Terapia de Intercambio de Roles …..¿se animan a probar?

Hosted by imgur.com

La Terapia de Intercambio de Roles es un procedimiento terapéutico aplicado a parejas, que consiste en buscar la solución de los problemas comenzando por la imitación física del otro, para conseguir así entenderlo desde su punto de vista y poder llegar más fácilmente a acuerdos. Dicha imitación, no sólo implica emular su postura y actitudes, sino que empieza por usar durante la terapia, el tipo de ropa que usa la pareja, vistiéndose como hombre las mujeres y los varones como ellas, pudiendo éstos últimos incluir no sólo pelucas sino también maquillaje. Algunos de los reconocidos terapeutas que la emplean desde hace varios años, son los psicólogos mexicanos Elizabeth Soto y José González.

Existen numerosas circunstancias, en las que no es suficiente con intentar ponerse en los zapatos del otro solamente como un ejercicio mental, sino que se hace necesario un espacio donde desde lo físico, se pueda empezar a jugar ese rol para poderlo comprender mejor. Y es justamente ahí, donde esta impactante y novedosa terapia ofrece su propuesta. Siendo destacable, el hecho de que ha logrado éxito en casos complejos como cambios radicales de actitud en esposas demasiado celosas y maridos que antes eran posesivos y dominantes, actitudes todas, que por supuesto les implicaban serios problemas en su relación conyugal.

Muchas personas ya sea a causa de ideas sumamente conservadoras, o por simple desconocimiento acerca de este tipo de terapia, al escuchar por primera vez sobre la misma temen que quienes la practiquen puedan llegar a confundirse respecto de su orientación sexual. Lo cual es absolutamente falso. Cuando se tiene una plena seguridad acerca de la identidad sexual, no hay lugar para el miedo a volverse gay.

Por tanto, cambio de roles no es cambio de sexo. Este tipo de prácticas se realizan siempre dentro de un encuadre terapéutico, con instrucciones a cargo de un profesional cuyo objetivo es crear modificaciones en el pensamiento. Ya que ese vestirse  e intentar adoptar la postura corporal del otro, es sólo para procurar ponerse mental y físicamente en su lugar.

El proceso terapéutico puede igualmente incluir de vez en cuando, un intercambio de vestimenta y actividades dentro del hogar. Un caso que considero muy ilustrativo al respecto, es el de un paciente que solía quejarse de que su esposa usaba siempre en la casa ropa deportiva. Hasta que a él le tocó cuidar a sus hijos pequeños todo el día, pudiendo entonces percatarse de cuánto pueden manchar y de lo necesaria que es una ropa que permita moverse con comodidad al atenderlos y jugar con ellos. A este mismo paciente, también acostumbraba incomodarle el hecho de que a su juicio, durante las salidas su esposa no se apresuraba al caminar cuando se lo pedía, hasta el día en que él mismo usó zapatos de taco, notando que no sólo debía hacer equilibrio sino también caminar a otra velocidad.

En esta línea, unos simples ejercicios para hacer en casa, podrían ser por un lado, si eres hombre y te resulta interesante esta temática pero no te sientes aún como para vestirte y maquillarte como tu esposa o novia, puedes por ejemplo conseguir unos zapatos de taco que te entren y caminar con ellos no menos de 15 o 20 minutos. Si ella suele depilarse con glucosa o cera, otra sugerencia podría ser que intentaras hacer lo mismo por lo menos una vez.

Si eres mujer, podrías ponerte su ropa e imitar su manera de caminar y sentarse durante un buen rato hasta que te salga lo mejor posible, quizás entonces, compartas la impresión que han tenido muchas pacientes, acerca de cuánto menos expresivos desde la postura pueden ser los hombres y cuánto menos pueden demostrar (ya que la sociedad los incita a que no lo hagan) sus sentimientos en comparación a nosotras.

Todos, tanto hombres como mujeres, tenemos una parte más sensible y pasiva que en nuestra cultura occidental es pensada como femenina, así como otra parte más agresiva y activa pensada como masculina. Lo que aprendes de tu parte femenina y tu parte masculina, así como de la combinación de ambas, no perjudica en nada la vida sexual, sino todo lo contrario. A muchos pacientes que además eran padres, les significó también cambios muy positivos en el relacionamiento con sus hijos.

Cuando la pareja está fuera del consultorio, durante su vida cotidiana, existe un enriquecimiento en todo sentido. Ello se debe, a que ambos cambian su forma de ver la vida ampliando su perspectiva en las distintas situaciones, siéndoles posible entonces, contemplarlas desde más de un punto de vista.

Podemos siempre que estemos dispuestos a hacerlo, abrir más nuestra mente y comprender que nuestra capacidad como seres humanos es más grande que las ideas que nos inculcan desde pequeños. Sólo es necesario tener un deseo genuino de cambiar y progresar. Recuerda que eres feliz en la medida en que tú mismo te procures la felicidad. Una vez que te hayas decidido a cambiar, pronto verás que tu círculo más cercano de personas tendrá actitudes más agradables y colaboradoras para contigo, lo cual no será nada más que una simple respuesta a tu cambio de actitud.

Existen diversos caminos a tomar para solucionar los problemas, éste es sólo uno de ellos, cuantas más vías conozcamos menos limitados estaremos a la hora de solicitar ayuda profesional.  Asimismo, es necesario tener en cuenta que como sujetos, no somos un simple rol ni andamos por la vida como si fuésemos permanentes actores. Ningún ser humano es un mero papel a ser interpretado, sino que todos somos personas multifacéticas que necesitamos querernos en todas nuestras dimensiones.

About these ads

5 pensamientos en “Terapia de Intercambio de Roles …..¿se animan a probar?

  1. Hola Mariana, me da mucho gusto saludarte, esperando me sigas enviando tus temas tan interesantes, y motivadores para mi vida y la de todos los que vemos tu blog. No se si en Mexico se escuche esa estacion de radio para escucharte, me daria mucho gusto.Gracias.

  2. Pingback: Pautas para manejar conflictos « Psicología Positiva, es hora de cambiar tu vida

  3. hola soy un hombre de 39 años, y con mis parejas eh practicado los cambios de roles sexuales, me encanta que mi señora me penetre. nunca me eh animado a ser penetrado por otro hombre, Mi duda es sere un gay reprimido? que devo hacer ?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s