Archivo de etiquetas| ejercicio

¡Muy feliz año! (saludo y obsequio)

felizaño

Hola querido lector, hoy quiero obsequiarte un pequeño ritual para comenzar el año con energía y gratitud.

Una forma distinta para lograr revalorizar el poder del año que ya ha casi toca a su fin, es poder hacerte preguntas, encontrar respuestas dentro de ti que te ayuden a recordar lo maravilloso por lo cual has transitado. Nuestra mente tiene la maldita costumbre de fijarse a muerte lo malo, pero olvida demasiado fácil lo bueno.

Te invito a probar este pequeño ejercicio para incrementar tu mirada optimista sobre tus vivencias.

  1. ¿Qué cosas te ocurrieron, que personas conociste, que nuevas experiencias viviste que te motiven a estar agradecido? Seguramente si te sientas a reflexionar por un momento, recordarás con una sonrisa esas pequeñas o grandes vivencias repletas de amor y entusiasmo. Todos los años tienen pequeños detalles valiosos que pueden cambiar la manera en que estas mirando las cosas si te das la oportunidad para apreciarlo.
  2. ¿Qué debo perdonarme? Aunque te cueste creerlo no eres perfecto, y eso está bien. Si has cometido un error, si has herido a alguien sin querer, si algo no salió exactamente como esperabas, perdónate.
  3. ¿De qué manera honras tu vida? Piensa en las cosas que haces para darle significado y propósito a tu vida, ya sea tu trabajo, tus vínculos, tus valores, la manera en que te cuidas.
  4. ¿Prefieres enfocarte en lo que te falta o lo que posees? Si vas a pensar en todo lo que te falta jamás hallarás la felicidad, porque esa insatisfacción será un vacío eterno incapaz de llenar. Ama todo lo que tienes, en el amplio sentido de la palabra, si puedes desear cosas nuevas, pero si no aprendes a valorar lo que ya posees tus metas nunca serán suficientes y serás victima del engaño del pesimismo.

 

Gracias por leerme, por estar ahí año tras año, por acompañarme en este camino de felicidad compartida. Te deseo lo mejor, que puedas continuar trabajando en ti mismo y que lo hagas con alegría y constancia, ya que todo gran cambio comienza con un simple primer paso.

¡Nos vemos el año que viene!

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Anuncios

¿Cuáles son los hábitos que te harán feliz?

Existen ciertos hábitos que incrementan nuestro bienestar. Conócelos en este artículo

Vivir en el momento presente es muy recomendable para dar batalla a la ansiedad y la tristeza. Cuando estás enfrascado en los errorescuales son los hábitos que te harán feliz del pasado te obsesionas y castigas, también te estancas en la amargura. Si estás en extremo pendiente del futuro, la ansiedad te hará su presa y aparecerá el estrés. Debido a esto, poder ser conciente del aquí y ahora y lograr conectarte con todas las cosas que funcionan en este instante te brindará paz y felicidad.

Reír puede ser la mejor medicina ya que ayuda a disminuir la hormona del estrés llamada cortisol, a tener una mejor memoria y también es capaz de protegerte de patologías cardíacas.

El aire libre es tu aliado. Respirar aire puro, dejarte acariciar por los cálidos rayos del sol, observar el verde del césped o las olas del mar, ayudarán a mejorar tu bienestar, tu estado de ánimo y también tu función cerebral.

Realizar ejercicio tiene efectos antidepresivos, ayuda a descargar la ansiedad y el estrés, te hace sentirte más cómodo contigo mismo e incluso puede llegar a tener una incidencia en el control de las adicciones.

Ser parte de una comunidad contribuirá a que establezcas más relaciones positivas y es una de las vías más profundas que te acercarán a una felicidad más intensa.

Practicar la auto compasión te motiva en general y permite que no te juzgues sin piedad. Al contrario de la creencia popular, cuando te castigas y eres demasiado exigente contigo te sentirás tan mal que no aportará a tu crecimiento personal y te verás presa del dolor y la apatía.

Ser espiritual le brindará a tu vida significado y sentido de propósito. No es necesario ser un fanático de la religión, sino simplemente creer que hay algo más grande en donde puedes encontrar consuelo. No interesa como lo llames, pero te hará sentir mejor y más conectado con el resto de las personas.

La meditación te obsequia varios beneficios tanto para tu cuerpo como para tu mente, como por ejemplo calmar tu ansiedad, mejorar tu sistema inmunológico y ser más creativo. No será necesario que practiques miles de horas, aparentemente con cinco minutos al día es suficiente para comenzar a disfrutar de estos beneficios.

El ser agradecido es uno de los caminos más exitosos para alcanzar la felicidad, ya que te ayudará a enfocarte en todas las cosas que sí funcionan en tu vida, ya sean personas, experiencias o logros.

Reprograma tu mente. El conocer cuáles son los pensamientos negativos que te aquejan y poder disputarlos correctamente tendrán un impacto en tu felicidad a largo plazo. Saber cuestionar los argumentos pesimistas que puedes tener te permitirán mirarte desde una luz más positiva, comprender que no eres tan tonto o darte cuenta de lo mucho que vales.

Estos hábitos te ayudarán a acercarte al bienestar, no es necesario que los implementes todos. Puedes escoger los que más te agraden y poco a poco los irás incorporando en tu rutina, de esta manera los automatizarás y cada vez te saldrá mas natural practicar los hábitos que te llevarán a ser más feliz.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Ejercicio: La mejor versión de ti mismo

Ejercicio: La mejor versión de ti mismo

En Psicología Positiva existen una serie de ejercicios pensados para poder incrementar nuestro nivel de bienestar y optimismo. Uno de ellos, podría decir uno de mis favoritos, se llama LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO.

