Archivo de etiquetas| bienestar

Nueva Edición de Introducción a la Psicología Positiva (Uruguay)

4

Participa del curso que te ayudará a ser más FELIZ:

Introducción a la Psicología Positiva

 

Conoce las estrategias de bienestar y felicidad de primera mano

Aprende a ser un optimista Inteligente y dejar atrás tu pesimismo

Descubre tus fortalezas y no temas a tus debilidades

Invita las emociones positivas a tu vida

Siente esperanza

Aprende del dolor

Crece en la adversidad

Aprende a controlar mejor tu ansiedad

Concreta tus metas de una vez por todas

 

Un curso apto para todo público, se emite certificado

Duración 3 meses
1600 pesos por mes
Frecuencia semanal, 19:30 hs a 21:00, todos los martes
Comienzo martes 19 de julio-finaliza 27 de setiembre

Centro Psicología Positiva Uruguay

(Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 esq. Brito del Pino)

Informes e inscripciones: http://goo.gl/3LWfBg

¿Cuáles son los hábitos que te harán feliz?

Existen ciertos hábitos que incrementan nuestro bienestar. Conócelos en este artículo

Vivir en el momento presente es muy recomendable para dar batalla a la ansiedad y la tristeza. Cuando estás enfrascado en los errorescuales son los hábitos que te harán feliz del pasado te obsesionas y castigas, también te estancas en la amargura. Si estás en extremo pendiente del futuro, la ansiedad te hará su presa y aparecerá el estrés. Debido a esto, poder ser conciente del aquí y ahora y lograr conectarte con todas las cosas que funcionan en este instante te brindará paz y felicidad.

Reír puede ser la mejor medicina ya que ayuda a disminuir la hormona del estrés llamada cortisol, a tener una mejor memoria y también es capaz de protegerte de patologías cardíacas.

El aire libre es tu aliado. Respirar aire puro, dejarte acariciar por los cálidos rayos del sol, observar el verde del césped o las olas del mar, ayudarán a mejorar tu bienestar, tu estado de ánimo y también tu función cerebral.

Realizar ejercicio tiene efectos antidepresivos, ayuda a descargar la ansiedad y el estrés, te hace sentirte más cómodo contigo mismo e incluso puede llegar a tener una incidencia en el control de las adicciones.

Ser parte de una comunidad contribuirá a que establezcas más relaciones positivas y es una de las vías más profundas que te acercarán a una felicidad más intensa.

Practicar la auto compasión te motiva en general y permite que no te juzgues sin piedad. Al contrario de la creencia popular, cuando te castigas y eres demasiado exigente contigo te sentirás tan mal que no aportará a tu crecimiento personal y te verás presa del dolor y la apatía.

Ser espiritual le brindará a tu vida significado y sentido de propósito. No es necesario ser un fanático de la religión, sino simplemente creer que hay algo más grande en donde puedes encontrar consuelo. No interesa como lo llames, pero te hará sentir mejor y más conectado con el resto de las personas.

La meditación te obsequia varios beneficios tanto para tu cuerpo como para tu mente, como por ejemplo calmar tu ansiedad, mejorar tu sistema inmunológico y ser más creativo. No será necesario que practiques miles de horas, aparentemente con cinco minutos al día es suficiente para comenzar a disfrutar de estos beneficios.

El ser agradecido es uno de los caminos más exitosos para alcanzar la felicidad, ya que te ayudará a enfocarte en todas las cosas que sí funcionan en tu vida, ya sean personas, experiencias o logros.

Reprograma tu mente. El conocer cuáles son los pensamientos negativos que te aquejan y poder disputarlos correctamente tendrán un impacto en tu felicidad a largo plazo. Saber cuestionar los argumentos pesimistas que puedes tener te permitirán mirarte desde una luz más positiva, comprender que no eres tan tonto o darte cuenta de lo mucho que vales.

Estos hábitos te ayudarán a acercarte al bienestar, no es necesario que los implementes todos. Puedes escoger los que más te agraden y poco a poco los irás incorporando en tu rutina, de esta manera los automatizarás y cada vez te saldrá mas natural practicar los hábitos que te llevarán a ser más feliz.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

8 cosas que te harán más feliz

Aquí te comparto unos consejos prácticos para poder encontrarle8 cosas que te haran mas feliz más significado, placer y bienestar a tu rutina. ¿Te animas a intentarlo?

