Aprendiendo a ser optimista

teaching

El concepto de optimista inteligente nos habla de una persona capaz de ver la realidad y que sabe distinguir si algo funciona o no. Posee la capacidad de pensar cómo puede hacer para mejorar la situación que atraviesa, observa lo que debería cambiar sin dejar de apreciar lo que funciona correctamente. No se congela ante una crisis, se responsabiliza por lo que sucede y actúa para combatirla. Es una persona que puede extraer enseñanzas de su pasado, presente y futuro.

Como comenté en el artículo anterior, el pesimista y el optimista tienen su manera particular de apreciar la realidad. Una manera eficaz de cambiar la mentalidad que nos ata es comenzar a imitar lo que innatamente hace el optimista, considerar que las experiencias buenas, agradables, son las permanentes, internas y globales. Con tiempo y mucha práctica, podemos captar lo que nos rodea de una manera diferente y más satisfactoria.

Otro punto a considerar es que debemos aprender a analizar las experiencias tanto desde el punto de vista bueno, como el del malo. Debemos aprender a brindar sugerencias en vez de quejarnos eternamente de  nuestra mala fortuna. Ahondar en el descubrimiento de nuestros talentos y habilidades, que son más de las que creemos. También debemos establecer metas alcanzables, disfrutar de las alegrías que nos rodean todos los días que se pueden encontrar en las cosas más simples que damos por sentado, agradecer todo lo que hemos logrado en la vida.

Debemos dirigir nuestra mirada al exterior, ampliar nuestro círculo social, aprender a ser solidario. Abrazarnos a nosotros mismos y ser concientes no solo de nuestros defectos, sino tambien de nuestras cualidades. Debemos aprender a ser valientes, derrotando todos esos miedos que nos paralizan y no nos dejan expresarnos libremente. El buen humor es una de nuestras mejores herramientas, que cual planta debe ser cuidadosamente cultivado para que no perezca.

La clave es sencilla, amarse y respetarse lo suficiente como para sentirnos merecedores de una vida mejor. Si hay algo que no te agrada, pues cambialo, tienes la fortaleza para hacerlo y si por ti mismo no puedes lograrlo, pues consigue ayuda, pero ACTÚA. No permanezcas atado a una situación o a un estado de ánimo que limita tus posibilidades y experiencias como ser humano, tú sabes que eres el dueño de tu destino, solamente tú puedes decidir cuándo cambiar.

Optimismo y Pesimismo

3903261Cuando nos permitimos mirar nuestra vida y nuestras experiencias bajo el lente del optimismo, nos convertimos en seres más perseverantes, más tolerantes, más completos, seres que somos capaces de aprender de las experiencias, incluso de las negativas, que pueden llegar a fortalecernos. En palabras de Martin Seligman en su libro Learned Optimismel optimismo aprendido no es el redescubrimiento del poder del pensar en positivo…Cambiar las cosas destructivas que te dices a ti mismo cuando experimentas los contratiempos que la vida nos reparte a todos nosotros es la habilidad fundamental del optimismo”.

La diferencia básica entre un pesimista y un optimista reside en algo tan sencillo como su manera de interpretar las situaciones. El estilo explicatorio optimista se caracteriza por tres puntos importantes que son la internalidad, la estabilidad y la globalidad para los buenos eventos:

  • INTERNABILIDAD: La causa del evento está dentro de mi control
  • ESTABILIDAD: La causa del evento siempre está presente
  • GLOBALIDAD: La causa de ese evento no solamente influirá en el evento presente sino también en otros eventos

Los eventos buenos desde la perspectiva del estilo explicatorio pesimista:

  • EXTERNABILIDAD: la causa del evento nunca está bajo mi control
  • INESTABILIDAD: la causa del evento no siempre está presente
  • ESPECIFICIDAD: la causa del evento se aplica especificamente al evento presente

Para los pesimistas los buenos eventos no dependen de él, son aquellos que se presentan como externos, inestables y específicos. Sin embargo, los malos eventos son los que consideran internos, globales y estables.

Insoportable-4

Estudios realizados demostraron que tras la exposición a algo dañino y molesto se aprende un sentimiento de indefensión, uno cree que no puede cambiar ni controlar lo que le sucede.  Un gran porcentaje de los testeados no demostraron ningún interés en luchar contra lo molesto en un segundo intento, de antemano se daban por vencidos, solamente por haber estado expuestos una vez a lo negativo.

Muchas personas funcionan de esta manera, una vez que son heridos en el amor, tienen un accidente, son despedidos, etc, asumen que todo saldrá mal en una siguiente oportunidad, limitándose a sí mismos de continuar viviendo una vida de calidad.  Aunque no todo está perdido, uno puede aprender a ser optimista y en la siguiente entrega trataremos este tópico.

¿Qué es la Psicología Positiva?

alegria1

Es una disciplina que nace hace unos pocos años gracias al trabajo de Martin Seligman,  cuya meta es centrarse en las fortalezas del ser humano en lugar de la patología.  Usualmente la psicología se ha abocado a trabajar la enfermedad, a quedarse ligada  en los aspectos negativos del sujeto, ignorando las más de las  veces el poderoso potencial del ser humano.

Lejos de ser una manera simplista de ver la vida, la Psicología Positiva se dedica al estudio científico de las emociones positivas,  el buen humor, el optimismo, las fortalezas del ser humano, sus cualidades, con la finalidad de promoverlas.

Su meta es que el sujeto se sienta a gusto con la vida que palpita, que tenga un propósito que lo haga despertarse con una sonrisa todas las mañanas, se busca que la persona pueda ser plena en todo sentido de la palabra. Se busca cambiar el foco de preocupación de la psicología, en lugar de reparar lo que está roto hay que construir cualidades positivas.

Seligman propone 24 fortalezas reunidas en seis virtudes, las cuales pueden ser medidas por el test VIA de Fortalezas personales (VIA signature strenghts questionnaire). Ubicadas dentro de la virtud sabiduría y conocimiento nos encontramos con:

  • curiosidad
  • amor por el conocimiento y el aprendizaje
  • juicio, pensamiento crítico, mentalidad abierta
  • originalidad, inteligencia práctica
  • perspectiva

Dentro del coraje:

  • valentía
  • perseverancia y diligencia
  • integridad, honestidad, autenticidad
  • pasión por las cosas y vitalidad

Dentro de humanidad:

  • amor, capacidad de amar y ser amado, apego
  • amabilidad, generosidad
  • inteligencia emocional, personal y social

Dentro de justicia:

  • ciudadanía, civismo, lealtad, trabajo en equipo
  • sentido de justicia
  • liderazgo

Dentro de moderación:

  • misericordia, capacidad de perdonar
  • humildad
  • prudencia, discreción
  • auto-control

Dentro de trascendencia:

  • capacidad de asombro, aprecio por la belleza
  • gratitud
  • proyección al futuro, esperanza y optimismo
  • fe, espiritualidad

Gracias al trabajo de Seligman y sus colaboradores, se ha demostrado la eficacia de la Psicología Positiva en el tratamiento con personas depresivas, borders e incluso sujetos con tendencias suicidas.

Es una nueva manera de mirar la psicología que no pretende ser mejor que ninguna corriente, sino quizás ampliar la eficacia de las diversas escuelas ya conocidas. Es hora de ver más allá, es hora de cambiar tu vida.