Archivo | noviembre 2011

La influencia positiva de la imaginación

La imaginación es una herramienta muy poderosa que utilizada de la manera correcta puede brindarnos felicidad. La imaginación teLa influencia positiva de la imaginación permite ver las problemáticas, las situaciones, desde varias perspectivas, no necesariamente las peores, sino varias formas de interpretación que pueden jugar a nuestro favor.

Primero debemos callar las voces del afuera y comenzar a escucharnos, ¿qué es lo que realmente necesitamos para mejorar determinado aspecto, qué es lo realmente importante, qué es lo que brinda significado y alegría a nuestra existencia? Solamente quédate con las respuestas honestas, no lo que los demás esperan y quieren de ti, lo que tú, solamente tú deseas es lo que importa ya que nadie puede vivir la vida por ti, eres el diseñador de tu propio destino, incluso aunque tengas pocas opciones, siempre hay opciones y eso te permite cambiar las cosas a tu conveniencia.

Cuando sepas cuál es tu camino, piensa en la última experiencia positiva que tuviste, intenta recordarla con sumo detalle, las cosas que veías, la temperatura del ambiente, los sonidos, el aroma. Estar en un estado de gratitud y alegría despeja la mente además de hacerte sentir bien.

Si queremos mejorar nuestro bienestar y el concepto de nosotros mismos necesitamos de múltiples perspectivas para construir mejores experiencias. La imaginación, el recuerdo, los juegos de la mente están a tu alcance para mejorar tu estado emocional, para proporcionarte una interpretación más positiva de tus experiencias, para quitarle lo oscuro al pasado.

Utiliza tu imaginación, tu creatividad, para generar vivencias distintas. Si por ejemplo estás ante el problema de generar más ingresos, puedes recurrir a tus talentos para comenzar a materializar otras vías. Si piensas cuál es la mejor manera de perder peso, hazlo de acuerdo a tus propios tiempos y no repitas lo mismo de siempre, si las dietas estrictas no te han funcionado, intenta hacer algo acorde a tus gustos y tus propios límites.

Muchas veces al intentar seguir el camino de otros vamos perdiendo nuestros propios pasos, tenemos que entender que en nuestra complejidad se encuentra la sutil diferencia que nos hace únicos y por lo cual determinadas acciones ajenas  no serán necesariamente las mejores para nosotros. Sé autentico y entra en contacto con lo que realmente quieres, piensa cuáles son las mejores estrategias para ti, no para los otros, las que pueden funcionar contigo y tu modo de ser y pensar.

La imaginación te permitirá encontrar tu rumbo, atrévete a jugar y a mejorar tu calidad de vida en general, no hay nada que perder y sí mucho por ganar.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

Los hombres que aman demasiado

Los hombres que aman demasiado

La dependencia emocional es un mal que no solamente aqueja a las mujeres, sino que también, cada vez más, podemos observarlo en el ámbito masculino. Quizás pase más desapercibido ya que ellos intentan esconder sus necesidades, sus sentimientos porque socioculturalmente los hombres deben ser fuertes y casi carentes de emociones, está mal visto que las expresen, como si esto fuera un pecado mortal.

La dependencia emocional es el apego afectivo exacerbado que se puede desarrollar hacia una pareja, la persona cree que no puede vivir sin el otro. El depender emocionalmente de otro está asociado con las experiencias de la niñez, ya sea por una carencia afectiva importante por parte de los padres o por una sobreprotección exagerada que crea adultos inseguros en el futuro. En algunos casos donde la madre es una figura autoritaria y controladora es muy probable que la relación futura con ella sea cada vez más destructiva y se repita este patrón con las parejas que se tengan. Los dependientes emocionales se sienten incapaces de afrontar la vida sin ayuda ajena, lo que los hará buscar incesantemente la contención y aprobación de los demás.

Esta clase de dependencia comparte las mismas características que cualquier otro tipo de adicción. Todo comienza con un intenso placer cuando estamos junto al otro, de manera tal que cada vez más vamos a querer compartir tiempo con esa persona y si ella no estuviera sentimos el síndrome de abstinencia, el cual puede ser muy doloroso cuando la pareja ya no está presente.

Las consecuencias de la dependencia emocional incluyen que el sujeto pierda el control de su propia vida intentando vivir solamente en función del otro. Alimenta aún más su inseguridad, ya que el hombre cree que no es un individuo válido si su pareja no está presente. Estas actitudes pueden generar problemas en el ámbito laboral y social, estar distraído, desganado, no darle importancia a los amigos ni a la familia, solamente a la persona que necesita. Existe mucha manipulación debido a la búsqueda incesante de controlar al otro para que no lo deje o lo siga queriendo por siempre. Existen miedos como el de no ser querido, el miedo a la pérdida, una fuerte dificultad para dejar ir esos vínculos por más problemáticos que sean.