 

Sé conciente de que la felicidad radica en los detalles del día a día

No tienes que esperar por un gran, espectacular y magnánimo evento para poder disfrutar de la felicidad, en realidad, ella suele esconderse en los pequeños detalles, las cosas que solemos ignorar o dar por descontado incluso.

Proporcionan mayor felicidad muchas pequeñas cosas buenas que unas poquitas cosas grandes. Por ejemplo, hacer ejercicio, participar de algún voluntariado e incluso ir a la iglesia pueden obsequiarnos un delicioso bienestar. Ya que son actividades que podemos hacerlas a menudo, inyectándonos de emociones positivas en dosis diarias.

Todos agendamos horas de trabajo, tareas, estudio, ¿pero qué sucede a la hora de agendarnos un momento para nuestra felicidad? Tan importante como el deber es el disfrute, tan importante como cumplir con nuestras responsabilidades, es cumplir con nosotros mismos. Haz de la felicidad un hábito.

Anticipa, recuerda, agradece

 El despertar es uno de los momentos más importantes, ya que cómo te sientes por las mañanas usualmente tiñe el resto de tu día. Si has despertado con energía, estarás más activo y contento, si ya te has despertado gruñón tendrás más oportunidades de pelearte con alguien o descarrilar tu felicidad fácilmente.

La anticipación potencia tu felicidad, ya que no solamente serás feliz por las cosas buenas que sucedan, sino por la anticipación de que algo bueno ocurra. Y cuando tú estas predispuesto a tener un buen día, estarás propenso a ver aquellas cosas que te colmen de alegría.

Recordar buenos momentos ayuda a revivir el efecto positivo que sentiste en aquel entonces. Si te estás sintiendo mal, puedes acudir a un buen recuerdo para poder sonreír, para poder conectarte son esa sensación de bienestar del pasado y poder hacerla presente.

La gratitud es una fortaleza y una emoción positiva por excelencia, la Psicología Positiva pone mucho énfasis en su importancia, ya que te protege de desvalorizar las cosas y ayuda a focalizarte en las situaciones, personas y experiencias que sí funcionan en tu vida. Además la gratitud ha demostrado ayudar a disminuir la depresión, la ansiedad, los sentimientos de soledad y la envidia.

Disfruta tu café de la mañana

Intenta no correr como un desquiciado al trabajo o a estudiar, tomate un momento para relajarte, planificar tu día, organizar tu cabeza. Disfruta del pequeño momento de tomar un buen café, té, mate, jugo, lo que prefieras, realmente saborearlo, apreciarlo.

Saborear los pequeños detalles y placeres del día a día es una de las características que diferencian a un optimista de un pesimista. Los rituales producen un mayor nivel de disfrute de la experiencia que ejecutarás.

Ejercítate

Las personas somos muy felices cuando tenemos relaciones sexuales, socializamos con otros y hacemos ejercicio. Poder enfocar tu mente en el momento presente, en lugar de estar preocupándote qué tendrás que hacer después, ayuda a que vivas los momentos con mayor intensidad y puedas sacarle mayor provecho.

Las personas que ejercitan, ya sea que vayan a caminar, bailen, corran, lo que sea, muestras tener menor depresión, stress e ira.

El favor de los cinco minutos

Ayudar a los demás es una fuente demostrada de bienestar, por lo tanto te invito a hacer el siguiente ejercicio.

Cada día, haz algo desinteresado por alguien por cinco minutos o menos. Puede ser una ayuda vía redes sociales, dejar pasar a alguien antes en la fila del supermercado, ayudar a alguien que se haya tropezado en la calle, cualquier pequeña actividad funcionará.

Establece metas

Las personas más felices suelen tener metas a alcanzar. Trabajar duro en pos de un objetivo e ir avanzando poco a poco activa emociones positivas y además suprime emociones como el miedo.

Desafiarnos nos hace incurrir en un estado de flow, poder hacer cosas que te hagan sentir bien y en las que eres bueno, ser conciente de tu progreso, te ayudará a conectarte con un mayor grado de bienestar.

Haz tiempo para tus amigos

Algunos estudios sugieren que el 70% de nuestra felicidad depende del vínculo que tengamos con los demás. Es por eso que no temas ver a tus amistades más seguido, sé que con los años debemos hacer malabares para poder agendar una reunión cuyo único fin es divertirse, sin embargo, no te des por vencido y organiza tu tiempo para reunirte con esas personas que quieres.

