Caminando hacia el éxito

Hosted by imgur.com 

 Existen muchas ocasiones en las que, por más que aparentemente estemos dando todos los pasos en dirección a ese objetivo que queremos lograr, sin darnos cuenta nos vamos poniendo piedras en el camino que terminan siendo verdaderos obstáculos o impedimentos. Esto puede verse frecuentemente, en casos donde la persona se vive cuestionando acerca de si podrá alcanzar lo que quiere, como si tuviera el presentimiento de que algo va a salir mal. Dichos cuestionamientos pueden estar dirigidos al hecho en sí de que pueda llevarse a la práctica su plan, a poseer los conocimientos y el valor que se requiere para hacerlo, o bien a si es plausible que pueda ocurrirle.  

 Todo lo cual converge en el hecho de pensar y sentir que no merecemos eso que queremos, evidenciándose por tanto un problema de autoestima. Si esa es tu situación, no te asustes, sólo significa que aún tienes cosas que aprender y por las que trabajar. En tales circunstancias, seguramente pueda afirmarse que no creíste ésto toda tu vida, sino que hubo momentos en los que esas creencias comenzaron a echar raíces. Para descubrir cómo y por qué comenzaron a afianzarse, suele ser necesaria la intervención profesional, como por ejemplo la que puede brindarte la Lic. Mariana Alvez Guerra mediante la modalidad de consejo psicológico, o bien de terapia online.  

 Lo que se necesita de un psicólogo en estos casos, no es que nos indique qué es lo que tenemos que hacer, sino que nos ayude a discernirlo. Ello se debe a que en la intervención psicológica, existe una aceptación del otro con sus características individuales y únicas, lo cual facilita el que se puedan implementar cambios significativos en su vida. Cuando se cuenta con la asistencia y el apoyo necesarios, es posible superar el miedo y sentir más seguridad respecto al futuro y a las propias posibilidades.

 Muchas reglas que tú mismo pones o permites que aún existan en tu vida, pueden ser barreras o facilitadores para tu éxito. Una buena noticia es que así como una vez empezaste a creer que no eras capaz, ahora puedes comenzar a creer lo contrario. 

Resulta muy pertinente aplicar la frase “persevera y triunfarás”, lo que no significa encapricharse haciendo una y otra vez cosas que los hechos demostraron que no funcionaban, sino capitalizar experiencias de fracaso tomando datos que te ayuden a ver qué problemas evitar y qué nuevo camino tomar.

 Es igualmente necesario, reparar en la manera en que nos estimulamos a seguir adelante cuando estamos aprendiendo y emprendiendo algo nuevo. Observa si estás apreciando cada avance que logras realizar. Negarse rotundamente a intentar algo nuevo simplemente por no saber cómo se hace, no es en el fondo más que miedo, ya sea a parecer tonto o por falta de confianza en nuestras propias capacidades. El método de ensayo y error, tan natural en el humano y en otros animales, se vale precisamente de los errores para hacer posible el aprendizaje, recién ahí podemos apropiarnos y emplear los nuevos conocimientos.

 Si bien es muy cierto que los objetivos a largo plazo son imprescindibles, ya que son nada menos que el disparador para trazar nuestro plan. Intentar alcanzar a corto plazo metas que en la actualidad nos resultan demasiado lejanas, siempre termina por frustrarnos. Por tanto, es imprescindible mantener cierta coherencia y no saltearnos los objetivos a mediano y a corto plazo.

A modo de ejemplo, supongamos que estas comenzando tu propio emprendimiento, si además tienes otro trabajo o estudias, en vez de lanzarte de lleno a la realización del mismo, lo más conveniente sería dedicarle algunas horas todos los días y algún día entero durante el fin de semana. No sólo para dedicarte completamente al mismo cuando pueda brindarte total seguridad financiera, sino también para ver cómo te hace sentir en la práctica y confirmar o no, si es efectivamente a lo que quieres dedicarte.

Algunos aspectos importantes a indagar, que incluso podrías preguntártelos seriamente antes de comenzar, son por ejemplo, si te sentirás motivado para trabajar sin tener un jefe que te supervise y te diga cuáles son tus tareas. Es muy usual que, aún en el período en que ya empieza a ser rentable como actividad económica única, en un principio no deje margen como para contratar mucho personal, ¿estarías dispuesto entonces a realizar largas jornadas de trabajo de más de 9 horas?

 Cualquiera sea ese cambio importante que deseas implementar, deja de lado todo aquel tiempo durante el que pensabas que siempre fracasarías. Si lo decides y te comprometes contigo mismo, ya puedes empezar a cambiar. El día más apropiado es justamente hoy.   

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Caminando hacia el éxito

  1. Pingback: Planifica tu 2010 « Psicología Positiva, es hora de cambiar tu vida

  2. Pingback: Planifica tu 2010 « Red de Abner Y Karen

  3. Pingback: El divorcio y los niños: consejos para llevarlo mejor « Psicología Positiva, es hora de cambiar tu vida

  4. Pingback: Red de Abner Y Karen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s