Archivo | enero 2017

¿Cómo tomar decisiones difíciles?

A veces te enfrentas a encrucijadas que debes resolver con premura, veremos aquí cuáles son los aspectos que debes considerar ante las decisiones difíciles

 

hombre pensativo.jpgCuando debes enfrentarte a elecciones complejas, esas decisiones importantes como cambiar de trabajo, dejar a tu pareja, decidir si tener hijos, etc. Tu mejor aliado será la información. Y para acceder a ella, tienes que aprender a escucharte. Para lograrlo, el ejercicio de hacerte preguntas resulta ser muy eficaz, la pregunta correcta te conectará con la claridad que te hace falta ahora.

Veamos ahora cuáles pueden ser esas preguntas que te ayudarán a la hora de tomar decisiones difíciles:

  • ¿Esto me va ayudar a crecer?

Crecer en todo sentido, pero sobre todo como persona. Existen ciertas situaciones que te hacen madurar, que te permiten tomar nuevos desafíos, que te hacen aprender. Si esa decisión que vas a tomar te va a empoderar en alguno de estos sentidos, sin duda será algo a tomar en consideración.

Tal vez este nuevo camino te empuje a enfrentarte con un miedo, a salirte de tu zona de confort, a darte de cara con algo que no conoces muy bien, pero todas estas razones que pueden sonar aterradoras, son las mismas que te desafiarán intelectual y emocionalmente para convertirte en una versión tuya mejorada.

  • ¿Mi mejor versión de mi avalaría esto?

Quizás la decisión que debes tomar no es sencilla, tal vez implique sacrificio, pero puede brindarte más felicidad de lo que crees. Por ejemplo, decidir hacer voluntariado es algo que requerirá tiempo y dedicación de tu parte, no habrá una devolución material, pero la ganancia espiritual o de bienestar que puedes llegar a sentir al estar al servicio de algo más grande que ti, es tan inmensa, que valdrá la pena.

  • ¿Crees que te arrepentirás de esto?

Esa decisión que debes tomar, ¿implica no ser fiel a ti mismo o a tus convicciones? Cuidado con poner en juego tu propia integridad. Debes siempre tener presente cuáles son tus valores, tus límites. Siguiendo esto como guía, raramente te equivocarás.

  • ¿Quieres tener estos recuerdos?

Si te ves a ti mismo dentro de cinco años, de diez, cuando mires hacia atrás, ¿te gustará la relación, el trabajo que posees? ¿Fue realmente bueno dejar de estudiar? ¿No haber aprovechado aquella oportunidad?

Cuando mires en el pozo de tus recuerdos, los mismos deberían generar emociones positivas, no tristeza o amargura. La vida que tienes ahora, ¿te agrada, sientes que estás satisfecho?

Mereces tener buenos recuerdos, grandes y pequeños, maravillosos y sencillos, llenos de paz y alegría. Pero para eso, debes tomar los caminos que más te colmen, que no necesariamente serán los más sencillos.

  • ¿Cómo esta decisión moldea mi carácter como ser humano?

Sin darte cuenta, muchas veces cavas tu propia tumba. Cuando te saboteas, cuando no te escuchas, cuando sabes lo que quieres pero no te animas a ir tras ello. ¿Te gusta quien eres ahora?

Todo aquello que escojas para ti moldeara tu personalidad, ten cuidado con hacer cosas que no te hagan sentir orgulloso, cuidado con tomar decisiones basadas en la culpa y el miedo.

  • ¿Puedo tener un período de prueba?

Antes de dejar tu trabajo, puedes probar dedicar algunas horas a tu pasión a ver qué ocurre. Antes de separarte drásticamente de tu pareja, puedes tomar un tiempo con respeto, si quieres incursionar en algo nuevo puedes informarte primero.

En algunas situaciones podrás al menos tener un escenario de prueba antes de tomar la decisión final, si tiene esta posibilidad, utilízala.