Un hombre dependiente emocionalmente va a sufrir celos si la pareja intenta alejarse o establecer ciertos límites y en algunos casos extremos estos celos pueden ser motivo de actos de violencia. Existe un riesgo importante de que la dependencia emocional masculina lleve al maltrato además de que muchos hombres maltratadores buscan mujeres dependientes ya que son fácilmente manipulables. El apego es castrador, enfermizo, degrada al otro, genera depresión, agota.

Los hombres dependientes necesitan constantemente una confirmación del amor del otro, alabanzas en sus tareas diarias. Necesitan saber dónde se encuentra su pareja, qué hace. Existe una alta cuota de narcicismo en ellos.

El tratamiento es psicológico, hay que trabajar arduamente en el auto control de la persona, dejar atrás los esquemas de elección de pareja negativos, la persona debe ser autonóma (que pueda hacerse cargo de sí misma).

Nadie ni nada puede ser tan importante como para que tu vida entera dependa de esa persona. El amor es más que el simple deseo y la necesidad.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

El trastorno narcisista de la personalidad

El trastorno narcisista de la personalidadQuienes padecen el trastorno narcisista de la personalidad se caracterizan por su creencia desmedida de grandiosidad, una necesidad hambrienta y eterna de admiración, poseen dificultades a la hora de conectarse emocionalmente con los demás, lo que los hace mostrarse fríos e insensible hacia las necesidades y sentimientos ajenos.

Las personas que viven este trastorno, al igual que el resto de los trastornos de la personalidad, rara vez consultan por lo que les sucede en sí, sino porque a veces los familiares los conducen a terapia o ellos consultan motivados por otras cosas más allá de su problemática.

Los narcisistas tienen un elevado sentido de auto importancia, el cual se manifiesta mediante la exageración de sus logros y capacidades. Siempre están a la espera de ser reconocidos por los demás como superiores en todo lo que hacen, esperan admiración. Al sobrevalorarse, devalúan al resto de los mortales. Se pierden en fantasías de éxito, poder, belleza. Se consideran seres especiales y únicos que buscarán relacionarse únicamente con personas que estén a su altura, lo que también los conduce a ser pretenciosos en cuanto a su trato, esperan de los otros que los traten de acuerdo a sus exageradas expectativas.

Son seductores, manipuladores, los demás son un medio para un fin. Consideran que los demás lo envidian por ser tan maravilloso. Su autoestima es muy frágil, por eso son tan sensibles a la crítica reaccionando muchas veces de manera iracunda, tienen baja tolerancia a la frustración. Niegan en absoluto sus defectos y limitaciones.

Quienes los rodean se cansan rápidamente de sus caprichos lo que lleva a desgastar sus relaciones sociales.

Los pacientes con este trastorno también pueden padecer un trastorno depresivo mayor, trastorno distímico y abuso de sustancias.

El tratamiento psicológico buscará que el paciente mantenga su cohesión interna, se trabajará con sus imagos parentales. Se buscará generar empatía en la persona, comportamientos más adecuados para poder fluir mejor en sus relaciones. Se debe fijarle límites al consultante y enfrentarlo con la realidad, alejándolo de su grandiosidad. El tiempo y la paciencia son claves para el tratamiento.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com

El poder está en ti

El Creador quiso esconder de los humanos algo importante  hasta que realmenteEl poder está en ti estuvieran preparados para verlo. Buscando ayuda, reunió a todas las criaturas de la tierra para debatir dónde sería el mejor lugar para esconder algo tan preciado.

El águila dijo: “Entregámelo a mí y lo esconderé en la montaña más alta” A lo cual el Creador respondió: “No, un día la humanidad conquistará las montañas y lo encontrarán”

El salmón dijo: “ Déjamelo a mí que lo esconderé en las profundidades del mar” A lo cual el Creador respondió: “No, porque los humanos son exploradores y un día irán al mar también”

El búfalo quiso enterrarlo en la tierra, pero el Creador sabía que éste también podría convertirse en un escondite que podría ser descubierto fácilmente.

Las ideas se estaban acabando, hasta que de pronto habló el topo: “¿Por qué no lo esconde, oh gran Creador, dentro de sí mismos? Seguramente será el último lugar dónde busquen”

El Creador sonrío y respondió “Que así sea entonces”

Muchas veces perdemos el tiempo dependiendo de personas, de situaciones, siempre entregando nuestro poder a los demás cuando está dentro de nosotros mismos. Los demás pueden ser una compañía, una guía, pero jamás nuestros salvadores, eso te corresponde únicamente a tí. Busca dentro de tí mismo y desata ese maravilloso poder que está al alcance de tus manos.

27077699/098165994

Lic. en Psicología Mariana Alvez marianaalvezg@gmail.com