocutor esté preparado para compartir. Respetar los tiempos ajenos se convierte en un elemento fundamental. No es necesario que ofrezcamos consejos si estos a veces suelen ser poco bienvenidos, nuestro trabajo es meramente escuchar al otro quejarse, y lo saben, hay gente que necesita quejarse por horas para sentirse mejor.

Tampoco asumas que si tu pareja se siente mal está relacionado con algo que has dicho o hecho, mejor deja que sea el otro quien regule la situación, de esta manera obtendrán resultados más satisfactorios para ambos.

Es importante que nuestro amado sienta que puede contar con nosotros incondicionalmente, que estamos ahí para cuando nos necesite del modo en que nos necesite.  Debe sentir que somos su aliado, no su enemigo, que respetamos sus diferencias aunque no siempre estemos de acuerdo en todo. Una de las maneras de mantener vivo el romance, es saber que esa persona siempre esta ahí para nosotros contra viento y marea.

Si se sienten distantes, no culpen al otro, ambos son responsables de la pareja y en vez de jugar al  juego de las culpas, lo mejor que pueden hacer es atacar al problema de raíz y sentarse a conversar, ¿por qué creen que ahora están más distantes, alguien hizo algo sin querer para herir al otro, hay situaciones ajenas que mantienen la cabeza ocupada, que es lo qué están sintiendo?

El siguiente ejercicio puede ayudarlos a discernir cuáles son las causas de que ya no se sientan tan unidos como antes. Cada uno responda las preguntas por separado y luego compartan sus conclusiones.

1) He estado muy estresado e irritable

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

2) No me he expresado demasiado

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

3) He estado demasiado sensible

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

4) He sido demasiado crítico

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

5) No he compartido demasiado mis pensamientos y sentimientos

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

6) He estado deprimido

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

7) He estado demasiado irritable

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

8 ) No he sido muy afectuoso

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

9) No he sabido escucharte

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

10)  Me siento como la víctima de la situación

A) Definitivamente

B) Quizás

C) Un poco

 

 

Mi aporte a esta situación ha sido:

_________________________________________________________________

 

¿Cómo puedo mejorar esto en el futuro?

_________________________________________________________________

 

¿Qué puede hacer mi compañero para evitar esta situación en el futuro?

_________________________________________________________________

 

El equilibro de poder en una pareja es vital, si bien no existe la perfección, pueden intentar  que el poder se distribuya de la manera más justa posible entre ustedes, lo que implica que no siempre se hará lo que uno de los dos desee, intenten ceder y pensar desde el punto de vista del otro, cuando respetamos al otro al menos dejamos que exprese su punto de vista aunque quizás no podamos compartirlo.

Siempre deben sentirse un equipo, más allá de sus diferencias, como pareja han logrado construir un espacio en común y deben aprender a protegerlo y a disfrutarlo.


27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Cariño y admiración (Segunda parte)

Cariño y admiracion (Segunda parte) Continuando con el tópico anterior, aquí les dejo otro ejercicio que pueden hacer en las sucesivas semanas para seguir ahondando en este dúo tan importante como lo son el cariño y la admiración en la pareja. Quiero que siempre recuerden que el sentido del humor, el divertirse, el jugar el  uno con el otro, son elementos que van condimentando la rutina, nunca pierdan la oportunidad de tener un tiempo para ustedes solos, nunca dejen de reír y recuerden que si están junto a esa persona es porque una vez la eligieron y vale la pena recordar las razones.

 

Aquí van estas metas semanales:


SEMANA 1

Lunes:

La meta: En verdad quiero a mi compañero

Tarea: Escribe una característica que encuentres adorable en el otro

Martes:

La meta: Fácilmente puedo hablar de los buenos momentos en nuestra pareja

Tarea: Recuerda un buen momento y escribe una oración acerca de eso

Miércoles:

La meta: Fácilmente puedo recordar momentos románticos en nuestra pareja

Tarea: Escoge un momento y piensa en él

Jueves:

La meta: Me siento atraído físicamente hacia mi pareja

Tarea: Piensa en uno de sus atributos físicos que te gustan

Viernes:

La meta: Mis compañero tiene cualidades que me hacen sentir orgulloso

Tarea: Escribe una de las cosas que te enorgullecen del otro

SEMANA 2

Lunes:

La meta: Sentir que en la pareja es más fuerte el sentimiento de NOSOTROS que el de YO

Tarea: Piensa en una cosa que ambos tengan en común

Martes:

La meta: Compartimos las mismas creencias y valores morales

Tarea: Describe una creencia o valor que compartan

Miércoles:

La meta: Tenemos metas en común

Tarea: Piensa en una de esas metas

Jueves:

La meta: Mi pareja es mi mejor amiga

Tarea: Piensa en un secreto tuyo que tu pareja conozca

Viernes:

La meta: Siento que mi pareja me apoya

Tarea: Recuerda alguna situación donde tu pareja demostró ser un sostén para ti

 

SEMANA 3

Lunes:

La meta: Mi hogar es mi refugio, donde puedo alejarme del stress y los demás problemas

Tarea: Recuerda alguna situación donde tu pareja te haya ayudado a disminuir el stress

Martes:

La meta: Recuerdo cuando nos conocimos

Tarea: Escribe y describe ese día lo más detalladamente posible

Miércoles:

La meta: Recuerdo las razones por la cuál decidí ponerme en pareja

Tarea: Escribe lo que recuerdas

Jueves:

La meta: Recuerdo nuestras vacaciones favoritas

Tarea: Escribe los detalles de las mismas

Viernes:

La meta: Nosotros nos repartimos las tareas del hogar de una manera justa

Tarea: Describe una de las maneras en que ayudas las labores hogareñas, si todavía  no has decidido hacer nada, es el momento para que escojas una tarea y te comprometas a realizarla.

 

SEMANA 4

Lunes:

La meta: Somos capaces de planear nuestra vida juntos y tener el control de la situación

Tarea: Describe una cosa que ambos hayan planeado juntos

Martes:

La meta: Estoy orgulloso de mi pareja

Tarea: Piensa en dos cosas de las cual te enorgullezcas de la pareja en sí

Miércoles:

La meta: Estoy orgulloso de mi familia

Tarea: Recuerda un momento donde sintieras esto

Jueves:

La meta: Hay cosas que no me agradan de mi compañero pero puedo vivir con ellas

Tarea: Piensa en una de esas cosas que no te agradan y cómo te has adaptado a ella

Viernes:

La meta: Nuestra pareja es mejor que otras

Tarea:. Piensa en aquellas parejas que se encuentran en una situación poco agradable

 

SEMANA 5

Lunes:

La meta: Soy muy afortunado de tener a mi pareja

Tarea: Menciona el beneficio que te brinda estar con tu pareja

Martes:

La meta: Estar en pareja es difícil, pero vale la pena

Tarea: Piensen en un momento donde les fue complicado estar juntos pero pudieron superarlo

Miércoles:

La meta: Hay mucho afecto entre nosotros

Tarea: Piensa en un regalo para sorprender a tu compañero esta noche

Jueves:

La meta: Nosotros nos interesamos el uno en el otro

Tarea: Hablen juntos de algún tema que a ambos les parezca interesante

Viernes:

La meta: Somos  buenos compañeros

Tarea: Planeen una salida juntos

 

SEMANA 6

Lunes:

La meta: Hay mucho amor en nuestra pareja

Tarea: Piensen de una noche especial que hayan compartido

Martes:

La meta: Mi compañero es una persona interesante

Tarea: Pregúntale algo a tu pareja que les interese a los dos y charlen sobre eso

Miércoles:

La meta: Nosotros nos complementamos

Tarea: Escribe una carta de amor a tu pareja y envíala por correo

Jueves:

La meta: Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, escogería a mi compañero actual sin duda

Tarea: Planeen festejar algo juntos, un aniversario, cumpleaños, o cualquier otra fecha que consideren especial

Viernes:

La meta: Hay mucho respeto mutuo en nuestra pareja

Tarea: Escojan hacer una actividad en conjunto

 

SEMANA 7

Lunes:

La meta: El sexo es satisfactorio en nuestra pareja

Tarea: Planeen una noche erótica para ambos

Martes:

La meta: Hemos vivido muchas cosas juntos

Tarea: Recuerden lo que han logrado en conjunto

Miércoles:

La meta: Podemos superar cualquier cosa juntos

Tarea: Recuerden alguna situación que hayan superado

Jueves:

La meta: Nos gusta el sentido del humor que tenemos

Tarea: Miren una película cómica juntos

Viernes:

La meta: Mi compañero puede ser muy atractivo

Tarea: Inventen una salida formal donde ambos tengan que lucir su mejor ropa

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Cariño y admiración (Primera parte)

En este post y en el siguiente voy atratar un tema en extremo importante para las Cariño y admiración Primera Parteparejas, trabajemos juntos sobre un par de elementos de vital importancia a la hora de amar y ser amado, el cariño y la admiración que le profesamos a nuestra media naranja.

Jamás hay que dar por sentado que el otro sabe lo que queremos y lo que sentimos, por eso debemos intentar demostrar todo lo que nuestro corazón siente. Existen muchas maneras de expresar nuestro afecto, pero intenta las que sean más obvias para el otro y no sólo para ti. Con que sólo pensemos que tan importante es el otro no alcanza, si ese cariño queda encadenado únicamente a tu plano mental la otra persona puede creer que en realidad no significa tanto para ti.

El cariño puede ser demostrado de diversas maneras, no únicamente con palabras, así que busca la forma en que tú te sientas más cómodo para expresarte, pero no caigas en trampas tontas como el orgullo o la vergüenza. Tenemos que ser un tanto vulnerables con nuestra pareja, derribar esas barreras que los miedos imponen, entregarnos, que nos conozcan por quién somos. Esconder partes de nuestro ser es negarle a nuestra pareja la oportunidad de verdadera intimidad y esa negación puede conducir al resentimiento y el disgusto del otro.

Solemos admirar a quien amamos, o al menos deberíamos en parte. Reconocer los logros de la otra persona, hacerle saber que para nosotros es importante y respetarlo por las decisiones que ha tomado. La admiración es parte fundamental de esa idealización necesaria que debemos sentir.

El desprecio tiene un comienzo insidioso y va destruyendo todo lo que un día supieron compartir, para rebatirlo es importante jamás perderle el respeto al otro y sobre todo debemos aferrarnos a aquellos aspectos positivos que caracterizan a nuestra pareja.  Si existe algo que apreciamos alguna vez, es hora de recordarlo. Mira el pasado, recuerda el comienzo de ese amor, ¿qué te hacía palpitar? ¿Qué era lo más destacable de esa persona que amas? Seguramente muchas de esas características se mantienen presentes, sólo que ahora pasan desapercibidas debido a las diversas situaciones que están afrontando y desgastando ese amor.

El cariño y la admiración es primordial para que mantengan la amistad entre ustedes. La amistad es un elemento sumamente importante para que la pareja salga a flote, son dos contra el mundo, aliados inseparables.

Si sienten que el cariño y la admiración son parte del pasado, revivan ese sentimiento simplemente recordándolo, quizás una situación en particular donde este dúo fue evidente, hablen, compartan, háganlo presente y disfruten del momento. Recuerden por qué decidieron ser un a pareja, que fue lo que los atrajo, cuáles son las cualidades que más admiran del otro.

Con el siguiente cuestionario pueden medir su nivel de admiración y cariño actual, si el resultad es débil, bríndense la oportunidad para resucitar aquel sentimiento que los envolvió al principio.

 

Marca VERDADERO (V) O FALSO (F)

 

1. Fácilmente puedo nombrar tres cosas que admiro de mi pareja- V/  F

2 Cuando estamos separados pienso tiernamente sobre el/ella-   V/F

3. Siempre encuentro la manera de decirle a mi pareja TE AMO- V/F

4. Suelo tocar cariñosamente a mi pareja- V/F

5. Mi pareja realmente me respeta- V/F

6. Me siento amado y cuidado en esta relación- V/F

7. Me siento aceptado por mi pareja- V/F

8. Mi pareja piensa que soy atractivo- V/ F

9. Mi pareja me excita- V/ F

10. Hay fuego y pasión en esta relación- V/F

11. El romance todavía forma parte de nuestra relación- V/ F

12. Estoy realmente orgulloso de mi compañero-  V/ F

13. Mi compañero disfruta mis logros-V/F

14. Fácilmente puedo decir por que lo/la elegi como pareja- V/ F

15. Si tuviera que hacerlo todo de nuevo, escogería a la misma persona- V/ F

16. Casi nunca nos vamos a dormir sin una muestra de afecto- V/ F

17. Cuando llego mi compañero esta contento de verme- V/ F

18. Mi compañero aprecia las cosas que hago por la pareja- V/ F

19. A mi pareja le gusta mi personalidad- V/ F

20. En lo general nuestra vida sexual es satisfactoria- V/F

 