Todo el tiempo te enfrentas a elecciones, algunas sencillas que poca incidencia tendrán en tu destino, otras demasiado grandes que te marcarán a fuego. Antes de apresurarte, sopesa con tu corazón, tu conciencia, tu ser, esa decisión a la cual te enfrentas. Cuando aprendes a escucharte y a crear las preguntas correctas, tendrás éxito en lo que elijas. Sé cuidadoso, ten paciencia y apunta a tu propia grandeza.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

¿De quién depende tu felicidad?

Hoy quiero compartirte una breve historia para reflexionar acerca de quién es el verdadero arquitecto de tu felicidad

 

En cierta ocasión, en un encuentro de matrimonios, le preguntaron a una participante:matrimonio_exitoso

– ¿Te hace verdaderamente feliz tu esposo?

Este alzó ligeramente el cuello en señal de seguridad; sabía que su esposa diría que sí, pues ella jamás se había quejado durante su matrimonio. Sin embargo, la esposa respondió con un rotundo:

– No, no me hace feliz.

El esposo no sabía dónde meterse.

– No me hace feliz. Yo soy feliz. El que yo sea feliz o no, eso no depende de él, sino de mí. Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad, yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa o circunstancia, estaría yo en serios problemas. Todo lo que existe en esta vida cambia continuamente. Por eso, mi pensamiento, cada día, gira en torno a esto: decidir ser feliz.

Y esta es una respuesta excelente, tu felicidad y bienestar dependen de ti, de cómo decides interpretar tu realidad, de alejarte de la culpa innecesaria, de no exigir a los demás y respetarte a ti mismo. Puedes ser feliz y aquí y ahora, es tu decisión. Si aún no la has tomado, nosotros te diremos cómo puedes lograrlo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

Taller Encuentra el amor de tu vida, amándote (Uruguay)

parejaenamorada

 

Te presento un taller único de 3 horas donde aprenderás técnicas que te ayudarán en el amor y en tu crecimiento personal

 

Taller teórico práctico dirigido a mujeres y hombres de 18 años en adelante donde aprenderás a:

 

–          Reconocer cuál es el patrón negativo de elección que tienes, no es casualidad que siempre elijas al mismo tipo de persona

–          Cuáles son tus creencias limitantes y pesimistas en torno al amor y las parejas

–          ¿Cómo y por qué te saboteas?

–          Validar la experiencia de relaciones pasadas

–          Identificar comportamientos alienantes

–          Conocer tus fortalezas y buenas cualidades

–          Respetarte y amarte

–          Inculcar límites saludables

–          Reforzar tu confianza y autoestima

–          Crear un patrón sano de relacionamiento y elección de pareja

 

Sábado 11/02

11 am a 14 pm

Coffee break y materiales incluidos

Inversión: 900 pesos

Centro Psicología Positiva Uruguay (Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 esq Brito del Pino)

Informes e inscripciones al 098-165- 994/ mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy

http://www.psicologiapositiva.com.uy/encuentraelamordetuvida/

¿Por qué siempre me siento estancado?

En tus proyectos, en tu vida en general, seguramente hayas atravesado un momento difícil donde sientes que estás nadando en el lodo. Déjame ayudarte para superar ese tropiezo y continuar diseñando tus sueños.

 

Tus metas, proyectos, esperanzas, muchas veces pueden verse truncadas. Existen diversas razones por las cuales puedes llegar a desear tirar la toalla antes de tiempo. Te agotas, te aburres, sientes que ya no tienes fuerzas, nuevos problemas parecen surgir al mismo tiempo.exito

Algunas de las razones que subyacen a esta sensación de estancamiento es que no crees que mereces ser feliz, o qué no tienes la madera suficiente para obtener lo que deseas. Esto está relacionado a la baja autoestima, el pesimismo y también a un entorno familiar poco facilitador donde siempre cortaron tus alas y no te permitieron ser tú mismo.