Encuentra significado en tus experiencias más dolorosas

Usualmente es muy difícil ser feliz cuando las cosas malas te suceden, sin embargo, si eres capaz de extraer un significado o aprendizaje de esa experiencia terrible, te conectarás con la felicidad más suprema, la vida significativa, donde serás más sabio, más profundo y las nimiedades del mundo ya no te importarán. Aprenderás a poner las cosas en perspectiva y en realidad podrás enamorarte y valorar la vida aún más, además de madurar psicológicamente.

Te propongo que pongas en práctica estos consejos y busques alimentar los pilares del bienestar, una vida más feliz es posible si estás dispuesto a intentarlo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Potenciando nuestro bienestar en el trabajo

felicidad trabajoMuchas veces nos vemos presionados a dar lo mejor de nosotros en el trabajo, en ciertas ocasiones las presiones son externas aunque en muchas otras somos nosotros los autores de las mismas. Estar motivados y trabajar de manera responsable y apasionada sin duda es vital, aunque sin las medidas adecuadas podemos desgastarnos demasiado pronto. Si nos empujamos hasta el límite lo que vamos a lograr es simplemente dejar de ser efectivos, sin el relax adecuado, sin las vacaciones, sin los descansos no podemos funcionar correctamente. Así que aquí el primer punto a tomar en consideración, descansar, jugar y divertirnos, las responsabilidades hay que cumplirlas, sin olvidarnos del tiempo para el sano disfrute. Si nos “quemamos” en el trabajo, ese cansancio y frustración será traslado al resto de nuestros ámbitos.

Empleados, jefes, managers, cualquiera sea nuestro rol, debemos contagiarnos de bienestar. Se ha comprobado que una organización feliz tiene mejores niveles de productividad, ganancias, creatividad, mejor retención del personal y sobre todo clientes satisfechos y leales.

Tenemos que ser cuidadosos a la hora de alimentarnos, cuánto dormimos, cuánto tiempo le dedicamos a las actividades de recreación, al tiempo a solas, al tiempo con amigos y con nuestros vínculos. Es recomendable que luego de períodos de arduo trabajo podamos involucrarnos en períodos de descanso y recuperación.

Nuestro desempeño laboral está positivamente influenciado por ciertas motivaciones internas como por ejemplo las relaciones laborales fuertes, la sensación de control sobre nuestra actividad laboral, estar habilitados a ser nosotros mismos.

Investigaciones han arrojado que los emprendedores son el grupo más feliz en el ámbito laboral ya que tienen la oportunidad de tomar decisiones que los ponen a cargo de su trabajo y además progresan día a día al tener autonomía y aprender nuevas estrategias o conocimientos relacionados con su campo de trabajo. Para aquellas personas que no son emprendedoras se les recomienda que dentro de su rol de trabajo intenten crear más elementos autónomos, quizás promover ideas, compartir nuevas visiones.

Amar lo que hacemos, potenciar quienes somos, trabajar duro y descansar. Busquemos el equilibrio sin desgastarnos, una mente sana necesita relajarse y no presionarse constantemente.

Trabajemos activamente para que nuestras organizaciones promuevan el bienestar tan necesario para que todos los involucrados puedan ganar. Y tú, ¿eres feliz en tu trabajo? ¿Cuidas de ti mismo?

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

¿Y si nos preocupamos menos y hacemos más?

¿Y si nos preocupamos menos y hacemos más?En nuestro camino diario a la felicidad verdadera caemos en determinadas actitudes, preocupaciones o pensamientos que nos alejan de nuestro auténtico propósito. Preocuparse, rumiar sobre las cosas una y otra vez no significa que realmente estemos haciendo algo para cambiar nuestra situación, en verdad esto es una trampa muy habitual de nuestra mente. Creemos que si nos preocupamos estamos evitando los problemas o ayudando en algo. Así que hoy reflexionaremos juntos acerca de lo que deberíamos hacer y no hacer para vivir con mayor felicidad.

No asumamos las cosas: En la comunicación con el otro es sumamente frecuente que nosotros caigamos en la tentación de asumir ciertas cosas como ciertas, cuando en realidad podemos estar equivocándonos demasiado. Al asumir algo erróneo vamos a involucrarnos en una discusión sin sentido o cierta decepción. Así que ante la duda ya saben, lo mejor es preguntar. No podemos leer la mente de los demás y solemos malinterpretar lo que el otro quiere transmitirnos. Seamos cuidadosos con esta problemática actitud.

