¿Por qué no nos escuchamos?

Por que no escuchamos
Somos los mejores dando consejos, siempre tenemos una respuesta para todo, ayudamos a nuestros amigos cada vez que ellos nos necesitan, la gente acude a nosotros porque saben que tendremos una solución. Sí, somos muy sabios, muy sabios con los demás…Pero cuando llega el momento de la verdad, cuando es hora de hacer caso a nuestro propio conocimiento, es cuando todo falla.

Es más sencillo ver los defectos de los demás que los propios. Incluso a veces nos disgustan determinadas características de los otros, ya que inconcientemente identificamos en los demás lo que aborrecemos de nosotros mismos, lo que puede conducirnos a detestar o adorar a alguien con tan sólo pocos minutos de conocerlo. Entonces, si es más sencillo ver lo equivocados que están los demás, ¿por qué no podemos darnos cuenta de que nosotros hacemos lo mismo o peor?

Hay una resistencia de nuestra parte a reconocer que algo está mal, no queremos sucumbir a la debilidad y tendemos a tapar con un dedo lo que es tan obvio. Cuando tenemos un problema somos los últimos en reconocerlo. Se produce una herida narcicista, una herida a nuestro amor propio cuando comprendemos que no somos tan geniales como nos habíamos creído, nosotros también nos equivocamos a pesar de querer creer lo contrario. Y no tiene nada de malo, después de todo la vida es una sucesión de experiencias, de las cuales se aprenden cosas, cosas que pueden ayudarnos tanto a nosotros como a los demás y es de aquí donde proviene nuestra noble sabiduría.

Si tenemos las herramientas, la sapiencia, ¿por qué escogemos no escucharnos? ¿Se imaginan en lo increíble que podría convertirse nuestra vida si tan sólo aprendieramos a seguir nuestros propios consejos? Las mujeres con el corazón roto que no han podido superar su propia pérdida amorosa aconsejaran a su amiga de la mejor manera para olvidar a quien la lastimó, los médicos nos dicen todo lo que debemos hacer para tener una salud envidable cuando ellos comen en exceso o fuman a nuestras espaldas, los padres cuidan celosamente a sus hijos y les aconsejan no hacer nada de todo lo que ellos hicieron cuando tenían la misma edad. ¿Es acaso esto hipocresía? No, en realidad, preferimos no escucharnos porque a pesar de tener el conocimiento, nos es difícil aplicarlo. Esperamos que los demás sigan fielmente nuestras palabras cuando nosotros no podemos poner en práctica lo que creemos. Existe un deseo oculto de ayudar a los demás, porque quizás en el proceso podemos ayudar a nuestro propio ser.

Tenemos que aprender a hacernos cargo de lo que nos sucede. Tenemos que tener la humildad suficiente para reconocer cuando algo no está bien en nuestra vida, debemos aprender que no somos omnipotentes y que no tiene nada de malo pedir ayuda. Cuando se trata de la salud tanto física como mental las personas tienden a minimizar lo que ocurre y genera mucha resistencia acudir a un profesional, primero porque se tiene que reconocer que algo no está tan bien como pensabamos y segundo, las personas tienen una serie de fantasías con respecto a la terapia, a la consulta médica.

Lo irónico del asunto, es que comenzamos a escucharnos cuando alguien de afuera nos dice que debemos hacerlo, miramos cuidadosamente nuestra vida y apreciamos lo que tenemos cuando alguien nos da un empujón. Muchas veces necesitamos de un otro que nos diga exactamente lo que ya sabemos. Sigamos nuestros propios consejos, explotemos al máximo ese conocimiento ganado con cada día, podemos ser nuestros propios maestros si tan sólo nos lo permitimos. Y es cierto, los cambios requieren esfuerzo y perseverancia, piensen en el esfuerzo como en una inversión. Una vez que nos decidimos a explotar el tiempo, la paciencia, la fuerza, esto se convertirá en un hábito en nosotros, en algo tan natural como respirar y es ahí cuando podremos ver el fruto de lo que hemos ido construyendo de a poco. Aprendamos a escuchar nuestra voz interior, después de todo es la que en verdad sabe qué es lo mejor para cada uno.

About these ads

2 pensamientos en “¿Por qué no nos escuchamos?

  1. Absolutamente cierto todo lo que expresás. Yo soy un caso típico de persona consultada, porque me cuentan cosas terribles y yo minimizo todo para convencer de que nada es grave y de que las personas tienen las herramientas para defenderse. Pero conmigo misma o soy impiadosa y me destrozo, o exactamente lo contrario, osea, no veo nada malo…Me cuesta mucho conseguir el equilibrio, cuando las personas me ven serena y equilibrada. No hay nada que me moleste más, que los demás vean cosas de mí que yo no veo, sobre todo cosas malas.
    Un abrazo

  2. ¿por que me cuesta asimilar las cosas que me dicen, por momentos me siento tonta, imbécil, incapaz de comprender cosas simples, no logro recordar cosas simples, pasos….palabras…
    Esto es normal?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s