¡Enfócate en lo bueno ya!

Analicemos una maravillosa herramienta para aprender a ser más optimistas

Lamentablemente, nuestro cerebro ha sido preparado para centrarse en lo negativo. ¡No lo culpes! Solamente busca protegerte del dolor, del daño, los peligros. El pobre está tan concentrando en esta magnánima tarea, que muchas veces deja de lado algo sumamente enriquecedor para tu bienestar, el enfocarse en aquellas áreas y situaciones de tu vida enfocate en lo buenodonde todo marcha sobre ruedas.

¿Quién presta atención a las cosas que están bien? Pues debo admitir que la mayoría de las personas no lo hace y es así que el pesimismo va ganando terreno. Así vamos sobreviviendo…pero no viviendo.

Vivir de verdad implica ser conciente también de las estupendas cosas, personas, situaciones, experiencias, aventuras, que te rodean. Dime la verdad, a que algo sí está funcionando en tu vida en este momento. Por favor, piénsalo bien. No lo descartes, eso es lo que haces todo el tiempo.

Vas descartando lo bueno, sucede y te atragantas la experiencia como si no importara y ahí va tu mente de nuevo a buscar todas las razones por las cuales debes sentirte miserable.

Los problemas existen, las cosas malas ocurren por supuesto, ¿pero te has puesto a reflexionar en todas las cosas que sí están funcionando en este momento? 

Si estás demasiado tiempo pendiente de las derrotas, de las cosas que no salieron como esperabas, de aquellas personas que te ignoran, y sobre analizas todo esto, el problema va creciendo sin control hasta devorarte.

Tus pensamientos son solo eso, pensamientos, interpretaciones de la realidad. Sí, a veces ni siquiera te acercas a la realidad objetiva. En algunas ocasiones sé que tu cabeza te ganará, pero si comienzas a entrenarte, tendrás cada vez más poder sobre tus pensamientos.

Si tus pensamientos son saludables, traerán consigo emociones acorde a esto. No todo en la vida es un desastre, no todas las personas te ignoran, no estás tan solo como crees, no eres tan poco capaz como te piensas.

Aunque te parezca extraño, ser feliz es una decisión. La decisión de alimentar pensamientos optimistas, de conocer mis puntos débiles pero teniendo muy en cuenta mis fortalezas. Es aceptar que existen cosas que sí están en mi control, aunque no todo. Es crear deliberadamente emociones positivas en mi vida. Es decidir hacer lo que me apasiona sin importar el resultado o los aplausos.  Todas decisiones concientes que puedes hacer día a día, momento a momento.

La vida se hizo para vivirla, no para pensar ni cuestionar tanto. No digo que cometas locuras ni caigas bajo los hechizos de tus impulsos, pero ya sabemos que el sobre pensar y analizar todo solamente te paraliza y te hace creer que no es el momento para ser feliz. Y si no es ahora…¿entonces cuando?

La mente puede ser tu fiel sirviente, si la alimentas con pesimismo es lo que te brindará siempre, si decides concientemente pensar en el lado optimista de la existencia, también comenzará a hacerte caso. No quiere decir que sea sencillo, pero la práctica y la perseverancia te harán triunfar.

Saber cómo te estás sintiendo y qué estás pensando, puede ayudarte a volver a tu camino.

Cuando eres capaz de apreciar lo positivo que existe a tu alrededor y además decides dedicarle tiempo a pensar una y otra vez en tus buenas experiencias, éstas se irán impregnando en ti.

Sé que es difícil cambiar, reescribir lo que conoces. El cerebro se ve fácilmente seducido por lo sencillo y lo que le es familiar, por eso el desafío es grande. Piensa lo siguiente, si eres lo suficientemente perseverante podrás ser el creador de tu optimismo.

Enfócate en lo bueno, en lo que funciona. No te pierdas en el pasado ni en el futuro, puedes ser feliz ya, en este momento, con todo lo que has vivido, con todo lo que has logrado, con todos a quienes has amado.

La felicidad real tiene que ver con la paz, con disminuir la ansiedad y saborear las experiencias.

Ser feliz en el aquí y ahora no implica ser conformista, significa ser agradecido. Con el poder de la gratitud llegarás mucho más lejos aún.

Por favor, enfócate en lo bueno, todos los días, todo el tiempo, en las más mínimas cosas y cuéntame cómo te sientes.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Anuncios

Un pensamiento en “¡Enfócate en lo bueno ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s