Archivo | enero 5, 2010

Intención en acción

¿Realmente cumplimos  nuestras metas? Cada vez que comienza el año, nosotros estamos llenos de energía y esperanza en cuanto a todo lo que vamos a lograr. Usualmente nos quejamos del año que pasó porque no ha traído demasiados cambios y abocamos nuestras plegarias al nuevo comienzo. Sin embargo, la magia inicial poco a poco se desvanece y antes de que podamos siquiera recordar nuestras propias promesas, nos vemos involucrados en los pasos anteriores que nos conducirán exactamente al mismo lugar. Y el año que viene la historia se repetirá, nos estaremos quejando del 2010 y prometiéndonos que el 2011 será cuando realmente todas las piezas de nuestro mágico puzzle  finalmente encajen.

¿Qué podemos hacer para quebrar este círculo vicioso? Primero tener en claro lo que queremos. Compra una agenda o un cuaderno y dedícale unas páginas a cuáles son tus metas. Recuerda que éstas deben ser específicas como “quiero salvar el examen de biología”. Una vez que ya lo tengas, divide las páginas en secciones diarias, anotando qué fue lo que hiciste hoy (no importa cuan grande o pequeño) para estar más cerca de tus sueños. Cada día debes releer tus metas y dedicarle al menos unos minutos a acercarte a ese sueño, debes mantenerlo fresco en tu mente, de lo contrario la voluntad y la ilusión comienzan a desvanecerse y tus buenas intenciones no dejan de ser eso, intenciones.

Otra cosa que funciona es anotar tus metas en el pasado, por ejemplo : “ya salvé ese examen” “ya obtuve mi empleo deseado”. Imaginate que ya lo has logrado, piensa que ya estás en esa situación, concentrate en cómo te sientes, esa sensación de logro y alegría. No dediques tiempo a los obstáculos, a lo lejos que puedan parecer esos objetivos ahora, piensa que ya lo has conseguido y no dejes ir esa mentalidad que se apoderara de ti con este simple juego.

Debes hacer un compromiso contigo mismo y entiende que mereces tener todo lo que te propongas. No permitas que este año se quede sólo en el nivel de la intención, actúa ya para convertir tus sueños realidad.