La idea es pensar de aquí a 1 año, cinco años, diez (lo que cada uno desee) e imaginar cómo vamos a estar emocionalmente, qué vamos a estar haciendo. Debemos visualizar una versión de nosotros mismos que nos resulte atractiva, ya sea porque obtuvimos nuestras metas o nuestra rutina se ajusta a lo esperado o logramos superar algún problema.

Tenemos que pensar de la manera más detallada posible esta situación, o describir perfectamente cómo sería un día estupendo para nosotros desde nuestra nueva perspectiva. Lo más saludable es pensar en cosas que pueden ser realizables y coherentes con el marco temporal que hemos escogido. Recuerden que tendemos a exagerar lo que somos capaces de hacer en un año y subestimamos lo que podemos lograr en cinco o diez años.

Lograr tener en claro quiénes queremos ser, qué queremos hacer, cómo deseamos desarrollarnos emocionalmente, nos brinda una estructura y al tener en mente nuestro objetivo nos vamos acercando más a lo concreto y las posibilidades futuras.

Podemos también tener en cuenta nuestras fortalezas y pensar cómo ellas podrían ayudarnos a acercarnos a este ideal de nosotros mismos.

Este ejercicio tiene como consecuencia lo siguiente:

  • Aumentar las emociones positivas
  • Incrementar nuestro nivel de felicidad, optimismo, esperanza
  • Mejorar nuestras estrategias de afrontamiento o al menos tener algunas en consideración

En mi terapia de grupo actual, mis doce sesiones que apuntan a convertirnos en personas más optimistas y con mayor bienestar, Fernando Sorrenti hizo este ejercicio y lo hizo de una manera muy original. Con su permiso comparto esta historia que nos enamoró a todos.

UN FUTURO POSIBLE

El día comienza con el desayuno familiar. Hoy Alejandro está triste, juega con la cuchara en su taza de leche achocolatada. Lucía, habla entusiasmada de su paseo a una granja, le pregunta a su mamá si hay pingüinos allí. Mariela, le dice que no, porque ellos prefieren un ambiente más tranquilo.

Al tiempo que mi esposa me da un beso, aprovecha a decirme que le hable a nuestro hijo, porque ella ya lo había intentado pero sin mucha suerte.
Lucía me da un beso, apurada, ya que la bocina odiosa del bus escolar reclama su presencia inmediata. Entonces, me acerque al que tenía la trompa de elefante.

-Pobre cuchara, la estas mareando con tantas vueltas…- Le dije para entablar una conversación.

-Perdí la titularidad en el equipo, el técnico puso en mi lugar al hijo de un amigo. Me dijo que un tiempo lo jugaría yo, y el otro, él.- Se lamentó sin dejar girar la cuchara en la taza.

-¿Y la cuchara qué culpa tiene- Respondí.

Él me miró serio, ganas de insultarme no le faltaban, es la herencia familiar sin dudas y proseguí :-La cuchara es cuchara y para eso fue creada, no puede hacer otra cosa. En cambio tú no, tienes mil posibilidades de crecer y ser lo que quieras. Lo más importante es que seas titular en tu vida. En estos momentos sos como la cuchara, dando vueltas y vueltas, lamentando tu suerte.

-Ay Papá, no soy uno de tus pacientes- Se quejó Alejandro.

-Si fueras paciente mío, tendrías una deuda que ni vendiéndote al Barcelona podrías pagarme. Mira, tu viejo era tan espantoso jugando al fútbol que le pegaba hasta al árbitro menos a la pelota. Pero tus abuelos sí que eran buenos, saliste a ellos por suerte. Vos no necesitas favores para jugar, siempre en la vida hay gente que se maneja así y enoja mucho, te entiendo que estés así, pero tarde o temprano los que tienen luz propia, brillan, como vos (no quería decirle aún, que me habían venido hablar de River Plate. No hasta que todo fuera formal). Seguí dando lo mejor de vos, que los resultados se van a dar solitos. Yo sé porque te lo digo. Como Uruguay, metiendo siempre para adelante aunque la cosa esté difícil. Mira que sos bueno jugando, en serio-le dije mirándolo a los ojos. – No viste a tus abuelos como se babean al costado de la cancha viéndote driblear.-

-En serio Papá, ¿no me lo decís para dejarme contento? – Preguntó Alejandro, ya la cuchara descansaba recostada en la taza.

-Tan seguro que me voy a tener que pelear con tus abuelos por ser tu representante. Ahora ve a estudiar que un jugador también tiene que ser tan hábil como ilustrado.- Le guiñe un ojo cómplice.

Suena el celular, atiendo. Es de la editorial me avisan que el libro está trancado porque hay que hacerle una serie de correcciones, porque al editor no le gusta mucho algunas cosas y tiene que ser rápido, hay otros trabajos que reúnen más expectativas.

-Pero que le pasa a Beltrán, yo escribo humor, no “Corin Tellado” como su nuera. Mis trabajos bastante ganancias le dieron, ahora no me digan que las novelas culebronas están de moda. Bueh, está bien, prometo revisarlo y entregarlo el viernes sin falta, tal como al Señor editor le gusta”- Exploté mientras apagaba el celular con rabia.

-Papá- dijo Ale desde el umbral de la puerta:-No seas como la cuchara-.

Mariela con una sonrisa amplia, me dijo:- Y de tal palo…
Sonreí y le levante el pulgar en agradecimiento.

¿Y ustedes se animan a imaginar la mejor versión de ustedes mismos?

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com