Otras veces ocurrirá que temes realizar un cambio, ya que esto implicará dejar la falsa comodidad de una situación actual. Cambiar es difícil, requiere de esfuerzo y muchas veces de ayuda, sin embargo, quedarte en una situación molesta solo porque es conocida termina siendo más costoso a nivel emocional.

Puedes vivir una vida distinta, más emocionante, donde eres el creador de tu felicidad, pero tienes que darte el permiso para lograr esto.

Si sueles hacer lo que los demás desean antes que lo que tú necesitas, te envenenarás de resentimiento y te sentirás estafado todo el tiempo. El deber ser puede pesar más de lo que realmente quieres, pero esta actitud sin armonía te conducirá al caos emocional y a una profunda tristeza.

Para poder cambiar y avanzar, es hora de hacer las cosas distintas. Más allá de las causas que te están generando este estancamiento, la planificación y la acción serán tus aliadas. Veamos qué más puedes hacer para superar este momento.

Detente: A veces solamente necesitas parar un momento, descansar, distraer tu mente. Esforzarte y exprimir a tu pobre cerebro no te llevará a ningún lado, date el permiso para jugar, disfrutar y conectarte con el entusiasmo, a tu ritmo.

Conéctate con el dolor: ¿Qué es lo que estás sintiendo en este momento? ¿qué cosas no te están haciendo feliz? Date el tiempo para entenderte y comprender qué es lo que está sucediendo en tu corazón.

Pregúntate en qué momento te encuentras: Piensa en lo que has alcanzado hasta el momento, piensa a dónde quieres llegar, qué es lo que aún falta, qué habilidades o aprendizajes necesitas para llegar más lejos. Conectarte con la gratitud y recordar todo lo pequeño y grande que has construido es un bálsamo para el alma y un aliento que te permite continuar tu camino.

Recuerda por qué quieres hacer el cambio: Recordar las razones por las cuales necesitas hacer algo distinto es un excelente empujón. Inspírate en tus propias historias de éxito, en la de los demás. Recuerda que si alguien pudo lograrlo, entonces tú también podrás.

Concéntrate en los hábitos del día a día:  Para alcanzar el éxito es importante tener un plan de acción y el mismo se nutrirá de ínfimos pasos. Mientras más pequeños y cotidianos mejor, te sorprenderás de lo lejos que puedes llegar si tan sólo haces un mínimo esfuerzo al día. Lo importante es que encuentres cuál es el esfuerzo correcto y esto dependerá exclusivamente de aquello que quieras alcanzar.

Reconoce cuáles son tus pensamientos negativos: Esa cruel voz en tu cabeza que dice que no lo mereces, que no eres suficiente, que no podrás, que no tienes lo que hace falta, que todo debe ser perfecto, etc. Cuando reconozcas tus demonios recuerda asesinarlos con la realidad. Busca cada pequeño logro, cada detalle de tus fortalezas, cada experiencia exitosa, no importa cuán pequeña o íntima sea, ellas derrotarán a esas despiadadas sirenas que te llevan a fracasar.

No temas cerrar etapas: La mente está en paz cuando tiene asuntos concluidos, hay que aprender a dejar ir el pasado, a cambiar el camino si algo no está funcionando. Aprender a esperar los cambios con brazos abiertos y esperanza, los cambios nos hacen sentir vivos y son los responsables de nuestro crecimiento. Deja atrás lo que duele, aquellas personas que brindan consejos pesimistas, enfócate en lo que quieres conseguir con claridad y camina hacia ello cada día, con pequeños pasos, pero firmes.

Muchas veces la razón por la cual estás estancado es simplemente un tema de interpretación de la realidad, cuando miras cuidadosamente te darás cuenta de que has avanzado. Toma estos consejos, aplica aquellos que tengan coherencia con tu contexto y crea un año exitoso y feliz. Tú puedes hacerlo, solo recuerda, una idea clara, planificación y mini pasos son los que te guiarán hasta tu objetivo.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?