Potenciando nuestro bienestar en el trabajo

felicidad trabajoMuchas veces nos vemos presionados a dar lo mejor de nosotros en el trabajo, en ciertas ocasiones las presiones son externas aunque en muchas otras somos nosotros los autores de las mismas. Estar motivados y trabajar de manera responsable y apasionada sin duda es vital, aunque sin las medidas adecuadas podemos desgastarnos demasiado pronto. Si nos empujamos hasta el límite lo que vamos a lograr es simplemente dejar de ser efectivos, sin el relax adecuado, sin las vacaciones, sin los descansos no podemos funcionar correctamente. Así que aquí el primer punto a tomar en consideración, descansar, jugar y divertirnos, las responsabilidades hay que cumplirlas, sin olvidarnos del tiempo para el sano disfrute. Si nos “quemamos” en el trabajo, ese cansancio y frustración será traslado al resto de nuestros ámbitos.

Empleados, jefes, managers, cualquiera sea nuestro rol, debemos contagiarnos de bienestar. Se ha comprobado que una organización feliz tiene mejores niveles de productividad, ganancias, creatividad, mejor retención del personal y sobre todo clientes satisfechos y leales.

Tenemos que ser cuidadosos a la hora de alimentarnos, cuánto dormimos, cuánto tiempo le dedicamos a las actividades de recreación, al tiempo a solas, al tiempo con amigos y con nuestros vínculos. Es recomendable que luego de períodos de arduo trabajo podamos involucrarnos en períodos de descanso y recuperación.

Nuestro desempeño laboral está positivamente influenciado por ciertas motivaciones internas como por ejemplo las relaciones laborales fuertes, la sensación de control sobre nuestra actividad laboral, estar habilitados a ser nosotros mismos.

Investigaciones han arrojado que los emprendedores son el grupo más feliz en el ámbito laboral ya que tienen la oportunidad de tomar decisiones que los ponen a cargo de su trabajo y además progresan día a día al tener autonomía y aprender nuevas estrategias o conocimientos relacionados con su campo de trabajo. Para aquellas personas que no son emprendedoras se les recomienda que dentro de su rol de trabajo intenten crear más elementos autónomos, quizás promover ideas, compartir nuevas visiones.

Amar lo que hacemos, potenciar quienes somos, trabajar duro y descansar. Busquemos el equilibrio sin desgastarnos, una mente sana necesita relajarse y no presionarse constantemente.

Trabajemos activamente para que nuestras organizaciones promuevan el bienestar tan necesario para que todos los involucrados puedan ganar. Y tú, ¿eres feliz en tu trabajo? ¿Cuidas de ti mismo?

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Síndrome de nido vacío

nido vacíoEste síndrome hace alusión al sentimiento de vacío, abandono y tristeza que experimentan los padres cuando sus hijos han crecido y se han marchado del hogar.

Los padres sienten mucha tristeza, aburrimiento, sienten que no son útiles y no tienen nada para hacer, pueden llegar a llorar, no pueden dejar de recordar cuando sus hijos eran pequeños, no le encuentran un propósito a su vida, tienen la creencia de que jamás volverán a ser tan felices como cuando sus hijos estaban en la casa. También es frecuente que se presenten problemas para dormir y dolores en el cuerpo. Los padres deben ser concientes que están experimentando una pérdida y que deben otorgarse un tiempo prudencial para reponerse.

Para comenzar a superar esta sensación de pérdida lo recomendable sería comenzar a tener una nueva perspectiva de la situación a la cual se están enfrentando. Comenzar a trabajar en el bienestar de la pareja, nutrir el vínculo con los hijos de una manera diferente, saber que se tiene tiempo ahora para cumplir algún antiguo proyecto que se ha estado posponiendo.

Es un buen momento para volver a conectarse con la pareja, ciertas relaciones se deterioran con la llegada de los hijos ya que generan nuevas tensiones, quizás se podría cultivar nuevamente esa relación de pareja que ha quedado estancada.

Enfocarse en generar emociones positivas, es un buen momento para buscar activamente situaciones donde podamos generar alegría, buen humor, gratitud por esta nueva etapa, interés por nuevas actividades.

Este momento también puede ser una oportunidad para realizar actividades nuevas como involucrarse en cursos de arte en sus diversas expresiones, hacer ejercicio, cuidarse en todo nivel, tanto físico como mental.

Como padres es muy saludable que la independencia de los hijos sea apoyada e incluso alentada, se deben respetar los espacios individuales del otro, no llamar demasiado, no caer de visita sin avisar, evitar el control.

Esta nueva etapa hay que transitarla con amor, con respeto y con paciencia. Los cambios son naturales, esperables y también hermosos, son el reflejo de nuestra madurez vital, con cada ciclo que culmina uno nuevo comienza y deberíamos evitar pensar en lo que estamos perdiendo y concentrarnos en lo que estamos ganando en esta nueva etapa.

 

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com