Incrementemos nuestro nivel de felicidad

Nuestra felicidad depende de ciertos factores, nuestra genética, el ambiente en el cual crecemos, pero sobre todo depende de Incrementemos nuestro nivel de felicidadnuestra mentalidad. Nuestros pensamientos, la perspectiva con la cual interpretamos lo que nos sucede y lo que nos rodea, tienen un impacto sumamente fuerte en nosotros. Hoy hablemos de cómo podemos hacer para estimular nuestra felicidad, alcanzar un nivel más elevado de la misma para nuestro bienestar.

Tener una perspectiva del tiempo equilibrada. Ser capaces de poder mirar hacia atrás y encontrar algo positivo en el pasado, más allá de que quizás nuestro pasado no fue todo lo espectacular que hubiésemos deseado, seguramente lo que nos sucedió puede servirnos mucho para crecer o incluso aprovechar con más ahínco las cosas que sí hemos logrado hoy en día. Disfrutar el presente y perdernos el momento es vital para poder aprovechar las experiencias al máximo y no debemos olvidarnos del futuro, armar hermosas metas que nos mantengan motivados y le den un marco de esperanza a nuestros actos. Si nos estancamos únicamente en un área temporal esto puede perjudicar al resto, así que intentemos respetar y aceptar nuestro pasado, disfrutar nuestro presente y planear nuestro futuro.

El dinero no es malo a menos que nos torturemos por obtenerlo. A veces colocamos en las cosas expectativas elevadas, creemos que si tenemos una casa más grande o un auto mejor automáticamente seremos más felices, y no necesariamente es cierto. Nada de malo tiene tener una sana ambición o disfrutar de las cosas materiales, pero si esto se convierte en un instrumento de tortura, un recordatorio constante de que somos fracasados sino llegamos a nuestros estándares, no va a aportar a nuestra felicidad.

El tiempo nos hace más sabios. Con los años nuestros niveles de felicidad se elevan y pueden seguir creciendo incluso hasta muy avanzada edad. Con los años realmente nos hacemos más sabios y comenzamos a hacer lo que queremos, tenemos nuestras prioridades más claras y no nos castigamos tanto por nuestras limitaciones.

Anota cuáles son las cosas sencillas que te brindan felicidad.  La felicidad usualmente se esconde en los detalles, en lo cotidiano, simplemente debemos aprender a apreciarlo. Ten en cuenta cuáles son las activades y experiencias que más satisfacción te brindan y comprométete a realizar estas actividades al menos tres veces por semana. 

Despierta tus sentidos. Baila, haz ejercicio si quieres, mueve tu cuerpo, escucha la música que te agrada, que en tu hogar encuentres aromas que te fascinen, disfruta una ducha bien fría (tiene beneficios como mejorar la circulación, mejorar el estado de nuestra piel y nos brinda más energía). 

Aprende a escuchar. En las conversaciones con tus amigos no seas el centro de atención, escucha lo que tienen para decirte y concéntrate en ello en lugar de estar pensando qué les tienes que responder y respeta los silencios.

No mires tanta televisión.  Existen mejores maneras de estimular la imaginación, como leer un libro, dar una caminata mientras se presta atención al paisaje, aprovecha a tomar sol ya que estimula la vitamina D (excelente para evitar huesos frágiles, cáncer de próstata y esclerosis múltiple).  Toma cursos, aprende algo nuevo, haz juegos de ingenio. Aventurate a descubrir otras maneras de explotar tu tiempo libre.

Despierta tus fortalezas. En lugar de quemarte los sesos intentando aprender o desarrollar algo que no te agrada, concéntrate en lo que amas y en lo que sí demuestras facilidad. Hay que potenciar lo bueno en nosotros y utilizarlo tan a menudo como podamos.

Manos a la obra, a continuar trabajando en nuestra felicidad, potenciemos nuestra mentalidad optimista y busquemos las técnicas y consejos que más se aplican a nuestro caso.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Potenciando nuestra felicidad en la mediana edad

La felicidad está adornada por varios pilares, varias áreas de nuestra vida que son importantes y a las cuales debemos prestarPotenciando nuestra felicidad en la mediana edad atención.  A determinada edad esperamos cumplir ciertos ideales, tener estabilidad financiera, algunos desearán casarse y tener hijos, otros viajar por el mundo y disfrutar sin estar demasiado comprometidos. Sea lo que sea que planeemos a cierta edad nos pondremos a reflexionar sobre dónde estamos en el aquí y ahora. Muchas personas no están felices de su situación actual, y aquí veremos qué podemos hacer para poder entregarnos plenamente a esta aventura llamada vida. 

Si no nos encontramos exactamente dónde esperábamos pensemos, ¿hay algo que podamos cambiar? ¿Existe algo que siempre deseé hacer y por falta de tiempo u oportunidades no pude? Quizás sea hora de desempolvar antiguas metas y poner manos a la obra.

¿Qué es lo realmente importante para ti? Nuestras prioridades y deseos pueden ir cambiando a lo largo del tiempo, vamos madurando y cambiando la perspectiva. Evita quedarte estancando en algo que ya no te brinda satisfacción y busca qué actividades o experiencias te nutrirían más. Nada de malo hay en cambiar de parecer, que eso no te estanque para intentar lo nuevo.

Los demás importan, como solía decir Christopher Peterson. Tener vínculos amistosos positivos tiene un impacto muy bueno en nuestro bienestar psicológico, y es muy importante para la felicidad del género femenino (los hombres por su parte encuentran mayor bienestar en su vínculo familiar). Lograr relaciones saludables nos ayuda a cuidarnos, a estar en más actividad y por supuesto a ser más felices.

