Pequeños cambios…grandes resultados

Hay cosas sumamente sencillas que podemos encontrar escondidas en nuestro día a día, elementos relativamente fáciles que podemos comenzar a cambiar aquí y ahora.

cambios positivos

  • Sé bueno contigo. Ser demasiado exigente, autocrítico, despiadado contigo solamente hace que tu autoestima disminuya y te hagas mucho daño. Mientras más te valoras a ti mismo, mayor es el nivel de confianza que irás generando. Si te amas, más amor tendrás para brindarle a los otros.
  • Haz cosas bonitas para ti y aprende a decir no cuando no deseas hacer algo, establecer límites saludables también es cuidarte.
  • Escúchate. ¿Qué voz utilizas en tus diálogos internos? Cuidado con criticarte o disminuirte, muchas veces los jueces más crueles son los que habitan dentro de nosotros.
  • Perdónate. Sí te equivocaras, sí harás cosas mal, no serás perfecto y está bien. Eres solamente humano como el resto de nosotros.
  • Cuida tu salud.
  • Haz ejercicios de relajación.
  • Sonríe más.
  • Descansa. Si estás demasiado cansado tu mente no puede procesar efectivamente los pensamientos más alegres y optimistas.
  • Haz ejercicio.
  • Hacer cosas divertidas con personas nuevas, conocidos, amigos, todo esto contribuye a tu bienestar. No te encierres, busca oportunidades para conectarte, ya sean cursos, talleres, grupos de cualquier tipo. 

Si bien muchas veces el aspecto cognitivo y emocional de los cambios es el más complejo, el ejecutar nuevos cambios en nuestra rutina puede generar un impacto muy positivo en la manera en cómo nos sentimos. No pierdes nada con intentarlo.

¿Qué haces tú para sentirte mejor?

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

El arte de los hábitos

El arte del hábitoLa rutina bien escogida tiene el poder de ordenar nuestra mente y facilitar procesos. Si decidimos incorporar ciertas técnicas en nuestro diario vivir vamos a lograr también acercarnos a ver el mundo desde una perspectiva más optimista. Como siempre les digo, la práctica lo es todo, es lo que nos permite automatizar pensamientos diferentes que nos ayudarán sentir y comportarnos mejor.

¿Por qué es bueno tener hábitos?

Cuando ya logramos tener incorporados en nosotros ciertos hábitos que nos hacen bien, que en algún punto ya han sido automatizados por nuestro querido cerebro, lo que logramos es no sobreexigir tanto al mismo y no depender tanto de nuestra voluntad.

La rutina que podamos implementar no tiene por qué ser una obra maestra, basta conque sea algo que nos ayude a sentir mejor y nos aliviane el peso de las tareas del día a día. Sería agradable lograr pasar tiempo con la familia en la cena, sin la televisión, para poder conectarse y compartir experiencias. Dormir bien es otro de los elementos que tendríamos que tener en cuenta, recarga nuestro cuerpo de energía y evitamos agotarnos. Si estamos demasiado cansados eso nos hace sentir irritables, perjudica nuestro estado de ánimo de manera negativa y además nos puede provocar ansiedad y stress.

Cabe aclarar que tener una rutina y hábitos que no requieran de mayores esfuerzos no significa que estemos desconectados del momento presente y realicemos todo en piloto automático, significa en realidad organizarnos mejor y tener el tiempo para hacer cosas que nos ayuden a relajarnos. De todas maneras, disfrutar de las pequeñas actividades y mantenernos concentrados en el momento presente nos ayudará a sentir mayor bienestar.

Así de sencillos como lucen, los hábitos pueden ser un componente vital a la hora de sentir mayor felicidad. Lo importante es pasar a la acción, organizar actividades diarias de manera más eficiente, poner en práctica los ejercicios que encontraran en la web para aprender a ser un optimista inteligente, saber que con la práctica pueden adquirir una manera de pensar diferente y simplemente ser consistentes.

¿Qué nuevos hábitos consideran importantes practicar para incrementar su bienestar?

27056130/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com