Archivo | octubre 2, 2018

No te hagas la cabeza al reverendo pepino

Hoy te quiero contar una anécdota real que me ocurrió hace unos días

Uno de mis defectos (¿o virtudes?) Es que suelo ser demasiado auténtica, ya sea en el plano personal como profesional, y con aquellos consultantes con quienes tengo más confianza suelo ser demasiado Mariana.

mujer-con-pensamientos-negativos

Por fuera de la consulta suelo escribir a mis consultantes por WhatsApp cuando están atravesando alguna crisis, considero que es un buen medio para estar en contacto entre sesiones cuando hay cosas intensas sobre las cuales trabajar.

Ante un comentario negativo de un consultante, le respondí con toda la naturalidad y síntesis del planeta tierra, “no te hagas la cabeza al reverendo pepino”, para mis lectores que no son de Uruguay esta frase quiere decir básicamente que no te tortures en vano.

Y claro…de pronto dicho así no se entiende demasiado todo lo que esa simple frase trae consigo. Así que mientras estaba en la facultad antes de entrar a mi clase de Maestría, envíe un audio con mi voz de psicóloga explicando todo lo que quise decir.

Los pensamientos negativos son irracionales, nos hacen daño, no aportan y además nos crean emociones pesimistas que nos estancan. Si tienes pensamientos que son dañinos y además te hacen sufrir, todo esto es sin sentido.

Los pensamientos negativos son los que siempre te meterán en líos, ya sea porque malinterpretas una situación, porque te castigas sin motivo real, porque desgarras tu autoestima con frases terribles. Si tan solo fueras consciente de todo los problemas que surgen porque asumes cosas que no son ciertas en lo más mínimo.

 

Dicho de esta manera, mi consultante me entendió a la perfección.

 

Así que toma el control de tu mente, comienza a construir un dialogo interno optimista y por favor, no te hagas la cabeza al reverendo pepino.

 

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Anuncios