No a las expectativas desmesuradas: A veces poseemos expectativas muy poco realistas acerca de nosotros mismos, lo que puede llegar a suceder en nuestro trabajo o futuro,  incluso acerca del comportamiento de los demás. Seamos concientes de nuestras limitaciones y las limitaciones de los demás, el mundo no gira en sintonía a nuestros tiempos o caprichos y eso es algo que todos debemos tener muy en claro para cultivar vínculos y actitudes más saludables.

No juzgar: Podemos ser unos jueces muy crueles con los otros y nosotros, en realidad todos vamos a equivocarnos, premisa fundamental del ser humano. Muchas veces solamente sabemos una pequeña parte de la información, muy poca como para inmiscuirnos tajantemente en la vida de los demás.

No preocuparse excesivamente por el dinero: El dinero es importante para sobrevivir y también disfrutar,  pero cantidades desmesuradas del mismo no van a brindarnos tanta felicidad. La ambición exagerada solamente nos hace sentir infelices, ya que como cualquier meta inalcanzable, nos termina frustrando tanto que abandonamos lo que hacemos antes de comenzarlo siquiera. Existen muchas motivaciones psicológicas a la hora de ganar más dinero, algunas  personas buscan status, otras seguridad. La relación con el dinero debería ser saludable. Una vez que ya tenemos el suficiente para cubrir nuestros gastos y pequeños placeres, el dinero que venga más allá de eso no aportará a nuestro nivel de felicidad. No nos presionemos tanto a la hora de generar ingresos porque eso seguramente nos va a entristecer.

Caminemos más: Cuando nos despertamos con poca energía es bueno que aprovechemos a caminar hacia nuestro trabajo, para concentrarnos solamente en esa actividad, activar las endorfinas y de a poco levantarnos el estado de ánimo.

Hablemos con los demás: Cuando tenemos un problema y no logramos poner las cosas en perspectiva, resulta muy fructífero poder comentarlo con alguien de nuestra confianza para que nos ofrezca otra mirada o al menos podamos sacar esa angustia de nuestro sistema. Ser demasiado reservados puede traer consecuencias negativas, ya que podemos creer que no hay nadie que nos quiera escuchar o simplemente hay veces que tenemos demasiada carga emocional con la cual lidiar, y es curativo poder desahogarse.

Una tarea a la vez: Cuando estemos en el trabajo y querramos ser productivos, lo mejor es tener en claro que objetivos tenemos que cumplir ese día y que podamos ir cumpliéndolos un paso a la vez. Hacer demasiadas cosas al mismo tiempo nos genera más ansiedad y no nos permite perdernos en esa tarea y concentrarnos correctamente.

Vivamos en gratitud: Somos mucho más afortunados de lo que creemos y cuando las cosas no están saliendo como esperamos, es interesante que podamos recordar todas aquellas que sí funcionan en nuestra vida, que no todo está tan perdido como creemos y que siempre hay algo fuerte donde poder sostenernos.

La vida es demasiado corta como para preocuparse exageradamente, si bien todos tenemos nuestras batallas con las cuales lidiar, no hagamos las cosas más difíciles de lo que tienen que ser. Entrenar habilidades emocionales y cambiar nuestro estilo de pensamiento son algunas de los caminos para poder vivir desde el bienestar.

 

 

27077699/098165994

 

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

 

Ejercicio: La mejor versión de ti mismo

Ejercicio: La mejor versión de ti mismo

En Psicología Positiva existen una serie de ejercicios pensados para poder incrementar nuestro nivel de bienestar y optimismo. Uno de ellos, podría decir uno de mis favoritos, se llama LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO.

La idea es pensar de aquí a 1 año, cinco años, diez (lo que cada uno desee) e imaginar cómo vamos a estar emocionalmente, qué vamos a estar haciendo. Debemos visualizar una versión de nosotros mismos que nos resulte atractiva, ya sea porque obtuvimos nuestras metas o nuestra rutina se ajusta a lo esperado o logramos superar algún problema.

Tenemos que pensar de la manera más detallada posible esta situación, o describir perfectamente cómo sería un día estupendo para nosotros desde nuestra nueva perspectiva. Lo más saludable es pensar en cosas que pueden ser realizables y coherentes con el marco temporal que hemos escogido. Recuerden que tendemos a exagerar lo que somos capaces de hacer en un año y subestimamos lo que podemos lograr en cinco o diez años.

