Archivo de etiquetas| comunicación

Si quieres ser exitoso en tus vínculos, esto es lo que necesitas

Tú tienes distintas maneras de comunicarte y hoy quiero mostrarte cuáles son las clásicas para poder descubrir la que te ayudará a fortalecer tus relaciones.

 

Uncomunicacion-activo-contructivaa buena comunicación se convierte en tu mejor aliada a la hora de cultivar relaciones positivas. Tus vínculos son una fuente de bienestar y felicidad, por lo tanto debes trabajar en ellos, ampliarlos y cuidarlos.

Activa destructiva: este tipo de respuestas apuntan a comprender lo que tu interlocutor te está transmitiendo, pero le agregas un tinte negativo: así que te ascendieron, todas las responsabilidades que tendrás ahora, qué agotador. 

Pasivo  constructiva:  es una respuesta fría, carente de entusiasmo. Es como decir qué bueno, en un tono sin emoción.

Pasivo destructiva: la persona ignora por completo lo que la otra acaba de comentar, además de cambiar el tema de conversación y continuar hablando de un tópico completamente distinto.

Por último, la más sana de todas las respuestas y la cual alentamos a probar en Psicología Positiva es la:

Activo constructiva: Esta respuesta es entusiasta y demuestra un interés genuino hacia lo que la otra persona nos está compartiendo. Además de la emoción que demuestras, querrás hacer más preguntas y si es una buena noticia hasta celebrarás con tu interlocutor.

Cuando te cuentan una historia, en cualquier ámbito de tu vida, deberías responder de acuerdo a este modelo.

Al compartir las cosas buenas que te ocurren estás capitalizando tus experiencias y ampliando un efecto positivo en ti. Sin embargo, tu felicidad puede verse truncada si te encuentras con una respuesta sin alegría ni entusiasmo, o peor aún, ignoran tu comentario.

Los intercambios positivos son los responsables de afianzar nuestras relaciones, comunicarnos desde el interés, la escucha atenta y el respeto, es lo que hace que los vínculos se nutran y crezcan.

Si tu interlocutor se alegra por tu noticia y a la vez tu muestras alegría por lo que él comparte, ambos estarán compartiendo un momento de resonancia positiva y podrán disfrutar del evento feliz, mientras el bienestar de ambos se incrementa.

Cada vez que te olvidas de responder una manera activa constructiva, estás perdiendo la oportunidad de hacer crecer tu vínculo. A veces la envidia o los celos podrían interferir en estos momentos de mostrar algarabía, pero recuerda que si las personas que amamos son felices, nosotros también lo seremos.

Te invito a estar atento a reconocer cuál estilo de respuesta eliges en tus interacciones sociales. Prueba con el más positivo y verás cómo el mundo te sonríe más.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Anuncios

Hablar solos…¿es de locos?

hablarse

A menudo vemos en la calle personas murmurando,  o incluso nos descubrimos a nosotros mismos hablándonos en voz alta en diversas situaciones. ¿Es esto tan anormal como creemos? ¿Y si en realidad fuera beneficioso? Veamos que nos dicen los psicólogos al respecto.

 

Hablarse a uno mismo pareciera tener múltiples beneficios, te ayuda a sentirte más motivado, a relajarte y a mejorar tu fuerza de voluntad. Cuando te hables a ti mismo debes usar frases como por ejemplo “tú puedes hacerlo, tú estás haciendo un buen progreso, tú mereces salvar ese examen”, etc. La utilización del TU resulta ser mucho más eficaz que decir YO.

¿Qué se esconde tras el TU? Resulta que cuando te hablas utilizando este pronombre estás recordando situaciones donde alguien de tu entorno te estaba brindando su apoyo y por lo tanto al también hablarte así, te conectas con esas emociones positivas del pasado.

El TU te permite tener una mayor perspectiva de las situaciones, en algún punto te permite distanciarte emocionalmente lo suficiente como para poder ser más racional y calmarte más.

El hablarte a ti mismo te brinda apoyo social, incluso aunque no tengas a nadie a tu alrededor.

El hablarte a ti mismo resulta ser mucho más eficiente que las frases que buscas internet y que las afirmaciones, porque cuando te hablas sabes qué es lo que necesitas escuchar para sentirte mejor.

Si te sientes intimidado de andar por el mundo hablándote a ti mismo, también puedes intentar escribirte, dejarte notas y consejos alrededor de la casa, en tu escritorio, en tu agenda.

El poder de las palabras es fuerte y no temas utilizarlo a tu favor. No es cosa de locos hablarse a uno mismo…es cosa de sabios.

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?