El síndrome de Asperger

Hans Asperger, en el año 1944,  trabajó con la psicopatía autista, lo que más tarde se conoció como el Síndrome de Asperger. Se ubica El síndrome de Aspergerdentro de los trastornos generalizados del desarrollo, su causa exacta es desconocida, aunque se teoriza que es altamente probable que se deba a una anomalía en el cerebro. Este trastorno puede llegar a ser hereditario y su afección es más común en los varones que en las niñas.

El bebé que padece del síndrome tiene una apariencia normal y saludable, pero entre el primer y segundo mes de vida manifiesta escasa empatía y contacto ocular.

Los síntomas característicos comienzan a percibirse luego de los dos años, cuando los niños demuestran dificultad para integrarse y comunicarse con sus pares, y tienden a apegarse a las rutinas. Presentan dificultad a la hora de jugar con sus compañeros, no les agrada demasiado salir de su casa y cuando algo les emociona lo manifiestan intensamente con gritos, aplausos o saltos.

Este síndrome suele considerarse una forma de autismo de alto funcionamiento. Quienes lo padecen manifiestan cierta dificultad para interactuar a nivel social, repiten comportamientos y pueden a llegar a ser un poco bruscos con sus movimientos. Cabe destacar que ciertos sujetos pueden llegar a tener una inteligencia por encima del promedio y pueden llegar a destacarse en el área de su interés. Pueden cuidar de sí mismos.

Suelen tener ciertas obsesiones con temas diversos como música, historia, ciencia, les llama la atención un tema en particular y buscan hechos y datos acerca de eso, conversan sobre eso todo el tiempo hasta el punto de perder el interés de su interlocutor. En algunas ocasiones su discurso es repetitivo y los diálogos se centran en torno a sí mismos. Pueden también estar presentes ciertas dificultades a nivel de la escritura.

Sin querer pueden llegar a decir comentarios ofensivos y les cuesta aceptar las normas, comprender la comunicación no verbal y la ironía. Suelen interpretar literalmente aquellos que se les dice, pueden inventar palabras también.

Estas personas suelen buscar contacto social, pero sus dificultades a nivel del habla y el lenguaje pueden hacerlos víctimas de burlas o aislamiento por parte de los demás.

Su lenguaje corporal es escaso, suelen hablar en un tono monótono, les cuesta establecer un contacto visual y tienen problemas para comprender expresiones faciales, las posturas del cuerpo o los gestos de su interlocutor.

A las personas con el Síndrome de Asperger se les dificulta responder emocionalmente en interacciones sociales normales, no son muy flexibles en cuanto a sus rutinas o rituales, no son demasiado empáticos y les cuesta expresar alegría por la felicidad de otra persona.

Los niños pueden mostrar retrasos en el desarrollo motor y comportamientos físicos poco usuales como un retraso en el aprendizaje de andar en bicicleta, agarrar una pelota, torpeza al caminar.

El tratamiento tiene que ser multidisciplinario y abarcara el trabajo con un psicólogo, psiquiatra, neuropediatra, fonoaudiólogo y maestra especializada en el caso de los niños. Se busca ayudar a la persona a manejar mejor sus emociones, obsesiones y comportamientos repetitivos. Se debe hacer un entrenamiento para las habilidades sociales, terapia del lenguaje, fisioterapia para poder mejorar la destreza motora.

Los padres de estos niños deben tener mucha paciencia para poder ayudar al pequeño a resolver sus actividades del día a día. Se tiene que fomentar el contacto visual y se le debe hablar de una manera muy clara, mantener organización en el ambiente, animarlos a realizar tareas domésticas. Es preferible diagnosticar el síndrome lo antes posible para poder brindarle a la persona las herramientas necesarias.   

Las personas con Asperger puedan presentar dificultades a la hora de terminar una carrera profesional demasiado larga, aunque sí pueden adquirir un buen nivel de autonomía, podrán formar su familia e independizarse en la vida adulta. Si bien es algo crónico, con la ayuda adecuada se puede lograr una buena calidad de vida.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Anuncios

3 pensamientos en “El síndrome de Asperger

  1. Interesante. Pero cuidado con los diagnosticos, pueden hacer mucho daño, mejor evaluar con mucha paciencia, los tiempos de cada uno son diferentes, que no se hable a la ligera y se ponga de moda….

  2. SOMOS MUCHOS LOS QUE TENEMOS SINDROME DE ASPERGER, Y SI LOGRAMOS ENTENDER EMOCIONES DE OTROS, ES POR QUE NOS HA COSTADO Y NO LO HACEMOS TAN BIEN. NO ES VERDAD QUE UNO CON SINDROME DE ASPERGER NO PUEDA HACER VARIAS COSAS A LA VEZ. LO QUE ES COMPLICADO PARA NOSOTROS ES POR EJEMPLO TRATAR DE CONCENTRARNOS EN ELGO QUE NO NOS GUSTA, O TRATAR CON PERSONAS QUE SABEMOS SE QUIEREN APROVECHAR DE NUESTRA “INOCENCIA”

  3. Me parece muy bueno difundir sobre estos temas que agarran desprevenidos a los padres…hasta que les pasa y se dan cuenta que su niño tiene algún problema…y es muy bueno también saber, que diagnosticados correctamente, y con el apoyo multidisciplinario y famliar, salen adelante y se independizan!!! Da mucha eperanza saberlo y es un aliciente para seguir apoyándolos a insertarse social y laboralmente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s