¿Existe una epidemia de egoísmo? Empatía al rescate

Analicemos la empatía y por qué esta maravillosa herramienta puede brindar más felicidad a tu vida

¿Qué es la Empatía?

 La empatía es la capacidad que tenemos para poder ponernos en el lugar de otra persona, es poder comprender su perspectiva ante las distintas situaciones, sus emociones y acciones.

Ahora bien, parecería que nos estamos enfrentando a una epidemia de narcicismo y egoísmo en el mundo.

En Estados Unidos psicólogos han llevado a cabo una investigación que comprendía a personas nacidas entre los años 1980, buscaban identificar si los niveles de empatía han bajado y lamentablemente la respuesta parece ser afirmativa.

Este importante cambio se debería a que muchas personas en la actualidad están viviendo solas y se alejan de las actividades sociales, lo que atentaría con sentir sensibilidad hacia los demás.

¿Sabías que la empatía te ayuda a ser más feliz?

ayudar a otro

Neurocientíficos han descubierto que nuestro cerebro posee una especie de circuito de empatía, este circuito si por alguna razón es dañado, inhabilita nuestra capacidad para comprender lo que sienten los demás.

Nuestra habilidad para cooperar con los demás es muy fuerte y el ser humano es un ser sociable por naturaleza, nuestro impulso empático puede ser tan poderoso como el egoísta.

La empatía tiene la capacidad de ayudarnos a ser más felices por una simple razón, uno de los pilares del bienestar son las relaciones positivas, y aquellas personas que están en contacto con su comunidad y sus vínculos son más felices.

La empatía te ayuda a tener relaciones saludables, comprensivas, con una comunicación abierta y constructiva.

La ambición desmedida reduce tu empatía

Las personas que se trazan objetivos demasiado ambiciosos, que nunca se conforman con sus logros y van por más sin detenerse a disfrutar lo obtenido, son quienes padecen más depresión y ansiedad.

A veces los objetivos económicos pueden ser tan poderosos que nos alejan de cultivar otros aspectos de nuestra vida que pueden llegar incluso a ser más importantes.

Trabajar en exceso puede alejarte de tus relaciones y no brindarte el tiempo para realmente conectarte con las emociones de la gente de tu entorno.

¿Cómo puedes ser más empático?

Aprende a escuchar: En vez de estar concentrado en qué le vas a responder a la persona, concéntrate en qué es lo que te está diciendo. No hables todo el tiempo de ti, conoce lo que el otro necesita. No temas mostrar vulnerabilidad, esto en realidad profundiza las relaciones.

Medita: Barbara Fredrickson en su libro Love 2.0 nos habla de la meditación amor amibilidad, que nos conecta con nuestros sentimientos más hondos de compasión hacia los demás. Alegrarnos por otro, desear el bien a otros, nos ayuda a potenciar la empatía.

Conoce otras maneras de vivir distintas a la tuya: personas distintas, con creencias diferentes, o situaciones sociales o culturales que difieran a la tuya.

Quiero compartir un video contigo que habla de la diferencia entre simpatía y empatía, click aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ALh6NYPSanI

Y dime, ¿estás listo para ser más empático?

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Cómo desarrollar nuestra empatía

Cómo desarrollar la empatíaLa empatía es la habilidad de  sentir las emociones de los otros como si fuesen propias. Es distinta de la simpatía, en el sentido de que esta última nos permite sentir los mismos estados emocionales que los demás sin importar si los comprendemos o no, es un proceso netamente emocional.  La empatía, por su parte, además de involucrar nuestras propias emociones también nos permite una comprensión desde el plano mental,  sentimiento y raciocinio juegan de la mano. La empatía incluye la comprensión de las perspectivas, pensamientos, deseos y creencias ajenos. Al sentirla somos mejores leyendo a los demás, logramos captar las sutiles señales que indican lo que ellos están necesitando o deseando.

Desde que somos pequeños nuestros vínculos primarios nos acercan a la empatía, aunque ésta continua desarrollándose por el resto de nuestra vida. Es una herramienta excelente que puede acercarnos a la transformación social.

¿Qué podemos hacer para desarrollar nuestras habilidades empáticas?

Una actividad interesante es hablar con extraños. Cuando estamos esperando el autobús, cuando vemos a alguien cabizbajo, si podemos ayudar a alguien en el supermercado, todas estas pequeñas actitudes pueden contribuir a que desarrollemos más interés  por el otro, curiosidad, así como oportunidades de practicar nuestro altruismo.

Seamos cuidadosos con los prejuicios. Abracemos la diferencia e investiguemos acerca de nuestras ideas, a veces repetimos las cosas como loros sin realmente tener la información de fondo. Te invito a pensar en todas aquellas cosas que nos unen a los demás, no en las cosas que nos separan. Siempre tenemos que ser cuidadosos con los críticas, jamás tenemos toda la información de una situación como para juzgar a alguien, el contexto lo es todo y si bien existen cosas poco justificables, al menos pueden llegar a ser más comprensibles si estamos receptivos.

Vamos a “ponernos en los zapatos del otro”. Intentemos sentir, pensar, observar, como si fuéramos otra persona. Hagamos cosas distintas, escuchemos opiniones diversas, aceptemos la diferencia.

Aprendamos a escuchar. A escuchar propiamente dicho, no quedarnos perdidos en nuestro propio discurso pensando qué es lo que le tenemos que responder a la persona. Una escucha activa implica concentrarnos realmente en lo que el otro nos está compartiendo, tratando de discernir en qué estado emocional se encuentra en este momento. Tenemos que permitirnos un poquito de vulnerabilidad, mostrarnos cómo somos para poder generar un vínculo con el otro.

Juguemos con nuestra imaginación. Imaginemos cómo piensan los demás, podemos descubrir muchas cosas interesantes si jugamos a pensar como otra persona, con distintas perspectivas, con distintas fortalezas.

La empatía es fundamental en todos los ámbitos, en todas las relaciones. Es vital para que seamos más humanos, más comprensivos, más sensibles y podamos disfrutar de nuestras relaciones a un nivel más íntimo. Toma estos consejos, aplícalos en tu vida diaria y sigue viviendo una vida con sentido.

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com