Archivo de etiquetas| decisiones

¿Cómo tomar decisiones difíciles?

A veces te enfrentas a encrucijadas que debes resolver con premura, veremos aquí cuáles son los aspectos que debes considerar ante las decisiones difíciles

 

hombre pensativo.jpgCuando debes enfrentarte a elecciones complejas, esas decisiones importantes como cambiar de trabajo, dejar a tu pareja, decidir si tener hijos, etc. Tu mejor aliado será la información. Y para acceder a ella, tienes que aprender a escucharte. Para lograrlo, el ejercicio de hacerte preguntas resulta ser muy eficaz, la pregunta correcta te conectará con la claridad que te hace falta ahora.

Veamos ahora cuáles pueden ser esas preguntas que te ayudarán a la hora de tomar decisiones difíciles:

  • ¿Esto me va ayudar a crecer?

Crecer en todo sentido, pero sobre todo como persona. Existen ciertas situaciones que te hacen madurar, que te permiten tomar nuevos desafíos, que te hacen aprender. Si esa decisión que vas a tomar te va a empoderar en alguno de estos sentidos, sin duda será algo a tomar en consideración.

Tal vez este nuevo camino te empuje a enfrentarte con un miedo, a salirte de tu zona de confort, a darte de cara con algo que no conoces muy bien, pero todas estas razones que pueden sonar aterradoras, son las mismas que te desafiarán intelectual y emocionalmente para convertirte en una versión tuya mejorada.

  • ¿Mi mejor versión de mi avalaría esto?

Quizás la decisión que debes tomar no es sencilla, tal vez implique sacrificio, pero puede brindarte más felicidad de lo que crees. Por ejemplo, decidir hacer voluntariado es algo que requerirá tiempo y dedicación de tu parte, no habrá una devolución material, pero la ganancia espiritual o de bienestar que puedes llegar a sentir al estar al servicio de algo más grande que ti, es tan inmensa, que valdrá la pena.

  • ¿Crees que te arrepentirás de esto?

Esa decisión que debes tomar, ¿implica no ser fiel a ti mismo o a tus convicciones? Cuidado con poner en juego tu propia integridad. Debes siempre tener presente cuáles son tus valores, tus límites. Siguiendo esto como guía, raramente te equivocarás.

  • ¿Quieres tener estos recuerdos?

Si te ves a ti mismo dentro de cinco años, de diez, cuando mires hacia atrás, ¿te gustará la relación, el trabajo que posees? ¿Fue realmente bueno dejar de estudiar? ¿No haber aprovechado aquella oportunidad?

Cuando mires en el pozo de tus recuerdos, los mismos deberían generar emociones positivas, no tristeza o amargura. La vida que tienes ahora, ¿te agrada, sientes que estás satisfecho?

Mereces tener buenos recuerdos, grandes y pequeños, maravillosos y sencillos, llenos de paz y alegría. Pero para eso, debes tomar los caminos que más te colmen, que no necesariamente serán los más sencillos.

  • ¿Cómo esta decisión moldea mi carácter como ser humano?

Sin darte cuenta, muchas veces cavas tu propia tumba. Cuando te saboteas, cuando no te escuchas, cuando sabes lo que quieres pero no te animas a ir tras ello. ¿Te gusta quien eres ahora?

Todo aquello que escojas para ti moldeara tu personalidad, ten cuidado con hacer cosas que no te hagan sentir orgulloso, cuidado con tomar decisiones basadas en la culpa y el miedo.

  • ¿Puedo tener un período de prueba?

Antes de dejar tu trabajo, puedes probar dedicar algunas horas a tu pasión a ver qué ocurre. Antes de separarte drásticamente de tu pareja, puedes tomar un tiempo con respeto, si quieres incursionar en algo nuevo puedes informarte primero.

En algunas situaciones podrás al menos tener un escenario de prueba antes de tomar la decisión final, si tiene esta posibilidad, utilízala.

Todo el tiempo te enfrentas a elecciones, algunas sencillas que poca incidencia tendrán en tu destino, otras demasiado grandes que te marcarán a fuego. Antes de apresurarte, sopesa con tu corazón, tu conciencia, tu ser, esa decisión a la cual te enfrentas. Cuando aprendes a escucharte y a crear las preguntas correctas, tendrás éxito en lo que elijas. Sé cuidadoso, ten paciencia y apunta a tu propia grandeza.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?