Lograr tener en claro quiénes queremos ser, qué queremos hacer, cómo deseamos desarrollarnos emocionalmente, nos brinda una estructura y al tener en mente nuestro objetivo nos vamos acercando más a lo concreto y las posibilidades futuras.

Podemos también tener en cuenta nuestras fortalezas y pensar cómo ellas podrían ayudarnos a acercarnos a este ideal de nosotros mismos.

Este ejercicio tiene como consecuencia lo siguiente:

  • Aumentar las emociones positivas
  • Incrementar nuestro nivel de felicidad, optimismo, esperanza
  • Mejorar nuestras estrategias de afrontamiento o al menos tener algunas en consideración

En mi terapia de grupo actual, mis doce sesiones que apuntan a convertirnos en personas más optimistas y con mayor bienestar, Fernando Sorrenti hizo este ejercicio y lo hizo de una manera muy original. Con su permiso comparto esta historia que nos enamoró a todos.

UN FUTURO POSIBLE

El día comienza con el desayuno familiar. Hoy Alejandro está triste, juega con la cuchara en su taza de leche achocolatada. Lucía, habla entusiasmada de su paseo a una granja, le pregunta a su mamá si hay pingüinos allí. Mariela, le dice que no, porque ellos prefieren un ambiente más tranquilo.

Al tiempo que mi esposa me da un beso, aprovecha a decirme que le hable a nuestro hijo, porque ella ya lo había intentado pero sin mucha suerte.
Lucía me da un beso, apurada, ya que la bocina odiosa del bus escolar reclama su presencia inmediata. Entonces, me acerque al que tenía la trompa de elefante.

-Pobre cuchara, la estas mareando con tantas vueltas…- Le dije para entablar una conversación.

-Perdí la titularidad en el equipo, el técnico puso en mi lugar al hijo de un amigo. Me dijo que un tiempo lo jugaría yo, y el otro, él.- Se lamentó sin dejar girar la cuchara en la taza.

-¿Y la cuchara qué culpa tiene- Respondí.

Él me miró serio, ganas de insultarme no le faltaban, es la herencia familiar sin dudas y proseguí :-La cuchara es cuchara y para eso fue creada, no puede hacer otra cosa. En cambio tú no, tienes mil posibilidades de crecer y ser lo que quieras. Lo más importante es que seas titular en tu vida. En estos momentos sos como la cuchara, dando vueltas y vueltas, lamentando tu suerte.

-Ay Papá, no soy uno de tus pacientes- Se quejó Alejandro.

-Si fueras paciente mío, tendrías una deuda que ni vendiéndote al Barcelona podrías pagarme. Mira, tu viejo era tan espantoso jugando al fútbol que le pegaba hasta al árbitro menos a la pelota. Pero tus abuelos sí que eran buenos, saliste a ellos por suerte. Vos no necesitas favores para jugar, siempre en la vida hay gente que se maneja así y enoja mucho, te entiendo que estés así, pero tarde o temprano los que tienen luz propia, brillan, como vos (no quería decirle aún, que me habían venido hablar de River Plate. No hasta que todo fuera formal). Seguí dando lo mejor de vos, que los resultados se van a dar solitos. Yo sé porque te lo digo. Como Uruguay, metiendo siempre para adelante aunque la cosa esté difícil. Mira que sos bueno jugando, en serio-le dije mirándolo a los ojos. – No viste a tus abuelos como se babean al costado de la cancha viéndote driblear.-

-En serio Papá, ¿no me lo decís para dejarme contento? – Preguntó Alejandro, ya la cuchara descansaba recostada en la taza.

-Tan seguro que me voy a tener que pelear con tus abuelos por ser tu representante. Ahora ve a estudiar que un jugador también tiene que ser tan hábil como ilustrado.- Le guiñe un ojo cómplice.

Suena el celular, atiendo. Es de la editorial me avisan que el libro está trancado porque hay que hacerle una serie de correcciones, porque al editor no le gusta mucho algunas cosas y tiene que ser rápido, hay otros trabajos que reúnen más expectativas.

-Pero que le pasa a Beltrán, yo escribo humor, no “Corin Tellado” como su nuera. Mis trabajos bastante ganancias le dieron, ahora no me digan que las novelas culebronas están de moda. Bueh, está bien, prometo revisarlo y entregarlo el viernes sin falta, tal como al Señor editor le gusta”- Exploté mientras apagaba el celular con rabia.