Puntuación: Un punto por cada respuesta VERDADERA.

 

10 o más: Esta es un área que está fuerte en su pareja, cada uno valora al otro y eso los ayuda a protegerse de la negatividad que pueda surgir, por lo tanto es algo que deben mantener siempre presente.

 

Menos de 10: Es un área a mejorar. Distintos sucesos como la traición, los sentimientos heridos, van hundiendo ese cariño que llegaron a sentirse, por eso es hora de brindar luz a esos sentimientos positivos que yacen escondidos.

Mucha suerte con el ejercicio y recuerden que nuestros vínculos son vitales a la hora de ser feliz, así que no dejen escapar fácilmente lo que juntos han creado.

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Te amo tanto que quiero cambiarte

Te amo tanto que quiero cambiarte

Cuando alguien nos enamora, nos encanta la atención que nos dedica, sus ojos, su cabello, su personalidad, su simpatía, su hombría, su sensualidad, su femineidad, todo es simplemente espectacular y estamos convencidos de que encontramos a la persona perfecta con quien queremos compartir el resto de nuestras vidas, o al menos unos cuantos años. Pero (siempre hay un pero) esos detalles que tanto adorabas en un principio comienzan a ser motivo de conflicto en la pareja. “Deberías ser menos simpática porque vas a confundir a la gente con ese comportamiento” “Creo que te maquillas demasiado y usas ropa muy ceñida” “¿Por qué siempre te tienes que hacer el macho delante de tus amigos?” “¿Otra vez vas a salir de noche?” Y esa persona que en antaño parecía haber sido un regalo divino ya no lo es tanto.

Casi todas las parejas caen en el error, de sin quererlo, empezar a desear que su pareja sea una persona distinta, que se comporte como nunca lo ha hecho, que abandone parte de su personalidad para encajar mejor en la nuestra. ¿Alguien más ve el problema en esto?

Inevitablemente las parejas caerán en la frustración, uno por desear cambiar al otro y fracasar una y otra vez, el otro por no ser capaz de encajar en los cánones que su amado insistentemente quiere imponerle. Básicamente, los dos sufren y nadie puede salir ganando de una situación así.

¿Por qué gastamos tanta energía en cambiar a alguien? Nuestra pareja no es arcilla, no podemos modelarla a nuestro antojo. Pensemos por un momento en la crueldad de este comportamiento, dices amar a alguien por quien es y luego intentas hacer todo lo que puedas para cambiarlo cada día un poco más.

Si hay un comportamiento en particular de nuestro compañero que nos hiere la solución está en hablarlo, pero no en exigirle nada.  Aunque suene irónico, una persona se mostrara dispuesta a cambiar cuando encuentre en el otro una completa aceptación por quién es en realidad. Todos tenemos aspectos que mejorar y nadie mejor que nuestra alma gemela para hacernos notar pequeñas fallas, sin embargo, si decidimos cambiar debe ser por propia voluntad y no para evitar eternos conflictos.

No caigamos en la falacia de que una persona va a convertirse en exactamente lo que deseamos porque eso no ocurrirá incluso aunque alguien sacrifique su esencia para complacernos, la mentira no puede ser sostenida por demasiado tiempo sin un compromiso importante de salud psíquica por parte de quien amamos y deberíamos aceptar.

Así que ya lo saben, ustedes eligieron a su compañero por quién es, no por lo que esa persona podría llegar a ser algún día con  nuestra ayuda. El respeto ante el otro es imprescindible, la aceptación hará que una pareja se una más. Nunca es tarde para reflexionar sobre este tópico y evitar estas conductas que solamente herirán a quien amas.

098165994

mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy