Los secretos de las parejas felices

pareja-feliz

Las parejas felices ejecutan ciertos hábitos para incrementar su bienestar emocional, ¿te gustaría saber cuáles son?

 

Las parejas felices se comunican abiertamente y no suelen evitar el conflicto. Contrario a la creencia popular, las parejas que jamás discuten no son tan saludables como uno podría pensar.

Los conflictos en las relaciones humanas son inevitables, pero para poder transitarlos de una manera eficiente la comunicación es fundamental. Y cuando las parejas felices se comunican lo hacen prestando verdadera atención al otro, sin distracciones, escuchando con amor y paciencia lo que el otro tiene para compartir.

Son amables. Aunque suene algo inusual, muchas personas son más amables con los extraños que con las personas que quieren. Jamás debes olvidarte de tratar con cariño y respeto a quienes amas, decir gracias, por favor, y estar dispuesto a hacer pequeñas atenciones como lo harías con un invitado, harán la convivencia más fluida.

Las vacaciones son momentos perfectos para revitalizar la pareja, pero no solamente las escapadas románticas tienen sus beneficios, sino también el viajar solos sería algo bueno. Cuando viajas solo tienes nuevas experiencias, conoces nuevas personas e incluso puede ser una experiencia de auto descubrimiento, todo esto más el extrañar a tu amado hará que el reencuentro sea más intenso y tengas nuevas cosas que compartir.

La capacidad de jugar es algo que ningún adulto, y en especial, ninguna pareja, debería perder. Cuando nos reímos a carcajadas experimentamos un estallido de endorfinas y nuestro sistema inmunológico se potencia.

Las parejas felices comen juntas. Poder establecer una rutina de almuerzo o cena juntos es la oportunidad perfecta para compartir un momento de charla y conexión.

Las parejas felices son compañeras y no solamente están presentes en los momentos difíciles sino que también son compañeras en las tareas de la casa. Ayudar a tu pareja con la cocina o la limpieza cuando ella o él llegan más tarde a casa también es un acto de amor. Propiciar mimos y cuidados cuando el otro está enfermo, es otra consideración que las parejas felices tienen.

Las parejas felices tratan de no acostarse enojados. Como te comentaba, los conflictos en una relación son inevitables, sin embargo, hasta para discutir debes seguir ciertos lineamientos para que las cosas no se salgan de control. Cuando están enojados, pueden decidir discutir en otro momento, ya sea más tarde o al día siguiente. Al poder reflexionar sobre la discusión estarán más tranquilos y no tan implicados emocionalmente para lograr así hablar con más claridad y objetividad.

Otro punto muy importante, es que las parejas felices son tolerantes con el cuerpo del otro. Cuando pasas demasiados años con una persona el cambio físico estará presente, tal vez tu pareja ya no posea el cuerpo de ensueño de la juventud, pero eso no quiere decir que no puedas apreciar su belleza y hacerle saber al otro que aún te resulta atractivo a pesar de la pancita, la calva o las canas.

¿Y cuáles son tus secretos para ser feliz en pareja?

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

 

 

Lo que tú puedes hacer por tu cerebro

Nuestro cerebro está entrenado para focalizarse más en lo negativo que en lo positivo, pero con estos consejos podemos revertir esta situación.

 

El cerebro es adaptable, aprende de nuestras experiencias y gracias a ese aprendizaje puedes moldearlo para tu beneficio. Él está constantemente buscando malas noticias y se focaliza en ellas casi obsesivamente, esto cumple una función evolutiva para protegerte. Claro está que a veces esto se va de las manos y lo que en principio parece algo bueno termina siendo una fuente de inagotable pesimismo que te hace daño.

cerebroPara comenzar a contrarrestar esto, debes a propósito enfocarte en lo bueno, existen muchas cosas en tu vida grandiosas, el asunto es que no estás acostumbrado a quedarte pensando en ellas.

Si dedicaras tanto empeño en recordar y saborear lo bueno como haces con lo negativo, sin duda te sentirías más feliz.

Permitirte disfrutar los buenos momentos y focalizarte en los mismos por varios segundos prepara el cerebro para que seas más feliz. Si no te detienes en las cosas buenas, no les brindas el tiempo para que se afiancen y van perdiendo poder, no pasan a formar parte de tu memoria a largo plazo.

Preparar tu cerebro para absorber lo bueno es un proceso que requiere de práctica y constancia, debes pasar tiempo y obsesionarte con lo positivo para poder realmente adquirirlo.

Practicar el agradecimiento y el asombro por las cosas bonitas que te suceden, ayuda a incrementar tu estado de gratitud y por lo tanto te ayuda a ser más optimista.

Cuando tu mente te fuerce a obsesionarte en algo negativo debes aceptarlo, pero trata de inmediato prestar atención a encontrar una solución, intenta discernir qué puedes controlar y qué no de esa situación.

La felicidad es algo que por lo que vale la pena luchar, debemos aprender a sentirla plenamente para brindarle una riqueza emocional positiva a nuestra vida

¿Estás preparado para convertir a tu cerebro en uno más feliz?

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Invitación: Chicos en Positivo

children

Te invitamos a participar de una charla gratuita para conocer un programa único e innovador basado en las últimas investigaciones de Psicología Positiva, los aportes del Mindfulness y los beneficios del Yoga.

Destinado a niños de entre 5 y 8 años de edad su objetivo es brindar herramientas científicamente comprobadas para que tus hijos logren:

• Incrementar su optimismo
• Aprender a manejar la ansiedad de su edad
• Canalizar favorablemente su energía
• Conectarse con su cuerpo
• Mejorar la concentración y atención
• Cultivar una autoestima saludable
• Mejorar el relacionamiento con su entorno
• Manejar los miedos

Día: 17 de marzo

Horario: 19:00

Dirección: Oscar Diego Gestido 2587 esq Brito del Pino (Centro Psicología Positiva Uruguay)
Inscripciones via mariana.alvez@psicologiapositiva.com.uy