-Papá- dijo Ale desde el umbral de la puerta:-No seas como la cuchara-.

Mariela con una sonrisa amplia, me dijo:- Y de tal palo…
Sonreí y le levante el pulgar en agradecimiento.

¿Y ustedes se animan a imaginar la mejor versión de ustedes mismos?

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Nuestras mascotas nos hacen felices

Este artículo va dedicado a Pombo, mi gato siamés que todos mis consultantes conocen y que se ha ganado elNuestras mascotas nos hacen felices corazón de unos cuantos.

Hoy les voy a hablar de los beneficios psicológicos que nosotros podemos disfrutar gracias a la compañía de nuestras queridas mascotas. Uno de los más conocidos es la compañía que estos animales nos propician, no importa dónde estemos, ellos nos siguen fielmente, “nos conversan” en su idioma, y hacen cosas muy simpáticas. Nos hacen sentir más seguros, sobre todo si vivimos en ambientes grandes o estamos demasiado tiempo solos. 

Indudablemente nos levantan el ánimo, los animales tienen una sensibilidad especial y existen muchos sucesos registrados donde el animal se acerca a nosotros si estamos enfermos o tristes, intentando aliviarnos. 

Nos prestan atención y cariño en recompensa de haber logrado una conexión con ellos, cuando entendemos si sienten hambre, cuando quieren ir al baño, cuando se sienten mal. Existe un sano orgullo al tener un vínculo de comprensión mutua. Además, si nos cuidamos a nosotros, vamos a tener energía para cuidarlos a ellos. 

Nos empuja a ser más responsables, ya que el animal nos necesita para todo, si no le brindamos el cuidado necesario enfermará, así que en algún punto debemos estar atentos a los detalles para que ellos disfruten de una agradable convivencia con nosotros. 

Tienen el don de quitarnos el estrés, acariciarlos, hablarles, nos ayuda a callar el tumulto de pensamientos o ansiedad que nos genera la rutina. Los animales nos brindan la oportunidad de amar, podemos formar un vínculo afectivo importante con ellos.

Los perros por ejemplo hasta nos motivan a hacer ejercicio, tenemos que sacarlo a pasear, nos ayuda a reconectarnos con la naturaleza y también nos brinda la oportunidad de tener un vínculo social al conversar con las personas que nos podemos encontrar en el camino. ¿A quién no le ha sucedido que alguien se ha detenido en la calle para jugar con nuestra mascota o admirarla? Estos sucesos pueden ser el puntapié de amistades o incluso historias de amor, nunca se sabe ¿verdad?

Investigaciones en Japón arrojaron luz sobre lo que sucede a los dueños cuando juegan con sus perros, la oxitocina (droga del amor) se hace presente en esta interacción con el animal y nos ayuda a sentirnos mejor. Se ha experimentado la “terapia con mascotas” en casas de salud, donde hay un incremento del bienestar del anciano cuando tiene contacto con los perros. 

Las mascotas no solamente ofrecen múltiples beneficios a sus dueños adultos, sino también a los niños. A los pequeños los ayuda a comprender mejor fenómenos biológicos como la reproducción y la muerte. El acercamiento a los animales desde la temprana infancia nos ayuda a enseñarle al niño a ser más sensible y empático.

También me ha parecido muy curiosa la realización de la denominada gatoterapia que quisiera compartir con ustedes. Este tratamiento en donde se utilizan gatos domésticos de cualquier raza, va dirigido a aquellas personas que deseen mejorar su calidad de vida a través de la interacción con el felino. Al acariciar a los gatos nos sentimos menos estresados, eso tiene un impacto positivo en nuestra presión sanguínea y frecuencia cardíaca, nos vamos calmando.

Varios estudios han demostrado los maravillosos efectos del ronroneo que producen estas bellas criaturas, este peculiar sonido despierta en nosotros emociones positivas, nos hacen sentir más seguros y confiados.

Los animales nos ayudan a aceptarnos, ya que ellos no nos juzgan ni le importan nuestras carencias o limitaciones. Ha sido comprobado el aumento del bienestar gracias a la compañía de los gatos en personas con autismo, Sindrome de Down, demencias, desórdenes de la conducta y personas cardíacas.

Los animales en general son una fuente de vitalidad, de amor, de sinceridad, de simpleza. Contribuyen a nuestra felicidad diaria y pueden brindarnos momentos especiales. ¿Te gustaría tener una mascota?

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com