Bríndate el tiempo para divertirte, lograr metas y estar en actividad es entretenido y desafiante, aunque no debemos olvidar que el tiempo libre y el disfrute son vitales para recargarnos de energía y continuar con nuestro camino de la mano de un mejor estado de ánimo.

Intenta ser espiritual, conectarte con tu esencia, con algo más allá de ti mismo. Aquí no interesa la religión, sino que puedas trabajar en tu fe y esperanza ya que estas herramientas brindan felicidad, paz y alegría.

Olvídate de tus debilidades y concéntrate en tus fortalezas. Si eres bueno en algo o te apasiona, sigue trabajando en ello en vez de intentar reparar alguna habilidad que no te convence o nunca te interesó. Al jugar con tus fortalezas te conviertes en una persona más productiva, eficaz y también más alegre.

Persevera en lo que quieres de verdad, si la situación aún no es como esperabas intenta hacer algo para modificarla con paciencia.

 La felicidad puede ser alcanzada a cualquier edad, ten en cuenta que no es privilegio de algunos pocos como se cree y que para poder cultivarla debemos poner nuestro empeño, elegir lo que nos hace bien, rodearnos de personas que contribuyan a nuestro bienestar e intentar ayudar a los demás (dentro de límites saludables).  Todo cambio tiene que nacer primero de nuestra aceptación y comprensión, tenemos que ser nuestros mejores amigos para poder ejecutar un cambio que no sea tan difícil de poder llevar a cabo, a la vez que el camino se haga más disfrutable,  sin presiones. ¿Qué esperas para practicarla?

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Los estudios demuestran…

Los estudios demuestranA lo largo del año pasado se han hecho varios estudios en el ámbito de la Psicología Positiva y se ha llegado a conclusiones muy interesantes. Aquí voy a compartir algunas de ellas: 

La bondad es una recompensa en sí misma 

Los niños pequeños ayudan a los demás espontáneamente y no lo hacen únicamente para complacer a sus mayores como se puede llegar a creer, hay niños quienes ya poseen sentimientos profundos de compasión por los demás. El altruismo es muy agradable y nos brinda alegría ya desde edades tempranas.

 

Apreciar a nuestra pareja logra sostener relaciones amorosas incluso en los malos momentos

Sentir que nuestra pareja nos aprecia nos obsequia una hermosa sensación de seguridad, la cual nos incita a también apreciar más a esa persona que nos ama. Si nos sentimos cuidados, valorados, vamos a motivarnos para darle más emoción a nuestra relación, vamos, en definitiva, a hacer sentir a nuestra pareja tan especial como nos hace sentir a nosotros.

 

Las personas se sienten más motivadas a cooperar que a competir

 Nuestro primer impulso es el de cooperar con el resto, antes que el de competir.

 

Ser padres nos hace más felices, pero no en todos los casos

Si bien ser padres es una experiencia maravillosa, en algunas situaciones genera demasiado estrés en las parejas y puede disolver matrimonios si estos no estaban lo suficientemente fuertes para añadir un niño al vínculo.  Aparentemente, ser padres hace más felices a los hombres que a las mujeres y ser padres solteros no implica menor felicidad.

 

Ser amable ayuda a nuestra popularidad

Se investigó qué hacía ser populares a los chicos de la escuela, y parece ser que el actuar de manera bondadosa con sus compañeros logró hacerlos destacarse positivamente.

Y por supuesto que muchas más investigaciones están en camino. ¿Qué les parecen estos descubrimientos?

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Felicidad a gusto del consumidor

Para alcanzar un estado más duradero de felicidad, para que ésta pueda ser más sólida que un mero momento de alegría, es necesarioFelicidad a gusto del consumidor que pongamos en práctica una serie de herramientas que van a ayudarnos a cumplir nuestro objetivo.

Si nosotros nos embarcamos en una práctica con la confianza de que ésta nos brindará felicidad, habrán más oportunidades de que funcione nuestro experimento. Si nos esforzamos por adoptar nuevas maneras de pensar o intentamos percibirnos de una manera más positiva nos ayudará a acercarnos a un estado de bienestar. 

Cuando contamos con el apoyo de nuestro  núcleo social en aquello que queremos emprender, lo hacemos con más gusto y nos brinda mayor felicidad, lo cual no quiere decir que debas desanimarte si estás rodeado de personas pesimistas.

Conocernos a nosotros mismos es vital para emprender actividades distintas. Si, por ejemplo, somos personas más extrovertidas nos  gustarán realizar actividades positivas con los demás, más sociales. Si somos personas espirituales tenderemos a buscar actividades que nos conecten mejor con nuestro ser y nuestra creencia. También tenemos que tener en cuenta realizar ejercicios de optimismo de acuerdo a nuestra vida, nuestra rutina, trabajo, posibilidades. 

Busca una práctica acorde a tu caso. Aquí comparto algunas ideas para que puedan comenzar a implementar el verdadero optimismo en su vida.

https://psicologiapositivauruguay.com/2012/07/01/cuales-son-las-emociones-positivas/

https://psicologiapositivauruguay.com/2010/03/03/ejercicio-carta-de-agradecimiento/

https://psicologiapositivauruguay.com/2010/03/22/el-perdon-parte-1/

https://psicologiapositivauruguay.com/2010/03/24/el-perdon-parte-2/

https://psicologiapositivauruguay.com/2012/11/04/como-actuan-y-piensan-las-personas-felices/

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com